Menú

El Betis ‘salvó’ al Eibar del descenso en 1990

Hace 26 años un triunfo bético en la última jornada en Santander mandó a los cántabros a Segunda B y dio la permanencia a los guipuzcoanos. Los béticos necesitan al menos un punto este domingo para no depender de nadie

07 may 2016 / 10:16 h - Actualizado: 07 may 2016 / 10:38 h.
"Primera División","Real Betis","Eibar"
  • Ramis ayuda a Cejudo a levantarse durante el partido de la primera vuelta. / Pepo Herrera
    Ramis ayuda a Cejudo a levantarse durante el partido de la primera vuelta. / Pepo Herrera

El Betis se medirá este domingo por vez primera al Eibar en Ipurua en partido de la máxima categoría con la necesidad de sumar al menos un punto para certificar de una vez por todas la permanencia matemática sin necesidad de depender de otros resultados, que en el 96,3% de los casos lo salvan aun perdiendo con los eibarreses. Los guipuzcoanos, que ya aseguraron su continuidad en Primera división con 42 puntos, tienen preparada una fiesta post-partido en la plaza de la villa a la que pretenden sumarse los béticos, que esperan cerrar de una vez por todas su permanencia matemática este domingo.

Hace 26 años el Eibar se salvó de bajar a Segunda división B gracias a un triunfo del Betis, ya ascendido, en la última jornada de la 1989/90 en el Sardinero ante el Racing de Santander, al que le bastaba un empate para salvarse y perdió 1-3 (dos goles de Chano, otro de Mel) ante los verdiblancos, entonces entrenados por Julio Cardeñosa, que seis jornadas antes había sustituido en el banquillo a Juan Corbacho.

Las informaciones de la época denunciaron que el Betis había sido primado por ganar aquel partido por el Eibar, que habría obsequiado con escopetas de caza –por algo lo llaman el equipo armero– a jugadores y directivos del club verdiblanco por la victoria en Santander.

Aquella temporada el Betis, que había descendido el año anterior, había logrado el ascenso en la jornada 37ª al empatar 1-1 en el Villamarín ante el Sabadell (gol de Mel). En la última solo se jugaba el prurito de la victoria, mientras que al Racing le faltaba un punto para amarrar la permanencia en Segunda, que solo perdería si caía derrotado ante los verdiblancos y el Eibar (al que ganaban el average particular) se imponía en el estadio de Sarriá a un Espanyol en puestos de promoción de ascenso.

El Espanyol tenía plaza de promoción asegurada y no tenía interés alguno en ganar su último partido, pues le hubiera tocado jugar la promoción contra el Tenerife de Xabier Azkargorta, Felipe Miñambres, Rommel Fernández y Quique Estebaranz, entre otros. El Eibar ganó 2-3 en Sarriá y el Espanyol luego ganó la promoción de ascenso en los penaltis al Málaga de Pedro Jaro. En la otra eliminatoria de promoción, el Tenerife derrotó al Deportivo de La Coruña.

Bajó el Racing de Marcelino García Toral

De este modo el Racing de Santander, en el que jugaba Marcelino García Toral -ex técnico del Sevilla FC, entre otros, y hoy al frente del Villareal-, se fue a Segunda división B por esa derrota en la última jornada ante el Betis, que salvó al Eibar del descenso.

El Eibar había jugado en Segunda división de 1953 a 1958, cinco temporadas, y no volvió a la categoría de plata hasta 1988. La 1989/90 era su segunda temporada en Segunda, categoría en la que, tras salvarse ese año de forma agónica, logró permanecer durante 18 campañas consecutivas, hasta que bajó en 2006 a Segunda B. En 2007 logró ascender de nuevo y volvió a bajar en 2009, permaneciendo cuatro años en Segunda B hasta 2013, cuando logra el ascenso a Segunda A y de ahí en un año a Primera, donde en la actualidad cumple su segunda temporada y se ha asegurado ya la presencia en una tercera.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos