El Betis paga cara su falta de ambición ante el colista

Los de Mel se conformaban con el empate ante Las Palmas y se vieron condenados por un gol de William José en el último suspiro (1-0), aunque al principio pudieron recibir varios

12 dic 2015 / 21:29 h - Actualizado: 13 dic 2015 / 12:43 h.
"Primera División","Real Betis","UD Las Palmas","Pepe Mel","Rubén Castro"
  • Joaquín trata de zafarse de David Simón. / Ángel Medina (Efe)
    Joaquín trata de zafarse de David Simón. / Ángel Medina (Efe)


Liga BBVA 2015-2016 - 15ª Jornada - UD Las... por sertrual

Un gol de William José en el descuento dio el triunfo a Las Palmas y condenó a un Betis que desde hacía rato se conformaba con el empate y pagó muy cara su falta de ambición. Los de Mel tuvieron un arranque de partido desastroso y en el primer cuarto de hora concedieron tres ocasiones muy claras de gol, aunque fueron capaces de llegar con el 0-0 al descanso y parecía que lo iban a poder mantener sin muchos apuros en una segunda mitad más igualada que se resolvió en el último suspiro a favor de quien más lo buscó.

Los verdiblancos habían nivelado en la segunda parte la tremenda inferioridad en el juego que mostraron ante el colista en la primera, pero no dieron en ningún momento ese paso adelante con decisión en busca del triunfo y acabaron cayendo derrotados y poniendo fin a su racha de más de tres meses sin perder lejos del Villamarín, pues no lo hacían desde el 29 de agosto en el Bernabéu.

El arranque de partido del Betis fue horrendo. El equipo salió aplatanado y era un coladero por la banda de Piccini, al que no ayudaba nada Joaquín. Por ahí se sucedieron las coladas de Dani Castellano y Jonathan Viera y en los seis primeros minutos ya gozaron los canarios de dos ocasiones clarísimas para haber hecho el 1-0. La primera la abortó el reaparecido Adán con un paradón a bocajarro ante Viera (3’) y la segunda la mandó fuera Araujo con toda la puerta para él, tras una gran asistencia de Dani Castellano.

El pésimo estado del terreno de juego fue el mejor aliado de los béticos, pues perjudicó claramente a los canarios, dueños del balón y de las ocasiones. En el 16’, Araujo desaprovechó otra muy clara al rematar de nuevo ligeramente desviado en situación óptima. El sistema defensivo de los béticos hacía aguas y solo cuando cayó el balón en pies de Rubén Castro fue capaz de intimidar algo al rival. Varas (5’) le sacó un remate desde más de 30 metros que le pilló adelantado y el linier de Gil Manzano le invalidó luego por un fuera de juego que no era un pase de oro a Molina (35’) que lo dejaba solo delante del portero.

En la segunda parte mejoró ligeramente el juego de los béticos. Las Palmas ya no volvería a llegar a las inmediaciones de Adán hasta los instantes finales y a Molina le volvieron a señalar un fuera de juego que no era (55’) en una ocasión clara de gol. Pero Mel tardó mucho en hacer los cambios para refrescar el equipo: el último fue claramente para perder tiempo, dando entrada a Van Wolfswinkel en el 91’ en lugar de Cejudo. Y precisamente una pérdida de balón del holandés en ataque dio lugar a la contra que acabó con el gol de William José ante la pasividad de la zaga bética, que le dejó dar varios toques en el área antes de fusilar a Adán y condenar al Betis a una dolorosa derrota que le deja bastante tocado de moral en vísperas del derbi.

UD Las Palmas: Javi Varas; David Simón, Hernán, Garrido, Dani Castellano; Vicente Gómez, Roque Mesa (Valerón, 86’); Momo (Nauzet, 70’), Tana (William José, 82’), Jonathan Viera; y Araujo

Real Betis: Adán; Piccini, Westermann, Jordi, Vargas; Joaquín (Vadillo, 78’) , Petros, Xavi Torres, Cejudo (Van Wolfswinkel, 91’); Rubén Castro y Jorge Molina (Van der Vaart, 83’).

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Extremeño).

Gol: 1-0. M. 92. William José.

Escenario: estadio de Gran Canaria, con presencia de 16.762 espectadores. Terreno de juego en muy malas condiciones.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos