Una Sinfónica endeudada, un gestor a falta de otro y dos luchas de titanes

La ROSS continúa sin gestor y su deuda continúa a finales de año creciendo de forma alarmante. Mientras, su director, John_Axelrod, sigue sin entenderse con el del Maestranza, Pedro Halffter

28 dic 2016 / 22:07 h - Actualizado: 29 dic 2016 / 10:46 h.
"Real Orquesta Sinfónica de Sevilla"
  • El director artístico del Maestranza, Pedro Halffter, dirigiendo a la ROSS el pasado mes de abril. / Inma Flores
    El director artístico del Maestranza, Pedro Halffter, dirigiendo a la ROSS el pasado mes de abril. / Inma Flores
  • El nuevo gerente del Teatro de la Maestranza, Antio Garde. / El Correo
    El nuevo gerente del Teatro de la Maestranza, Antio Garde. / El Correo

Ha sido este un año muy agitado para la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) que, en primavera, se enfrentaba a su segunda causa de disolución. Entonces, su comité de empresa realizó una propuesta de acuerdo a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento –principales sostenedores de la institución– para evitarla; iniciativa que fue aprobada in extremis. Inmediatamente llegaron los parabienes políticos. Así por ejemplo, el delegado de Cultura municipal, Antonio Muñoz, afirmaría que la desaparición de la ROSS «no está en el guion».

Sin embargo, acaba el año y los nubarrones han vuelto a acechar. Según el comité de la orquesta este año se ha acumulado un déficit de casi 800.000 euros, a los que hay que sumar los 700.000 del año pasado. Esto se debe, entre otras cosas, al impago por parte de la Junta de Andalucía de 2 millones de euros y a la falta de un gerente que dirija el proyecto. Por otra parte, en los últimos tiempos la plantilla de la ROSS se ha empequeñecido, pasando de contar con 103 músicos a tener actualmente 89. Las bajadas de sueldo también han formado parte del historial reciente de la formación. «Sin los recortes de la plantilla en salarios y número de músicos la situación económica de la ROSS sería aún mucho peor», al decir hace unos días del presidente del comité de empresa, Juan Carlos Pérez Calleja.

Desde 2010 a 2015, la Junta de Andalucía ha aportado 1.946.612 euros menos que el Ayuntamiento de Sevilla y según los últimos datos ofrecidos por el departamento financiero de la empresa, a final de 2016 esa diferencia será ya de 2.080.002 euros. Sea como fuere, el consistorio se comprometió en mayo a aliviar el peso de la Junta aportando 250.000 euros que se sumarían a los 492.000 que el Gobierno andaluz debía destinar a la ROSS para evitar la causa de disolución. Una nueva quiebra técnica hubiera vuelto a producirse a comienzos del año venidero de no ser por los buenos resultados de la reunión mantenida el pasado martes. En ella el consejo de administración tuvo conocimiento de la decisión de la Junta de Andalucía de realizar una aportación extraordinaria de 809.616 euros para el presupuesto de 2017 –con lo que se pone a la par con el consistorio hispalense–, al tiempo que este órgano decidió abrir el proceso público para la selección de la plaza de director gerente, después de que se optara, tras la decisión del consorcio el pasado mes de julio, separar las gerencias del Teatro y la Sinfónica.

Nada se sabe del nombre de la persona que se designará como nuevo responsable económico, como tampoco se conocen exactamente las atribuciones que recaerán sobre la figura del recién nombrado gerente del Maestranza, Antonio Garde, un nombre llegado a muy última hora –sin concurso público mediante– pero que ha suscitado el consenso de todas las administraciones gracias a un historial en el que se observa cómo el nuevo gestor ha trabajado indistintamente con políticos de uno y otro color. Garde, ex subdirector general de Música y Danza del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, será el nuevo gerente del Teatro de la Maestranza para las temporadas 2016-2017 a 2019-2020.

En fechas próximas se formalizará el nombramiento de Antonio Garde. Esta decisión se toma después de que las convocatorias publicadas en marzo y julio, esta última cuando se decidió separar las gerencias del Maestranza y la ROSS –hasta entonces ambas instituciones contaban con un único gerente al frente– quedaran desiertas. Garde Herce es licenciado en Filosofía por la Universidad Pontificia de Comillas (Madrid), Máster en Estética y Teoría por la Universidad Autónoma de Madrid. Desde 2009 hasta la fecha reciente ocupaba el cargo de subdirector general de Música y Danza del Inaem, responsabilidad que también asumió entre 2005 y 2007.

Aunque no tan evidente, otro frente abierto en el coliseo es el manifiesto mal entendimiento entre los dos directores artísticos. A pesar de que Pedro Halffter (responsable del Maestranza) y John Axelrod (director de la ROSS) han hecho por aparentar normalidad ante los medios en unos primeros momentos, con foto de apretón de mano y parabienes recíprocos, lo cierto es que la comunicación entre ambos despachos no fluyen. El norteamericano ha sido especialmente crítico en público. «He hablado con Halffter las mismas veces que usted ha ido a la luna», dijo Axelrod a un periodista durante la presentación de la temporada 16/17 de la ROSS. «No es esta una relación de iguales», ha lamentado también. Sin embargo, Halffter, menos amigo de airear estos asuntos en público, tiene su propia versión, radicalmente contraria a la de su colega. Lo cierto es que ambos querrían ostentar la dirección artística de ambas instituciones (como hizo Halffter entre 2005 y 2015); y en esa legítima ambición se produce un visible choque de trenes.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos