domingo, 22 septiembre 2019
11:43
, última actualización
Danza

Tulsa Ballet: la excelencia por bandera

Por primera vez y en una única función, el Ballet de Tulsa representó en el Teatro Maestranza tres piezas de su repertorio que rayan la excelencia (*****)

10 abr 2019 / 20:32 h - Actualizado: 11 abr 2019 / 09:55 h.
  • Tulsa Ballet: la excelencia por bandera

Desde que en 1995 Marcello Angelini se hizo cargo de la dirección artísticia del Tulsa Ballet la compañía, fundada en 1995 por los bailarines Roman Jasinski y Mosceleyne Larkin, se convirtió en un ballet de fama internacional. Sin embargo no habían venido nunca a España. De ahí que esta única función en el Teatro Maestranza suponga todo un privilegio para los amantes de la danza de nuestra ciudad.

Desde que tomara las riendas de la compañía, Marcello Angelini asumió el reto de que la ciudad de Tulsa (Oklahoma) tuviera un nombre en el panorama internacional de la danza. Para ello creó un repertorio de los mejores coreógrafos del mundo. Entre ellos, los creadores de las tres piezas que conforman este espectáculo, tres coreografías completamente diferentes con las que los bailarines y bailarinas hicieron gala de una encomiable versatilidad y una limpieza técnica que raya la excelencia.

Siguiendo un orden inverso al programa de mano, el espectáculo comenzó con la pieza más moderna, Shibuya Blues, con la que la coreógrafa colombiana-belga Annabelle López Ochoa elabora una danza coral tan vertiginosa como exquisita, que aunque dentro del lenguaje del ballet clásico se impregna de la danza contemporánea. Por sus múltiples entradas y salidas de los bailarines y bailarinas, la velocidad de los movimientos y la fugacidad de las figuras, se trata de una pieza que requiere un alto de grado de coordinación. Sin embargo, parece fácil a tenor de la fluidez, la gracilidad y la expresividad de los bailarines.

Con la siguiente pieza, Who Cares? Balanchine elabora un delicioso recorrido dancístico por algunas temas de George que remiten a musicales de Brodway. Tal vez por ello Balanchine optó por una coreografía fiel al lenguaje del ballet clásico que se rinde a la sensualidad y la calidez de la música de Gershwin con una sucesión de solos y pases a dos intepretados con enorme calidad y frescura interpretativa de los intérpretes.

Aunque la pieza más impactante es la última, The Green Table, de Kurt Joos, un impresionante ballet expresionista en torno a las danzas medievales de la muerte que por desgracia no ha perdido un ápice de actualidad, con esos políticos con máscaras decidiendo de forma frívola, en torno a una mesa verde, el destino de cientos o miles de personas que van a morir en la guerra. Cabe destacar la magnífica interpretación en directo de los pianistas Andrew Lahti y Joseph Mcnamara,

La ficha

Obra: Who Cares?/Shibuya Blues/The Green Table
Lugar: Teatro Maestranza 9 de abril
Compañía: Tulsa Ballet
Director artístico: Marcello Angelini
Coreografía: George Balanchine/Annabelle López Ochoa/Kurt Joos
Música: George Gershwin/ Richard Beggs, Michael Banabila y Radboud Mens, Manuel Wandji y Renè Aubry/F.A.Cohen
Bailarinas y bailarin principal: Na Eun Kim, Medalina Stoica, Arman Zazyan
Calificación: Cinco estrellas


Todos los vídeos de Semana Santa 2016