lunes, 21 septiembre 2020
22:05
, última actualización

Pons y Gómez: Dos mujeres con acento clásico

Beethoven y su entorno fue analizado desde una óptica amable y distendida por dos intérpretes plenamente compenetradas y en perfecta sintonía

29 ago 2020 / 10:13 h - Actualizado: 29 ago 2020 / 11:23 h.
"Críticas","Noches en los Jardines del Real Alcázar"
  • Fotografía de Actidea
    Fotografía de Actidea

La violinista menorquina Assumpta Pons y la violista madrileña Rocío Gómez coinciden en sus trayectorias profesionales por tres vertientes: como integrantes de la Orquesta de Radio Televisión Española, como profesoras en el Conservatorio Teresa Berganza de Madrid y como integrantes del Cuarteto AmarArt. De esta tercera vía les viene seguramente la iniciativa de presentar también programas a dúo, el no tan habitual de violín y viola con el que anoche hicieron un recorrido por los antecedentes y consecuencias de la música de Beethoven, coincidiendo con el doscientos cincuenta aniversario de su nacimiento, una efemérides que Noches en los Jardines del Alcázar se está esmerando en celebrar. Para ello tejieron un programa muy cogido con alfileres en la teoría, ya que propone un hipotético viaje galáctico en el que cada autor representa una parada en el espacio, en forma de planeta, anillos o nebulosa. Pero rápidamente el artificio cedió ante la música, su forma de transmitirla y el derroche de entusiasmo que pusieron en el empeño. La agradable brisa que suavizó la temperatura hizo que también las partituras tuvieran que cogerse con alfileres.

Curiosamente del propio Beethoven eligieron la pieza más breve y aparentemente irrelevante, de entre la muy numerosa y desconocida que el genial autor atesora entre trabajos académicos, regalos para amistades y piezas coyunturales de todo tipo, como ya desgranaron Mariarosaria D’Aprile y Tommaso Cogato en su aportación a estas noches estivales. Su visión del Allegro y minueto WoO 26, original para dos flautas pero sometido a una transcripción tan lograda que no deja atisbar este particular detalle, fue enérgica y jubilosa, marcando la línea estética y expresiva que tan bien mantuvieron durante toda la velada. Antes arrancaron de forma algo endeble e insegura con la Sonata en Fa mayor de Haydn, hasta que pasados los primeros acordes del Allegro moderato inicial la interpretación fue tomando fuerza y ganando en calidad. Como el resto de la serie de seis sonatas Hob. VI, esta pieza rebosa calidad y encanto, además de una exigencia técnica que las dos intérpretes supieron sortear de forma magistral, salvo quizás algún defecto de tono y afinación en el adagio central que no deslució el resultado final.

Derroche de entusiasmo y simpatía

Pons y Gómez mantuvieron también un perfecto equilibrio y fluido diálogo en el Dúo en Sol mayor de Mozart, una obra igualmente exigente que como casi toda su producción exige una naturalidad extrema en su emisión, fraseos ágiles y esa inevitable fuerza expresiva y capacidad para deslizar las notas como si surgiesen espontáneamente que las dos intérpretes supieron cazar a la perfección, aunque fuera de nuevo el adagio central donde más se expuso la debilidad puntual de la violinista, que por otra parte exhibió en todo momento un sonido homogéneo y bien timbrado, como también podemos afirmar de Rocío Gómez. En sus locuciones Assumpta Pons derrochó simpatía y generosidad, incluso cuando con suma elegancia advirtió al público de la incómoda tendencia a aplaudir tras cada movimiento. Para terminar nos descubrieron el encanto de los dúos Op. 60 de Robert Fuchs, interpretando ocho de los doce. Este compositor austríaco que vivió entre los siglos XIX y XX fue muy apreciado en su época, mereciendo incluso encendidos elogios de alguien tan poco proclive a ello como Brahms. Fue profesor en Viena de compositores tan representativos como Mahler, Wolf, Sibelius, Zemlinski, Korngold y Shreker. Por eso fue una delicia poder escuchar sus bien construidos, armoniosos y melódicamente encantadores dúos, dispuestos simétricamente con piezas muy enérgicas en los extremos, melancólicas en los medios y misteriosas y sensuales en los centrales, más las dos propinas con las que completaron muy satisfactoriamente las ocho aludidas.

ASSUMPTA PONS & ROCÍO GÓMEZ ****

XXI Noches en los Jardines del Alcázar. Assumpta Pons, violín. Rocío Gómez, viola. Programa: Sonata en Fa mayor Hob. VI:1, de Haydn; Allegro y minueto en Sol mayor WoO 26, de Beethoven; Dúo en Sol mayor nº 1 K 423, de Mozart; Dúos Op. 60, de Fuchs. Viernes 29 de agosto de 2020


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016