sábado, 18 enero 2020
14:06
, última actualización
Cine

‘Zombieland: Mata y remata’... la memez da rienda suelta al aburrimiento

El producto final, con tanta carrera, lugares lujosos e impostados y personajes desquiciados, es decepcionante

19 oct 2019 / 14:03 h - Actualizado: 19 oct 2019 / 14:07 h.
"Cine"
  • ‘Zombieland: Mata y remata’... la memez da rienda suelta al aburrimiento

TAGS:

Zombieland: Mata y remata *

Estados Unidos 2019 99 min.

Dirección Ruben Fleischer Intérpretes Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Emma Stone, Abigail Breslin, Zoey Deutch, Rosario Dawson, Luke Wilson, Avan Jogia.

Comedia

El famoso videoclip Thiller de Michael Jackson realizado por John Landis en el año 1983 abría una brecha creativa en el género de terror al conseguir conjugar con sublime maestría lo serio con lo paródico. Su éxito consigue cambiar la industria musical y sus ecos formales y estilísticos consiguen alcanzar a todo el audiovisual. La obra abría un horizonte de posibilidades para la construcción de relatos a creadores y creadoras que hasta ahora sólo se habían nutrido de obras clásicas de directores como Jacques Tourneur, George A. Romero o Sam Raimi.

Bienvenidos a Zombieland (2009) llamó la atención cuando se estrenó, la crítica la celebró y el público la gozó con relativa satisfacción. Su mezcla de terror y comedia romántica entretenía y las situaciones y puntos disparatados y absurdos de sus protagonistas consiguieron provocar las delicias de amantes del género de zombis.

Diez años después se vuelve a reunir el equipo técnico y artístico para regalarnos una secuela, que dicho sea de paso se la podían haber ahorrado. Porque esta segunda parte parece pensada sólo y exclusivamente para la diversión de ambos equipos. Es como si director y guionistas se hayan imaginado una hilarante historia y busquen la complicidad de actores y actrices para hacernos partícipes de la misma. Así, en esta nos encontramos con un modelo de familia cacofónica, una pareja joven idealizada que tiene problemas, un histriónico y chulesco héroe estadounidense, - esta gente vende patria hasta con las heces-, chicas rubias poco listas y una nueva pareja a cuál de los dos más memo. Un guión pobre, diseñado sólo con golpes de efecto (sólo se salvan algunos), pone en evidencia que lo maleducado, chulesco y machista no va siempre emparejado con la comicidad. De hecho, los zombis siempre están al margen, y aparecen para hacer avanzar la narración y para dar sentido a unas situaciones empantanadas que además de caprichosas se malogran hasta llegar a la ansiada conclusión.

El producto final, con tanta carrera, lugares lujosos e impostados y personajes desquiciados, es decepcionante. La burla no encaja con los supuestos puntos de humor y las disonancias entre lo que pretenden y consiguen quedan al descubierto por fallidas. La diversión y el espectáculo deberían ser otra cosa. Estoy seguro que se lo pasaron bien rodando, pero lo que vemos y su resultado no terminan nunca de levantar el vuelo.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016