lunes, 06 diciembre 2021
18:23
, última actualización

Un segundo: entrañable, pulcra y bella película

16 oct 2021 / 16:10 h - Actualizado: 16 oct 2021 / 16:13 h.
"Cine","Fotografía","Críticas","Belleza"
  • Un segundo: entrañable, pulcra y bella película

La Quinta Generación es una forma de estructurar a cineastas chinos tras la muerte de Mao Tse-Tung (o Mao Zedong) y el fin de la “Revolución Cultural” comunista maoísta. Esta tuvo a la cultura china en general, y al cine en particular, sumida en un erial totalitario hasta finales de los años 70 del siglo XX y en ella primaban, como viene siendo habitual en las dictaduras, cuestiones políticas, propagandísticas e ideológicas sobre todo lo demás.

Después de la muerte del dictador Mao en 1976, los festivales internacionales de cine como Venecia o Cannes dan a conocer al resto del mundo y premian a cineastas como Zhang Yimou, León de Plata en 1991 con La linterna roja, León de Oro en 1992 y 1999 con Qiu Ju, una mujer china y Ni unos menos junto al Gran Premio del Jurado en Cannes en 1994 por ¡Vivir! , y a Chen Kaige, Palma de Oro en 1993 por Adiós a mi concubina.

A partir del año 2002 la trayectoria de Yimou se ha desarrollado en una doble vertiente que ha compaginado películas pequeñas e intimistas de sus inicios, con otras más espectaculares y vistosas de artes marciales. Suyos son los éxitos internacionales Hero (2002), nominada al Oscar como mejor película de habla no inglesa, La casa de las dagas voladoras (2004), nominada al Oscar como mejor fotografía o La maldición de la flor dorada (2006), nominada al Oscar como mejor vestuario.

Todo un maestro que sitúa la acción de Un segundo durante los primeros años de la Revolución Cultural China y en su enorme talento, es capaz de emparentar a un convicto con una chica vagabunda. En el camino, tanto uno como la otra lucharán por hacerse con el rollo de una película. Ambos, seres indefensos y desvalidos, que empiezan enfrentados en un primer momento, terminan dándose cuenta y admitiendo que se necesitan más de lo que parece.

Un segundo forma parte de esas películas entrañables, las que aprovechan el poder de imaginar tramas y argumentos con personajes desheredados en situaciones críticas. Narrativamente está enhebrada desde la pulcritud y la inocencia. Y a pesar de su marco claramente hostil, está regada de lirismo y belleza gracias a la excelente fotografía de Zhao Xiaoding y las interpretaciones de sus protagonistas. Además tiene el encanto añadido de que gran parte del lienzo de fondo es el maravilloso y transformador mundo del cine. Se disfruta y se sufre tanto como el cuento de Jesús Fernández Santos Cabeza rapada.

Un segundo ****

China 2020 104 min.

Dirección Zhang Yimou Intérpretes Yi Shang, Fan Wei, Li Xiaochuan, Yu Ailei, Yan Li.

Drama


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla