Menú
Exposiciones

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija

Manuel Camacho Laraña, Adolfo de los Santos Sánchez-Barbudo y Francisco Luis Rodríguez Castillejo, le dedican una exposición en el Antiquarium

18 jul 2022 / 08:15 h - Actualizado: 18 jul 2022 / 11:04 h.
"Exposiciones","Antiquarium"
  • De izquierda a derecha: Manuel Camacho Laraña, Adolfo de los Santos Sánchez-Barbudo y Francisco Luis Rodríguez Castillejo, ante una de sus emblemáticas obras donde se refleja otra.
    De izquierda a derecha: Manuel Camacho Laraña, Adolfo de los Santos Sánchez-Barbudo y Francisco Luis Rodríguez Castillejo, ante una de sus emblemáticas obras donde se refleja otra.

En la vida real fueron psiquiatras y funcionario de Justicia; en la ficción que es el arte, son fotógrafos conceptuales que escogen un tema –en este caso el padre del Humanismo y de la Gramática española como ya hicieron antes con Bécquer- para desarrollar su pensamiento –el de ellos y el del personaje que no es otro ahora que Elio Antonio de Nebrija- y relacionarlo con los textos científicos, pedagógicos, literarios, etc. de este, volcados en las obras hechas ex profeso para él, o para ellas.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
Indicador de población con el nombre en latín de Elio Antonio, con su localidad natal, Lebrija, al fondo. FOTO: Anónima, de cualquiera de los tres.

No son fotos casuales, instantáneas surgidas de un encuentro fortuito como nos enseñara Apollinaire (referidas a ese azar que supondría un paraguas y una máquina de coser en una mesa de disección), sino resultado de un estudio profundo que tiene en cuenta los libros fundamentales del gramático y dentro de ellos frases concretas que van a desarrollar plásticamente, porque para hacerlas, primero han debido hacer bocetos, cuadernos de Apuntes y el equivalente en cine a los “History Books”: una serie de dibujos que se van transformando hasta decidir la imagen definitiva. Labor que dada la naturaleza de estos profesionales, puede decirse que son auténticos “Brains Storm”.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
Ladrillos alusivos a Elio y a su célebre Gramática. FOTO: Anónima, de los tres.

Esto significa desde el punto de vista de las artes, que no se trata sólo de fotografía, sino de un discurso argumental que recorre la exposición entera y obra por obra, ya que para hacerlas, han debido además de los dibujos, combinar previamente diferentes elementos que después se cambiarán o no, se situarán en un espacio adecuado, le darán la luz que consideren óptima y combinarán todo este proceso con las otras técnicas del montaje, la escenografía y la instalación.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
El legado intelectual frente al material extraído del pensamiento de Elio Antonio. FOTO: por los autores.

Esta manera de proceder será una de las razones por las que han decidido que sus fotos sean anónimas, porque al elegir el tema, los elementos y su puesta en escena, los tres han realizado las fotografías desde los mismos o parecidos lugares, para que después, a la hora de seleccionarlas, las escojan sin tener en cuenta ni firmar la autoría.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
Elementos simbólicos relacionados con el protagonista en la interpretación libre que hacen de las lecturas y vida de Elio Antonio. FOTO: de los autores.

La muestra forma parte de los fondos artísticos y documentales de la ciudad de Lebrija, gracias a las gestiones efectuadas con su Concejal de Cultura –el incansable Pepe Martínez por todo lo que hace por su pueblo- y su extraordinario equipo coordinado por José Mª Calderón (Director de la Comisión local del V Centenario de Elio Antonio) y la no menos inagotable “Brigi”, contando siempre con la aprobación del Pleno Municipal, con su alcalde José Benito Barroso a la cabeza, entre otros muchos más. Muestra, que permanecerá hasta el 20 de julio en el Antiquarium de Sevilla, para ir recorriendo después, los lugares significativos de la vida y de las obras del sabio nebricense.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
Alegoría de los saberes cosmopolitas y universales elioantonianos. FOTO: de los autores.

Con ello los autores se suman a la propuesta de Javier Fito, director de la sala, para conmemorar –es una manera de decir porque Elio Antonio es inmortal- el V Centenario de su muerte, o lo que es lo mismo, su entrada en la inmortalidad, ocurrida el 2 de julio de 1522.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
Alusión al narcisimo de Elio Antonio, consciente de su superioridad frente a sus coetáneos españoles. FOTO: De los tres.

Una efemérides de carácter internacional con epicentro en Lebrija, a la que han querido unirse con sus fotos e instalaciones, de modo que cada obra una especie de emblema realizado con objetos y formas que tuvieran alguna relación con la biografía o la bibliografía de Antonio Martínez de Cala Xarana, aquel que antepuso a su nombre el de Elio (por los emperadores romanos nacidos en la Bética, que conoció desde pequeño a través de los restos arqueológicos hallados en su pueblo), y le pospuso el de Nebrissa, Nebrija o Lebrija, siendo consciente que desde entonces (finales del XV), esta localidad del Sur de Europa también trascendería, y como Bolonia, Rotterdam, Amberes, etc. sería considerada uno de los Faros de Occidente como se está logrando gracias a un sinfín de personalidades e Instituciones que se están creando, desde la propia Lebrija, como pueden ser el “Centro de Interpretación de Elio Antonio” o el “Instituto de Investigación Interuniversitaria de Andalucía dedicado al Humanismo y a la Tradición Clásica” entre otros. Organismos destinados a reivindicar el estudio del griego, latín, las obras del políglota y sabio, insistiendo en los estudios de la antigüedad, del Renacimiento y del Humanismo, para que todo este inmenso tesoro cultural no desaparezca de la Enseñanza hispana -por extensión, universal al contar con otras entidades foráneas como UNESCO o “La Casa del Mediterráneo”.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
Imagen de un díptico relacionado con la incomunicación devenida de la educación individual interpretada por los autores.

Entrando ya en materia de la exposición después de este preámbulo que sólo pretende agradecer al Excmo. Ayuntamiento de Lebrija y a todas las Instituciones que se están volcando en la celebración de tan necesaria efemérides (Ministerios, Junta de Andalucía, Universidades, ciudades y pueblos,...), esta se ha dividido en las cinco secciones que describen metafóricamente a través de composiciones objetuales, situaciones desde el nacimiento hasta su muerte, los hitos fundamentales de su vida.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
La otra imagen del díptico como reflejo de la interacción social según los autores.

La 1ª y la 2ª se encargan de la relación afectiva y evocadora que sintió siempre Elio con su familia, su casa y su pueblo. La 3ª en el cultísimo personaje, su ardua tarea investigadora, escritora y divulgativa, lo que pudo suponer en todos los aspectos desde los lingüísticos a los teológicos, científicos, etc. el contenido de su magna obra; la 4ª alude a su narcisismo devenido de la seguridad en sí mismo, sabiduría y fortaleza de carácter; y la 5ª, a la importancia que para él tuvo la educación como vía de conocimientos para que esta continuara contribuyendo a la evolución de la cultura.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
El conocimiento/educación que se traspasa de manera brusca e inútil según ellos.

Las imágenes, que se acompañan de textos acordes con lo que quieren expresar, insisten en la herencia no sólo material sino intelectual; en la importancia de la empatía para la socialización de los individuos; en la lengua española como vehículo de comunicación y transmisión de saberes.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
Proceso de la trasmisión de saberes para una educación correcta, simbólicamente representada por los tres fotógrafos.

En este mundo –el de ellos- en donde lo que prevalece es la idea, las formas nunca son lo que parecen e incluso ni siquiera lo que son. Un alzacuellos y un liguero juntos, pueden recordar un centro de mesa, los restos de una tarta de boda, el recuerdo de una mujer, ... sepamos o no lo que son porque están en otro contexto, y por tanto, si desconocemos lo que los autores han querido expresar dentro del contexto de la identidad de grupo, puede que difícilmente asociáramos unas cintas de encajes rodeando un objeto circular, con las intenciones de Elio Antonio hacia su sacerdocio, que viraron hacia un matrimonio por otra parte felicísimo por lo que se desprende de sus escritos.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
Los autores junto al políptico (faltaría la 5ª imagen en otro panel que completaría el discurso) de la educación, tal y como la entienden en relación a la pedagogía elioantoniana.

Tampoco nos servirían las frases extraídas del protagonista, siempre presente pero curiosamente ausente salvo en una imagen extraída de su iconografía, porque son alusiones sutiles en las que habría que hilar muy fino para captar que una serie de cuadrados de colores superpuestos de manera ascendente, un libro antiguo abierto del que sobresale un billete de 20€, una peonza, unas jarras de agua, unas hormas de zapatos, una bola del mundo con una lengua de animal encima, unos “Play móvil” dentro o fuera de fanales, unos ladrillos o una señal de tráfico en latín, no son otra cosa que alegorías jeroglíficas que ensalzan por el lado del arte, al singular personaje que estamos descubrimos gracias a ellos y a todos los actos que se conmemoran en su honor.

Tres miradas en una, en torno a Elio Antonio de Nebrija
Aspecto de la sala con dos de las instalaciones en el centro y obras en los laterales. Al fondo, la 5ª imagen que completa el ciclo de la educación. FOTO proporcionada por los autores.

Los autores no son anónimos. Sus obras, sí. Pero el hecho de mencionar sus nombres no va a significar que revele cuáles son las fotos de unos y las de otros, ni tampoco lo que han querido decir –salvo en los pies de foto- Manuel Camacho Laraña, Adolfo de los Santos Sánchez-Barbudo o Paco Rodríguez Castillejo, por obvias o porque como a ellos, también me encantan los mensajes cifrados.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos