martes, 07 diciembre 2021
06:00
, última actualización

Ron da error: sanota y divertida, es aconsejable para todos los públicos

23 oct 2021 / 13:30 h - Actualizado: 23 oct 2021 / 13:32 h.
"Cine","Críticas"
  • Ron da error: sanota y divertida, es aconsejable para todos los públicos

Los avances tecnológicos forman parte de la evolución natural del hombre y de su búsqueda por mejorar la calidad de vida, el problema o los problemas aparecen con el uso que se les da. Sabemos que pueden hacer la vida más cómoda, de hecho lo hacen, la llegada de los teléfonos inteligentes ha provocado una auténtica revolución convirtiéndose en la herramienta que sustituye a casi todo ya que pueden funcionar como cámara, como editor de textos, como tarjeta de crédito, como pantalla audiovisual multifunción o como escáner. Este progreso tecnológico tiene sus contrapartidas ya que puede amenazar la privacidad, comprometer la seguridad y alimentar la desigualdad.

Estas últimas puede ser los motivos por los que varios estudios de animación estén convirtiendo a la tecnología en un tema relevante. Empezó en el año 2008 Pixar con el largometraje Wall.e y el cortometraje Burn.e. A ella le han seguido, Sony con Los Mitchell contra las máquinas (2021), Warner Bros con Space Jam: Nuevas Leyendas (2021) y por último, DreamWorks Animation con El bebé jefazo. Negocios de familia (2021).

Preocupa el tema y lo que produce. Al mismo tiempo abre un camino para lanzar preguntas o para responderlas. Incluso para experimentar y dejar libertad para que brillen historias entretenidas, libres e imaginativas.

Ron da error se centra en Barney, un chico de once años un poco peculiar al que le cuesta hacer amistad con gente de su edad. Especialmente porque es la única persona que no tiene su propio B-Bot, un robot de última generación que sabe todo sobre su usuario y le permite hacer amistades con personas que tienen intereses similares, además de convertirse en algo más, un compañero o compañera inseparable.

La suerte de Barney cambia cuando su padre por fin le regala su compañero robótico, aunque su B-Bot que responde al nombre de Ron, pronto demuestra no funcionar tal y como se supone que debería. Para salvar a Ron de ser destruido por su mal funcionamiento, Barney decide enseñarle todo lo que debe saber para ser su mejor amigo y poder cumplir con su programación.

El hecho diferencial del robot permitirá que ser humano y máquina inicien un camino de aprendizaje mutuo. Y en el mismo se realice un análisis sanote y divertido de las ventajas y los peligros de los –buenos y responsables - usos y abusos de la tecnología. Esos son los grandes aciertos de la película, ser paródica e ingeniosa a la vez, tanto con el público infantil, como con el adulto.

Para ambos, en el relato se lee o se intuye que gracias a ella podemos acercarnos más y mejor a las personas que queremos porque la comunicación es más rápida, más fluida. Igualmente, nos permite hacer nuevas amistades o recuperarlas e incluso buscar pareja. Y al igual que nos facilita la vida, nos la puede llegar a desequilibrar, al buscar insistentemente la popularidad, el máximo número de me gusta o de entusiastas.

Y para el público adulto salta la voz de alarma. Nos advierte sin rodeos del peligro de quedar al margen de su uso y disfrute y se nos informa claramente del poder de las tecnológicas cuando se hacen con nuestra privacidad.

Ron da error * * *

Reino Unido 2021 106 min.

Dirección Sarah Smith, Jean Philippe Vive, Octavio E. Rodríguez.

Animación


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla