Un museo para «la más grande» en Chipiona

Desde el jueves se puede visitar el Museo que su ciudad le dedica a Rocío Jurado

09 jul 2022 / 10:45 h - Actualizado: 09 jul 2022 / 10:55 h.
"Exposiciones"
  • El alcalde, Luis Mario Aparcero se dirige a los asistentes junto al concejal de Turismo, Javier Query; Rociíto; la Delegada del Gobierno en Cádiz, Mercedes Colombo; el Rector del Santuario de la V. de Regla, uno de los Patronos del Museo; Miguel Poveda, y otro representante del Ayuntamiento de Chipiona. FOTO: T.L.
    El alcalde, Luis Mario Aparcero se dirige a los asistentes junto al concejal de Turismo, Javier Query; Rociíto; la Delegada del Gobierno en Cádiz, Mercedes Colombo; el Rector del Santuario de la V. de Regla, uno de los Patronos del Museo; Miguel Poveda, y otro representante del Ayuntamiento de Chipiona. FOTO: T.L.

Aunque la pre-inauguración por las autoridades, patronos, prensa periódica y “del corazón” e invitados, tuvo lugar el 1 de este mes, la verdadera inauguración para todo el que quiera acercarse hasta la Avda. de Granada, 37, de Chipiona (Cádiz), tuvo lugar el 7 con el público en general. Un público devoto de la genial y universal cantante chipionera, que supo atravesar con su voz el recuerdo sentimental de varias generaciones y de toda una época: la que abarca desde que era una jovencísima que cantaba en el pueblo, que fue iniciando su carrera en emisoras de radios, tablaos, salas de fiestas y espectáculos musicales, hasta alcanzar la cumbre de su éxito y mantenerse en él durante el resto de su vida.

Un museo para «la más grande» en Chipiona
El alcalde de Chipiona, Luis Mario Aparcero y Rociíto, a la entrada del Centro de Interpretación Rocío Jurado. FOTO: T.L.

Rocío Jurado fue algo más que una cantante, y más, mucho más que una imagen icónica de esta localidad de la costa gaditana para convertirse en un símbolo de un país que salía de una Dictadura para entrar en la Democracia. Fue ya en vida un mito y como se ha dicho tantas veces y por tantos autores que le han dedicado elogios a su voz de oro, una diosa que brotó del mar, alguien dotado del extraordinario poder de traspasar las barreras temporales y espaciales, como todas y todos los que han ido forjando esta cultura tan rica y profunda, de las tres veces milenaria Chipiona.

Un museo para «la más grande» en Chipiona
La Delegada de Fiestas del Ayuntamiento de Chipiona Isabel Mª Fernández, con dos acompañantes. FOTO: T.L.

El Museo –en realidad por cuestiones administrativas, se ha denominado Centro de Interpretación de Rocío Jurado, es el santuario laico que necesitaba(mos) todos los admiradores de la cantante. Un proyecto que empezó a gestarse en 1994 cuando Ella vino a inaugurar el monumento realizado por Juan de Ávalos en la glorieta dedicada a perpetuarla en la plenitud de su vida, y el entonces alcalde -Luis Mario Aparcero- se lo propuso y ella con su humor característico le dijo más o menos que “todavía no, porque le quedaba mucha cuerda”, esa cuerda que nunca se quebró porque para demostrarlo ahí están su discografía que se reproduce continuamente y sus fans por todo el mundo.

Un museo para «la más grande» en Chipiona
Momentos previos a la apertura del Centro dedicado a Rocío Jurado. FOTO: T.L.

Se da la curiosa circunstancia, de que ahora, a dieciséis años ya de su fallecimiento, sea de nuevo el mismo alcalde y ya otros miembros de la Corporación municipal actual –entre ellos el Delegado de Turismo Francisco Javier Query- los que han logrado al fin hacer realidad este proyecto que empezó a fraguarse hace catorce años, cuando se iniciaron las conversaciones con miembros de la familia de Rocío Mohedano Jurado, su verdadero nombre y con su hija Rociíto Carrasco Mohedano, con quien finalmente se ha firmado el acuerdo de cesión, en principio por cinco años, aunque es de esperar que todas estas piezas se queden para siempre en el mejor sitio que pudieran estar, cumpliendo además, los deseos de ella.

Un museo para «la más grande» en Chipiona
Otra vista del público expectante a la llegada de los protagonistas y famosos. FOTO: T.L.

Colección que se irá ampliando con las piezas que aún tienen que continuar viniendo, renovando el contenido de una vida tan rica e inimaginable por todo lo que pudo conocer y por todas las personas con las que tuvo la suerte de relacionarse. Gentes del pueblo y estadistas, actores, escritores y actrices famosos, sus dos matrimonios con Pedro Carrasco y con Ortega Cano, etc., etc.

Un museo para «la más grande» en Chipiona
El alcalde dirigiéndose a algunos medios de comunicación. FOTO: T.L.

De todos modos y a pesar de todo el esfuerzo constructivo, económico, burocrático, decorativo, de mantenimiento y de personal, que ha supuesto la instalación de sus enseres aquí, esta sede será provisional mientras se edifique y concluya el verdadero Museo dedicado a su memoria, aunque Chipiona se haya situado ya en un lugar de referencia en la peregrinación devocional (si fray Juanjo me lo perite), que lo sitúa en línea con las otras otras construcciones emblemáticas como pueden ser el Faro, el Santuario de la V. de Regla, la Parroquia de La V. de la O, el Castillo, el Humilladero, la Ermita del Pinar o la Cruz del Mar, etc.

Un museo para «la más grande» en Chipiona
Rociíto dando las gracias en el emotivo recuerdo de su madre. FOTO: T.L.

En línea también con los otros Centros hermanos dedicados a Camarón de La Isla (en S. Fernando), los que se proyectan a Lola Flores (en Jerez), o a Paco de Lucía (en Algeciras), todos ellos en la provincia de Cádiz y por otra parte, con la Ruta Turística y Cultural que cuenta con un recorrido propio a través de la serie de señales urbanas realizadas en acero cortén, indicando ocho lugares relacionados con “La Más Grande”.

Un museo para «la más grande» en Chipiona
Presentación del Concejal de Turismo, Javier Query. FOTO: T.L.

El contenido del Centro propiamente dicho –que al no permitirse hacer fotografías por cuestiones de derechos de autor, no puedo incluir ninguna, aunque hay un vídeo promocional realizado por Jauja Producciones- está integrado por más de “cuatrocientos trajes”, el piano de cola que usaba para sus ensayos, el despacho de su secretario Juan de la Rosa, números discos de Oro, L.P., singles, fotografías desde su juventud, cartelería y un largo etcétera de curiosidades sobre la que podría ser tildada de diva, pero que jamás ejerció de tal.

Un museo para «la más grande» en Chipiona
Momento de la actuación de Miguel Poveda, la pianista y el guitarrista que le acompañaron. FOTO: T.L.

Y bien, por todo esto, por la belleza de la naturaleza, el patrimonio cultural, los monumentos, el clima, los chipioneros y los residentes habituales, os esperamos durante todo el año en este enclave que “escogió” Rocío Jurado para nacer y donde tiene su morada ya inmortal en el camposanto y en este centro abierto a todos los admiradores y a los que se harán seguro al visitarlo.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos