El caso Zozulia se enquista más

El delantero ucraniano sigue entrenándose en la ciudad deportiva del Betis y no volverá a Madrid «si no se garantiza que pueda desarrollar su trabajo», dice el agente del futbolista en España.

09 feb 2017 / 10:35 h - Actualizado: 09 feb 2017 / 10:41 h.
"Zozulya"
  • Zozulia realiza ejercicios con balón durante un entrenamiento reciente en la ciudad deportiva Luis del Sol en compañía de Rubén Castro. / Manuel Gómez
    Zozulia realiza ejercicios con balón durante un entrenamiento reciente en la ciudad deportiva Luis del Sol en compañía de Rubén Castro. / Manuel Gómez

TAGS:

El delantero ucraniano del Real Betis cedido al Rayo Vallecano, Roman Zozulia, continúa sin encontrar solución al conflicto generado tras su pase al conjunto madrileño. Los días pasan y después de una semana esperando la resolución definitiva a una situación que se ha enquistado, ha sido el jugador el que ha decidido volver a entrenarse en solitario para no perder la forma. Así, y con permiso de la entidad madrileña, Roman Zozulia volvió ayer a la ciudad deportiva heliopolitana para ejercitarse en el gimnasio. Según José Lorenzo, agente del futbolista en España, es la mejor terapia posible para el delantero. «Roman vuelve a la normalidad y está en contacto con el balón y sus compañeros, que es lo que quiere y, además, mejor le viene en estos momentos», aseguró Lorenzo en declaraciones a la Cadena SER en Sevilla.

El agente de Zozulia lamentó no haber podido poner fin a esta situación que «está provocando una daño irreparable a Roman», mientras que aseguró que Zozulia no está en Sevilla por voluntad propia: «El jugador no ha llegado al Rayo y porque no le guste el blanco y el rojo se ha ido. Ha llegado para ponerse a las órdenes del club y ha pasado lo que todos sabemos. Tanto es así que el propio Rayo es el que documentalmente le da permiso para entrenarse con el Real Betis». El representante del ucraniano ve difícil que Zozulia pueda jugar en Vallecas y deja la pelota en el tejado de Raúl Martín Presa, presidente de los vallecanos. «Si el Rayo le garantiza con total seguridad el desarrollo de su trabajo, no porque vaya con una escolta, sino con absoluta garantía, porque se le está quitando un derecho fundamental que tiene toda persona, ayudaría muchísimo. Y a día de hoy no se da esa circunstancia».

Por otro lado, son constantes las muestras de apoyo que el jugador está recibiendo de sus compañeros en el Betis. El último en pronunciarse ha sido Cristiano Piccini. El italiano, en declaraciones a la cadena COPE, aseguró que «esto es muy duro y muy feo», porque «mancha tu imagen. Él solo apoyó a su país y por eso le ponen una etiqueta». El lateral concluyó aseverando que «Roman y su familia no merecen ese trato».

Mientras, desde Madrid, se suceden las reuniones entre los distintos organismo para intentar encontrar una solución a esta problemática. En este sentido, Javier Tebas, presidente de la LFP, ya ha anunciado que el organismo que representa se querellará contra 17 aficionados del Rayo que fueron identificados en Madrid por no permitir a Zozulia el desempeño de un derecho fundamental como es el trabajo. «En breve estará presentada la querella criminal contra las 17 personas que entraron al recinto de la Ciudad Deportiva del Rayo el día que fue el jugador. Están los autores materiales de la amenaza y ahora hay que trabajar para conocer los autores intelectuales», declaró Tebas tras la reunión mantenida con Anatoly Scherba, embajador de Ucrania en Madrid.

El Betis, por su parte, continúa expectante el desarrollo de los acontecimientos aunque no de brazos cruzados. De hecho, ha decidido poner pie en pared y frenar las múltiples ofensas que están llegando no sólo a Zozulia, sino también al resto de la plantilla por el apoyo mostrado. De este modo, el club verdiblanco anunció ayer que presentará una demanda contra el rapero Pablo Hasel, quien a través de Twitter deseó que se estrellara el avión del Betis tras el comunicado en el que los jugadores apoyaron al ucraniano. Además, desde la planta noble de Heliópolis se reprobó la actitud del concejal de Participa Sevilla en el Ayuntamiento Julián Moreno, quien a través de un tuit, anunció: «Vaya asco dan los jugadores del Betis apoyando a Zozulia». El edil, que más tarde borró ese mensaje de las redes sociales, acabó pidiendo disculpas a través del mismo canal.

Con todo, Zozulia volverá a trabajar hoy en la ciudad deportiva Luis del Sol a expensas de la solución que puedan encontrar entre todas las partes, pues contractualmente, ni el Betis puede repescar al futbolista, ni éste jugar en otro club que no sea el Rayo Vallecano según la normativa vigente.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla