jueves, 26 noviembre 2020
15:21
, última actualización

Un compromiso por partida doble

El Teatro Central cumplió ayer con un doble compromiso: mantener su programación y dar a conocer la obra de la exitosa autora uruguaya, Denise Despeyroux

31 oct 2020 / 13:48 h - Actualizado: 31 oct 2020 / 13:50 h.
"Críticas"
  • Imagen de la web de la Junta de Andalucía
    Imagen de la web de la Junta de Andalucía

TAGS:

Denise Despeyroux triunfó en la escena madrileña con esta obra en 2016. Tal vez por ello, al no poder estrenar a causa de la dichosa pandemia su nuevo montaje, el Teatro Central haya optado por reponer esta obra, una suerte de comedia romántica con tintes históricos que supone todo un reto interpretativo y un interesante ejercicio formal, aunque la historia resulta un tanto disparatada.

La historia gira en torno a un autor y director enamorado de la reina María Estuardo, tanto que no duda en colarse en el castillo donde estuvo encerrada hasta que fuera decapitada, por orden de su prima la reina Isabel I. Está escribiendo y dirigiendo, mediante el sistema de la video llamada, una obra sobre su historia y cree que en ese lugar podrá encontrarse con su fantasma. Así podría confirmar si tuvo o no lugar la entrevista con su prima que podría haberla librado de la pena de muerte. Se trata, por tanto, de un punto de partida tan inverosímil como disparatado que podría apuntar al teatro del absurdo, pero en realidad no es más que un instrumento para que los protagonistas asuman el reto de actuar frente la cámara, a pesar de estar sobre un escenario en directo.

En ese sentido cabe destacar la maestría de Fernando Cayo, quien con encomiable versatilidad es capaz de interpretar varios planos secuencias ante la cámara y dirigirse a sus compañeros desde la pantalla como si los estuviera al lado, dando una vida creíble a su personaje, a pesar de ser el más disparatado de todos. Cabe resaltar también la frescura de Joan Carles Suau y el aplomo de Denise Despeyroux, que colma a su personaje de ternura, haciendo honor al título. Lástima que para ello se mantenga siempre en el mismo registro, incluso cuando interpreta a María Estuardo, o quizás sería mejor decir al fantasma de esa reina, que se apodera del cuerpo de la protagonista en algunos momentos de la obra. Un recurso sin duda interesante, pero desaprovechado porque no acaba de profundizar en la historia ni los conflictos del personaje histórico que pretende retratar.

La dramaturgia marca un ritmo un tanto irregular y tedioso y la historia, a fuerza deambular entre los datos históricos, el meta-teatro y el romanticismo no acaba de llegar a ninguna parte. No obstante, se trata de un interesante juego formal que deviene en una comedia ligera, apropiada para estos tiempos.

Obra: Ternura negra (Una comedia histórica de terror romántico)

Lugar: Teatro Central, 30 de octubre

Compañía: Danza Mobile / Incubo Tetro

Texto y dirección: Denise Despeyroux

Intérpretes: Denise Despeyroux, Joan Carles Suau y Fernando Cayo

Calificación: 2 estrellas


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016