El caso Zozulia se extiende por Europa

Los aficionados del Bayern también acusan de «nazi» al, por el momento, jugador del Rayo

08 feb 2017 / 10:57 h - Actualizado: 08 feb 2017 / 19:42 h.
"Real Betis","Zozulya"
  • Imagen de uno de los fondos del Allianz Arena, ayer.
    Imagen de uno de los fondos del Allianz Arena, ayer.

La polémica en torno a Roman Zozulia, jugador que el Betis ha cedido al Rayo Vallecano para el resto de esta temporada, no ha acabado. Es más, parece haber traspasado fronteras, toda vez que los aficionados del Bayern de Múnich, en el partido que su equipo jugó este martes contra el Wolfsburgo, sacaron dos pancartas en contra del delantero, acusándolo de ser «nazi» y advirtiendo que a estos hay que «echarlos del fútbol», todo ello acompañado de otra pancarta en castellano: «Zozulia vete ya». Es precisamente su supuesta ideología política la que ha llevado a la afición del Rayo Vallecano a paralizar la incorporación del bético al equipo madrileño, mientras que el propio Zozulia insiste en que su ideología nada tiene que ver con la extrema derecha o el nazismo.

El futbolista aún no ha comunicado su decisión final, que todo apunta a que será no regresar al Rayo Vallecano por temor a contribuir al mal ambiente en torno al equipo. El caso Zozulia no sólo está en manos del Betis, el Rayo Vallecano y los agentes del futbolista, sino que va más allá. El delantero ha consultado a las altas instancias del fútbol mundial, es decir, la FIFA, si hay alguna posibilidad de jugar de aquí a junio sin que sea en el Rayo, al que no quiere ir de ninguna de las maneras por el rechazo de los aficionados y el escaso apoyo, por no decir nulo, que ha encontrado en la plantilla y el cuerpo técnico franjirrojo. Pero hay más. La polémica también salpica hasta a las altas instancias diplomáticas: la LFP ha acudido incluso a la embajada de Ucrania en España para pedir ayuda. Zozulia debe comunicar su decisión en las próximas horas.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha afirmado este miércoles que el Gobierno no ha tratado la situación del jugador ucraniano, aunque ha señalado que en el mundo del fútbol «hay bastantes actitudes que son preocupantes en determinadas aficiones de los equipos». Dastis ha hecho estas declaraciones en TVE después de que Javier Tebas y Anatoliy Scherba, embajador de Ucrania en Madrid, se reunieran el martes y coincidieran en que el Gobierno español debe apoyar al jugador ucraniano. «El Gobierno no ha tratado este asunto. Es verdad que es una cuestión que, para un aficionado al fútbol como yo, me ha llamado la atención y que considero es preocupante», ha insistido Dastis, quien añadió que el Gobierno de Mariano Rajoy es «integrador y no xenófobo» y ha considerado que «cada futbolista y deportista debe poder desempeñar su trabajo en una situación en la que no se le pongan en estas difíciles situaciones».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla