viernes, 22 noviembre 2019
00:01
, última actualización

Pequeñas mentiras para estar juntos: recordar el pasado, vivir el presente y disfrutarlo en compañía

09 nov 2019 / 18:03 h - Actualizado: 09 nov 2019 / 18:33 h.
  • Pequeñas mentiras para estar juntos: recordar el pasado, vivir el presente y disfrutarlo en compañía

Reencuentro (1983) de Lawrence Kasdan y Los amigos de Peter (1991) de Kenneth Branagh son dos películas iconográficas. Ambas retratan a una generación y cinematográficamente abrían el camino para la creación de un subgénero en sí mismo; ese en el que una reunión de amistades de la infancia o la universidad los juntaba con cualquier excusa pasados los cuarenta para celebrar, conmemorar, lamentar o reflexionar lo que ha sido conveniente o no de sus vidas.

Emparentado con este esquema de encuentro de amistades y mezclando en su justa medida dramas personales, comedia familiar y tragedia grupal, el director francés Guillaume Canet triunfó hace nueve años en las carteleras galas con la película Pequeñas mentiras sin importancia, éxito que repitió más tarde en su estreno en España.

Pequeñas mentiras para estar juntos, secuela de la anterior, repite el esquema y vuelve a unir al grupo de parisinos aburguesados en una casa situada cerca de la playa en el departamento de las landas francesas. Allí van a hablar, discutir y a poner de manifiesto sus bondades y miserias. La escusa esta vez es darle una sorpresa a Max en su sesenta cumpleaños y constatar que la amistad con sus más y sus menos y a pesar del paso del tiempo, sigue intacta. Han pasado años sin verse y Alex es el mismo cascarrabias de toda la vida, Marie, ya madre, no termina de adaptarse a este mundo y vive oprimida, angustiada, Eric también ha sido padre y sigue siendo el mismo vividor de siempre, Antoine pasa de la cuarentena y aún titubea, Vincent parece que ya disfruta de su capacidad de amar y Véronique, por fin, soltó amarras. Ludo, el amigo que murió tras el accidente de moto, sigue presente al igual que la sensatez del nativo Jean-Louis.

Han pasado diez años y las distancias económicas, físicas y emocionales siguen estando ahí, también la fuerza y los lazos invisibles construidos a lo largo de todo este tiempo. No se le puede negar el buen gusto y el elogio que hace del goce y el disfrute, tanto que, para sobrellevar los desaires y sinsabores de la vida, mejor hacerlo en compañía, bebiendo un buen vino, comiendo el mejor queso y bailando juntos al ritmo de conocidas canciones de Donna Summer, Bryan Ferry o Boney M.


Pequeñas mentiras para estar juntos **

Francia 2019 135 min.

Dirección Guillaume Canet Intérpretes François Cluzet, Marion Cotillard, Benoît Magimel, José García, Guilles Lelouche, Laurent Lafitte, Valérie Bonneton, Pascale Arbillot, Clémentine Baert.

Comedia


Todos los vídeos de Semana Santa 2016