Menú

Sevilla se viste de Dior

17 jun 2022 / 08:14 h - Actualizado: 17 jun 2022 / 08:19 h.
"Feria de Abril","Flamenco","Cine","Arte","Historia","La Macarena","Parque de María Luisa","Historia","Moda","Tradiciones","Otoño","Invierno","Elecciones","Instagram","Belleza"
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior
  • Sevilla se viste de Dior

La amistad inquebrantable entre la firma francesa Dior y Sevilla ha vuelto a quedar patente esta noche con la presentación de su nueva colección, «Crucero 2023», en la Plaza de España de la capital andaluza, el majestuoso monumento regionalista construido con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Un escenario de película -aquí se rodaron producciones como Lawrence de Arabia y otras más modernas como el Ataque de los Clones, de la saga de La Guerra de las Galaxias-, que se ha engalanado con miles de claveles rojos, sobre todo en la pasarela por la que descendían las modelos antes de desfilar al ritmo de una banda sonora creada por el compositor Alberto Iglesias e interpretada por la Orquesta Bética de Cámara.

Han sonado también varias canciones de Rosalía y ha sido especialmente notable la colaboración de la coreógrafa y bailarina granadina afincada en Francia Blanca Li, otra muestra de la «marca andaluza» de este evento, como también la participación de 50 bailaoras de flamenco, 35 de ellas de la Escuela de Sevilla, y del guitarrista almeriense «Niño Josele».

Como parte de la decoración del recinto, Dior ha querido hacer un homenaje a la Feria de Abril de Sevilla con una pequeña portada inspirada en la propia Plaza de España y varias casetas que emulaban a las del Real de la Feria de Abril de Sevilla, aunque en tonos azules y blancos, dos de los colores fetiche de Christian Dior, así como claveles rojos, farolillos y sillas también de colores para los 900 invitados.

A la cita internacional dentro del parque de María Luisa han acudido referentes de la moda, del cine e influentes que previamente han posado en el «photocall», entre ellas la italiana Chiara Ferragni, con más de 23 millones de seguidores en su perfil de Instagram.

Rehusó posar para la prensa la hija de la infanta Elena, Victoria Federica, quien acudió a la cita acompañada de su padre, Jaime de Marichalar.

Si lo hicieron Eugenia Martínez de Irujo y su hija Cayetana, quienes tildaron de «histórico» este evento y se mostraron orgullosas de que la Maison Dior haya elegido Sevilla.

También posaron en el «photocall» antes de asistir al desfile actrices como Belén Cuesta, Adriana Ugarte, Laetitia Casta, Greta Fernández, Mathilde Warnier y la supermodelo y actriz Elle Macpherson.

Han estado además la presidenta de Inditex, Marta Ortega,la hija del actor Antonio Banderas, Stella, Raquel Revuelta y, por supuesto, el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, con corbata y pañuelo de lunares negros y blancos: «Con este desfile de Dior se va a pasear el nombre de Sevilla, que es imbatible, por el mundo», ha dicho feliz.

Ajenos a la campaña de las elecciones andaluzas y de las legislativas de Francia del próximo domingo, y con algo menos de calor que en los días precedentes, cientos de curiosos se han acercado hasta el Parque de María Luisa atraídos por el «glamur» del acontecimiento y, detrás de unas vallas, han esperado desde horas antes la llegada de los famosos.

Sevilla, que celebra hoy la festividad del Corpus, estaba expectante, especialmente los artesanos que han colaborado en este evento y cuyo trabajo ha sido fuente de inspiración para la diseñadora de la colección, Maria Grazia Chiuri, quien quedó fascinada con la historia y tradiciones de la capital andaluza cuando la visitó por primera vez.

Aunque la relación de la firma con Andalucía comenzó hace 15 años, cuando el modisto gibraltareño John Galliano, diseñador de la firma entre 1996 y 2011, cerró en el Palacio de Versalles el desfile de la colección de otoño invierno 2007-2008 vestido de torero, mientras sonaba una guitarra española y la voz del cantaor sevillano Manuel Lombo.

El propio Christian Dior, fundador de la firma de alta costura, inició su relación con España y, concretamente con Sevilla, en la década de los años 50 del siglo pasado, cuando bautizó una de sus creaciones, un vestido de fiesta, con el título ‘Bal à Seville’ (Baile en Sevilla).

La actual directora artística, la italiana Maria Grazia Chiuri, sintió una especial emoción cuando por primera vez vio a La Macarena, le impactó el culto a esta virgen, las curiosas piedras verdes engarzadas en forma de flores -conocidas como mariquillas- que le traspasan el pecho, un regalo que el torero Joselito el Gallo adquirió en una joyería de París.

«Además de una referencia para la cultura cristiana, es una referencia para la mujer mediterránea», comentaba Chiuri en un encuentro con periodistas esta misma semana, en la que ha vuelto a acercarse a la basílica para admirar su belleza.

Los bordados, los encajes, al igual que la mantilla o los abanicos, «hablan por si solos dentro del arte y el diseño», relataba, pero es en Sevilla donde ha encontrado bordadores y encajeras de bolillos «increíbles».

El desfile de esta noche ha dado cuenta de ello: una quincena de talleres artesanales de Andalucía han colaborado en las creaciones de la última colección de Dior, que incluye encajes, elementos de piel, de cuero, mantillas y abanicos, entre otros.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos