Brasanac: «En el futuro seremos mejores, ahora hay muchos jugadores jóvenes»

El mediocampista serbio aplica esa misma teoría a su caso particular y cree que le faltan «más partidos y un poco de tiempo» para repetir el mejor nivel que alcanzó en el Partizan de Belgrado

07 feb 2017 / 10:15 h - Actualizado: 07 feb 2017 / 14:37 h.
"Real Betis","Darko Brasanac"
  • Brasanac, junto a Rubén Castro y Cejudo en un entrenamiento / Manuel Gómez
    Brasanac, junto a Rubén Castro y Cejudo en un entrenamiento / Manuel Gómez

Darko Brasanac cree que le faltan «más partidos y un poco de tiempo» para alcanzar el mejor nivel que ofreció en el Partizan de Belgrado. Y en consonancia con su caso particular, también opina que el Betis irá «aun mejor en el futuro», ya que ahora hay «muchos jugadores jóvenes que cumplen aquí su primer año», recuerda el centrocampista serbio, que está listo para reaparecer después de la lesión de hombro que sufrió contra el Sporting.

«Me faltan más partidos y un poco de tiempo. Jugué contra el Valencia, el Granada y el Sevilla, pero luego estuve un mes sin participar. Luego jugué contra la Real Sociedad y después pasé otro mes sin jugar. Estoy feliz en los entrenamientos y eso es lo más importante. Quiero jugar siempre, como todos los futbolistas, pero llevo cinco meses aquí, he participado en diez o doce partidos y está bien para empezar. Voy feliz a los entrenamientos y a los partidos. Es importante porque cuando me toca jugar necesito estar tranquilo. Mi familia está aquí y yo estoy feliz», explicó este lunes el jugador verdiblanco en Betis TV.

«Estoy muy contento en Sevilla, es una ciudad preciosa. Hace mucho calor pero estoy muy bien. El Betis es un gran club con mucha historia y una gran afición. Mi familia también está muy contenta, está aquí conmigo y todos estamos muy felices. Además, he sido padre hace unos días. Termino de entrenarme con el equipo y voy a casa con el bebé y mi mujer. Ha nacido aquí en Sevilla, así que es un niño bético», cuenta Brasanac. «No puedo dormir mucho porque come cada tres horas», bromea. «Pero mi mujer está siempre con él. Ahora están aquí mis padres y nos ayudan mucho, así que sin problema. Es la tercera vez que mis padres están aquí y les gusta mucho la ciudad. Ahora ya la conozco mejor; conozco más restaurantes y sé qué comer, así que todo va muy bien», añade.

«También necesité un poco de tiempo cuando empecé en el Partizán. Como todos los jugadores nuevos, necesito un poco de tiempo, pero tenemos que trabajar cada día lo mejor posible en los entrenamientos. En agosto llegué a un equipo nuevo y ya se habían jugado dos partidos de Liga», rememora también el balcánico, que extiende su ejemplo a todo el equipo: «Estoy muy contento, especialmente porque ahora en casa jugamos casi perfecto. Seguro que en el futuro iremos aun mejor, tenemos muchos jugadores jóvenes que cumplen aquí su primer año. Hay muchos jugadores como yo que sólo llevan aquí seis meses y necesitan tiempo», explica.

«Hablo con todos y ahora es más fácil para mí porque puedo comunicarme en castellano. En septiembre fue un poco difícil porque algunos compañeros no hablan inglés. Cejudo, Manu Herrera, Bruno, Pezzella o Felipe Gutiérrez hablan inglés, pero ahora me puedo comunicar con todos en castellano. Creo que el serbio es más difícil. Para nosotros es más fácil aprender español o inglés. Hablo serbio, inglés y, ahora, un poquito de español. Entiendo casi todo después de cinco meses aquí», señala sobre su proceso de adaptación

La lesión de hombro

«En el mismo momento me di cuenta de que ya no podía jugar más y pedí el cambio. Estaba luego en el vestuario y me dolía muchísimo, pero los doctores me recolocaron el hombro en dos minutos. En las horas posteriores al partido me seguía doliendo pero después no sentía nada de dolor. Durante diez días tuve el brazo inmovilizado y desde ese momento podía hacer vida normal. Voy haciendo ejercicios en casa y en el gimnasio y ahora estoy mucho mejor. Hace cuatro o cinco días, en el entrenamiento, ya pude jugar normal. Creo que dentro de dos o tres días ya estaré completamente recuperado. Fue en una jugada complicada y en el futuro puede ser molesto. En los entrenamientos intento tener un poco de cuidado. Tengo que ir probando en los entrenamientos para poder estar al 100%.»

La afición

«Allá donde voy en la ciudad, ya sean tiendas, restaurantes, centros comerciales... siempre hay béticos. El Betis es un gran club y siempre me encuentro con béticos. Me reconocen y me piden fotos o autógrafos y esto me encanta. En Belgrado también pasa pero no tanto como aquí. Belgrado es más grande y también hay dos grandes rivales, con un gran derbi, pero aquí la gente siempre quiere fotos, autógrafos o camisetas».

Derbi Estrella Roja-Partizan

«Siempre digo que estoy muy feliz porque siempre he jugado derbis Partizán contra Estrella Roja y ahora puedo jugar Betis-Sevilla. Creo que esos derbis están entre los diez mejores derbis del mundo. En Serbia el derbi es más agresivo. Aquí podemos ver a un bético y un sevillista juntos por la calle pero allí en Serbia es más difícil. Allí si hay diez aficionados del Estrella Roja y diez del Partizán, están separados y hay policía. Es perfecto como también lo es el Betis-Sevilla. Sé lo que significa un derbi Betis-Sevilla, es un partido muy importante para la afición y para nosotros».

Defensivo u ofensivo

«Puedo jugar de ambas maneras, pero no me gusta hacerlo como ‘10’, como mediapunta. En Serbia solía jugar como ‘8’ o como ‘6’. Me gusta jugar como lo hice en el partido contra el Valencia, pero este es mi primer año en un club diferente, en un país diferente al mío. He jugado durante 11 años en el Partizán de Belgrado y se nota la diferencia. Estoy contento por mis primeros cinco meses aquí, he jugado contra equipos muy difíciles como el Real Madrid, el Sevilla, el Valencia o el Atlético de Madrid. Tengo que trabajar lo mejor posible, creo que entre todos podemos hacer que en el futuro el Betis juegue aún mejor».

Cómo fue su fichaje

«No sé si podré explicarme en español (ríe). Cuando salí de Serbia, me dirigía a Portugal, por la noche me comentaron que el Betis me quería fichar y dije que quería ir a España, que había que cerrarlo todo. Estoy muy contento aquí y también con la gente del Club. Hace doce o trece días, en el hospital, toda la gente del club quería ayudar a mi mujer y a mi familia. Para un jugador es muy importante poder pensar sólo en el fútbol».

Su hijo y la lesión

«Todo ocurrió en 24 horas, primero fue mi lesión. El domingo jugamos contra el Sporting de Gijón y por la mañana, sobre las 6.30, comenzó el parto. Ya por la tarde, sobre las ocho, mi mujer dio a luz. Mi dolor en ese momento no importaba porque tener un hijo es lo más precioso del mundo. Todo lo demás no importaba».

Feliz en el Betis

«Estoy muy feliz. En Serbia también jugaba en un gran club. El Betis y los aficionados me quieren, y para mí, después de jugar en el Partizan, sería difícil encontrar mejor sitio que éste. La gente es perfecta, los jugadores y la ciudad, también».


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos