Menú

El difícil camino hacia la paz bética

BxV dice que no participa en el diálogo con Lopera y Oliver. PNB aclara que las plataformas sí han pedido unos «mínimos» a los negociadores

07 oct 2016 / 09:00 h - Actualizado: 07 oct 2016 / 13:36 h.
"Real Betis","Manuel Ruiz de Lopera","Luis Oliver","Hugo Galera"
  • A la izquierda, Hugo Galera y el consejero Rafael Salas (BxV). A la derecha, Pepe Tirado (PNB) / Javier Cuesta
    A la izquierda, Hugo Galera y el consejero Rafael Salas (BxV). A la derecha, Pepe Tirado (PNB) / Javier Cuesta

El intrincado camino hacia esa especie de utopía que es la paz en el Betis vuelve a ser recorrido por las múltiples partes que están implicadas en una realidad social y jurídica muy complicada. Algunas están en primera línea de batalla y otras, en la barrera, expectantes ante lo que ocurra en las conversaciones entre los abogados del club y los de Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver. Desde fuera contemplan la escena dos de las tres plataformas que han liderado la guerra contra los dos exdirigentes: Béticos por el Villamarín (BxV) y Por Nuestro Betis (PNB). Y la perspectiva que tienen del asunto no es exactamente la misma.

BxV se desmarcó ayer de ese posible pacto a través de un comunicado: «Esta plataforma expone que no ha participado como tal en ninguna de estas reuniones ni ha debatido en el seno de su cuerpo social esta posibilidad, con lo que difícilmente puede ser partícipe de ningún pacto o acuerdo». Es una nota rotunda, pero acaba con este matiz: «Esto es sin detrimento de que algunos de sus miembros estén evaluando posibilidades».

Béticos por el Villamarín es el grupo que encabezó la presentación de la demanda contra Lopera que, muchos años después, se traducirá en el juicio que comenzará en abril de 2017. A través de algunos de sus miembros también aparece en la denuncia contra el mismo protagonista por adquirir de forma presuntamente ilegítima el 31,38% del capital social del club, un caso crucial que está pendiente de sentencia. Y sobre todo alberga a la figura más radical de todas las que se oponen a cualquier trato con Lopera: Hugo Galera.

En una entrevista concedida a este periódico hace unas semanas para hablar de la venta de su clínica de Triana, el galeno también hizo un aparte para referirse al Betis y reiterar que sus convicciones permanecen inalterables. Preguntado por esa negociación extrajudicial, esta fue su respuesta: «Hubo algunas personas que han pretendido que eso fuera así, pero yo me he opuesto totalmente. Yo fui el primer denunciante. La jueza Alaya (sonríe) saltó a la fama por mi denuncia contra Lopera», indicó.

«Hay gente que siempre piensa en esa opción, pero yo no la veo factible, por lo menos de momento. En primer lugar, porque la petición del fiscal es de tres años de cárcel y la nuestra, de doce. Esa negociación tiene que ser a rendición total. Y como no la hay...», añadió Galera, que sólo ve un escenario alternativo «cuando se aproximen las rejas», en referencia a la posible condena a Lopera en el juicio de la Audiencia Provincial. «Yo no veo práctico negociar en la situación actual. Precipitarse ahora es absurdo. Llevamos con esto desde 2007 y hemos invertido mucho en esto desde entonces para darle la vuelta», recordó.

El tono es distinto en PNB. Su nuevo presidente, José Antonio Tirado, realizó ayer unas interesantes declaraciones en alfinaldelapalmera.com. «Para qué negar que se está negociando. A las plataformas nos pidieron nuestro posicionamiento y BxV y PNB señalamos una serie de mínimos para la negociación. Estamos esperando que esos mínimos se pongan de manifiesto para que el acuerdo se pueda plasmar», admitió Tirado.

La principal exigencia de PNB está clara: recuperar las acciones que considera que Lopera no pagó para que vuelvan al Betis «a coste cero» y luego se vendan entre los béticos «para tener el máximo reparto accionarial y así evitar que aparezcan señores con grandes capitales que controlen la sociedad». En cuanto a la posibilidad de pagar cantidades millonarias a Lopera y Oliver... «Ahí no queremos entrar», explicó Tirado. «Lopera no negocia por la venta de su paquete, sino por la presión de los juzgados. No queremos que un juez sentencie, sino que se llegue a un acuerdo definitivo. Nosotros nos jugamos el físico y el patrimonio y tendremos que decidir cuándo y cómo termina esta historia», finalizó.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos