lunes, 21 octubre 2019
Real Betis

Denilson echa la vista atrás

El brasileño ha estado esta semana en la ciudad deportiva verdiblanca y saludado a todos los jugadores y, especialmente, a quien fue su compañero, Joaquín

04 oct 2019 / 12:17 h - Actualizado: 04 oct 2019 / 12:22 h.
  • Denilson realizó una visita al Real Betis. / RBB
    Denilson realizó una visita al Real Betis. / RBB

TAGS:

El brasileño Denilson de Oliveira Araújo, campeón del Mundo con la Canarinha en 2002, ha expresado su satisfacción por la evolución experimentada por el Betis, en el que militó entre 1998 y 2005, y afirmado sobre el césped del Benito Villamarín que "cómo ha cambiado esto".

Denilson, símbolo de la época de Manuel Ruiz de Lopera al frente del Betis, ha estado esta semana en la ciudad deportiva verdiblanca y saludado a todos los jugadores y, especialmente, a quien fue su compañero de equipo y actual capitán, Joaquín Sánchez, al entrenador bético, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', y a su compatriota Emerson Aparecido.

Sentido fue el abrazo que se dio con Joaquín, con quien jugó cinco años en el Betis y que le dijo al brasileño: "qué dices, tengo veintiocho y más desborde ahora", pese a que el de El Puerto de Santa María tiene 38 años, cuatro menos que el de Diadema.

El extremo llegó al Betis como el fichaje más caro de la historia en ese momento, cinco mil millones de pesetas (30 millones de euros), procedente del Sao Paulo y Lopera le puso una clausula de rescisión de sesenta millones y advirtió de quien quisiera llevárselo tendría que "cerrar un banco".

"'Por la banda, aires de samba", recordaba el brasileño la megafonía que lo anunciaba en el estadio bético, que pisó emocionado porque, según confiesa en unas imágenes difundidas por el Betis, aprendió "muchas cosas en este club" que aprendió a "amar" y en el que, pese a muchas vicisitudes, fue "feliz".

No fue un camino de rosas porque, a las primeras de cambio, se encontró con un Javier Clemente con el que no se entendió por sus conceptos diametralmente opuestos del fútbol y porque, además, el Betis descendió en 2000 y fue cedido al 'Flamenco' brasileño, en peculiar denominación del presidente bético.

Ese mismo año, regresó al Betis y estuvo en el equipo verdiblanco hasta 2005, en el que ganó la Copa del Rey ante Osasuna y en el que, pese a no jugar la final, ha quedado en los anales béticos al posar junto al once que la ganó en una fotografía en la que hay doce jugadores.

Tras abandonar el Betis con 28 años, Denilson jugó en el Girondins de Burdeos, el Al-Nassr de Arabia, el Dallas de Estados Unidos, el Palmeiras y el Itumbiara brasileños, el Kavala de Grecia y un partido con el Xi Mang Hai Phong de Vietnam antes colgar las botas en 2010.

"Fui feliz aquí. Esta es mi banda. Me alegra muchísimo saber que el Betis está buscando ser más grande, es lo más importante, la mentalidad de los jugadores y del presidente. Es imposible que no traiga a mis hijos aquí para que ellos vean dónde su padre ha estado y el cariño que la gente tiene por mí. Gracias Real Betis Balompié. Gracias por todo. De verdad", afirma Denilson en las imágenes facilitadas por el club bético.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016