miércoles, 27 mayo 2020
16:09
, última actualización
Flamenco

Pastora y la edad de oro de la depre

Anoche me aburrió soberanamente con ‘La edad de oro’. Más que la edad de oro del baile, parecía la de la depresión, con tanto negro por todas partes...

Manuel Bohórquez @BohorquezCas /
04 mar 2020 / 08:36 h - Actualizado: 04 mar 2020 / 10:15 h.
"Flamenco","Teatro Central","Flamenco Viene del Sur"
  • Pastora Galván en el Teatro Central. / Jesús Barrera
    Pastora Galván en el Teatro Central. / Jesús Barrera
  • Pastora Galván en el Teatro Central. / Jesús Barrera
    Pastora Galván en el Teatro Central. / Jesús Barrera

Cuando vi bailar la primera vez a Pastora Galván de los Reyes, la bailaora sevillana, enseguida me dije: “Sevilla y el flamenco tienen a otra Pastora”, por la Niña de los Peines y Pastora Imperio. Anoche me aburrió soberanamente con La edad de oro, la obra que montó su hermano, el bailaor y coreógrafo Israel Galván, hace ya dieciocho años. Más que la edad de oro del baile, parecía la de la depresión, con tanto negro por todas partes, una puesta en escena tan anodina y todo tan serio, hasta lo festero. Sé que es la tendencia, pero alguna vez habrá que acabar con tanto negro en el baile. Hemos pasado de los decorados luminosos con macetas de geranio en rejas verdes y fachadas encaladas, del franquismo, de cuando Fraga, a decorados que parecen creados por sepultureros de pueblo. Trajes de baile negros, escenarios oscuros y cantaores y guitarristas vestidos de negro. El baile es también luz y Pastora podría dejar vez su guapura sevillana de vez en cuando, con su pelo recogido y una caída de ojos que hubiera vuelto majara a Silverio o El Burrero. La veo bailar y me la imagino en un café cantante decimonónico con mesas de madera llenas de cañas de manzanilla y a Juan Lafita haciéndole un apunte a carboncillo, como le solía hacer a La Carbonera o La Sordita. Es la más flamenca de todas, pero no acabo de verla entre los desechos coreográficos de su hermano. Y conste que La edad de oro, la obra de anoche en el Teatro Central, tiene cosas de interés, y que es un espectáculo ya muy rodado, tanto que lo ha hecho suyo. La caña, los tangos, los fandanguillos de los montes malagueños, el fandango natural, las soleares y los pregones tuvieron detalles de interés por su parte, pero era todo un poco de laboratorio, frío, mecánico. Un flamenco algo encorsetado, si me lo permite la gran bailaora, a la que le cantó bien José Valencia y le tocó la guitarra de maravilla el malagueño Juan Requena. Eché de menos esa frescura que me enamoró de Pastora hace muchos años. Y, por cierto, un público algo más puesto, que estábamos en Sevilla, al lado de donde Tomás Pavón y Pepe Torres pescaban barbos por soleá.

La ficha

Ciclo Flamenco Viene del Sur. Teatro Central. La edad de oro. Bailaora: Pastora Galván. Cantaor: José Valencia. Guitarrista: Juan Requena. Dirección artística: Pedro G. Romero. Coreografía: Israel Galván. Sevilla, 3 de marzo de 2020.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016