Menú

El Betis de Poyet es un coladero

El uruguayo no da con la solución para construir un sistema fiable y ya presenta una de las peores marcas defensivas de la historia del club en Primera. Las goleadas ante Barça y Madrid disparan la media a dos goles en contra por partido

17 oct 2016 / 09:00 h - Actualizado: 17 oct 2016 / 16:16 h.
"Real Betis","Adán","Gustavo Poyet"
  • Mandi, con cara de pocos amigos, y Adán, que se ajusta el calentador, tras uno de los goles del Real Madrid / Manuel Gómez
    Mandi, con cara de pocos amigos, y Adán, que se ajusta el calentador, tras uno de los goles del Real Madrid / Manuel Gómez
  • Estas son las peores marcas defensivas del Betis en Primera División a estas alturas de Liga.
    Estas son las peores marcas defensivas del Betis en Primera División a estas alturas de Liga.

Tres meses después de que el proyecto diese sus primeros pasos en Marbella y ocho jornadas después de comenzar la competición oficial, el Betis de Gustavo Poyet retrocede más que avanza, incapaz de rellenar las lagunas que su juego dejó al descubierto antes incluso de que el Barcelona le propinase la primera paliza de la temporada. Las más importantes (las lagunas, no las palizas) son la blandura defensiva y esa nulidad para construir un mínimo de fútbol decente en el centro del campo, rémora esta última que no es de este año sino de hace muchos. Puestos a elegir el pecado más determinante, resultaría absurdo negar la trascendencia de que Adán no se sienta seguro. Puede que el entrenador no dé con la solución para que su sistema de contención sea fiable, puede que determinados jugadores no alcancen por ahora el nivel que exige un campeonato como la Liga o puede que sea una mezcla de los dos factores, pero el Betis es un auténtico coladero.

En verano dio la impresión de que Poyet quería levantar un Betis serio y ordenado, un conjunto difícil de superar. La sensación desapareció en el estreno competitivo, en el Camp Nou (6-2). Luego cayeron dos del Valencia, otros dos del Granada, uno del Sevilla, uno de la Real Sociedad y, por último, otros seis del Real Madrid. En total, 18. Es decir, más de dos por jornada (2,2 para ser exactos). Sólo un par de veces ha logrado dejar su portería a cero, ambas en el Villamarín: ante el Deportivo (0-0) y el Málaga (1-0). Y ni mucho menos es casualidad que reciba semejante cantidad de goles: también es uno de los equipos a los que más remates lanzan.

El Betis no sólo es el segundo equipo más goleado de Primera esta temporada (le gana el Granada, con 23), sino que está protagonizando una de las peores campañas de su historia en la máxima categoría desde el punto de vista defensivo. Ese registro de 18 tantos en contra en la 8ª jornada, de hecho, es el sexto del escalafón y el peor desde hace casi 40 años (79-80). Y su balance general, ese -9 producto de haber marcado la mitad de goles de los que ha encajado (9/18), también es el sexto en esta preocupante clasificación. El récord en ambos capítulos es de la 42-43, la que dio paso a los años en Segunda y Tercera: 25 dianas en contra y -14 en el average. Aquella vez, el Betis protagonizó derrotas como un 5-0 en el campo del Athletic, un 6-2 en el del Granada o un 4-1 contra el Barcelona.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos