lunes, 14 octubre 2019

«Es más duro jugar en un equipo que no te paga y no tener para comer»

Feddal se toma la rehabilitación de su lesión como «un reto más» aunque reconoce que es «un partido que va a durar seis, siete u ocho meses». El central del Betis cuenta que un grupo de béticos se personó en el hospital de Barcelona para darle apoyo: «Mi mujer se emocionó y se puso a llorar»

07 feb 2018 / 16:02 h - Actualizado: 07 feb 2018 / 17:55 h.
  • Zou Feddal, tumbado en el césped, es ayudado por su compañero Guardado. / Jesús Barrera
    Zou Feddal, tumbado en el césped, es ayudado por su compañero Guardado. / Jesús Barrera

Zou Feddal ha comenzado la cuenta atrás para volver a disfrutar del fútbol después de ser operado ayer por el equipo del doctor Ramón Cugat en el Hospital Quirónsalud de Barcelona, de la rotura de talón de Aquiles que sufrió en el partido ante el Villarreal. «La operación ha salido muy bien y espero poder estar en poco tiempo haciendo la rehabilitación», dijo el defensa en los micrófonos de Radio Betis. Según han informado los servicios médicos del club, el marroquí tendrá que tener la pierna inmovilizada durante unos 40 días antes de comenzar la recuperación. A pesar del contratiempo, el zaguero ha mostrado estar animado y con fuerza para afrontar los próximos meses. «Yo siempre estoy feliz, pase lo que pase. Para mí esto es un reto más. Es un partido que va a durar seis, siete u ocho meses, pero lo afronto con optimismo».

El contratiempo para Feddal es doble, puesto que además de perderse lo que queda de temporada con el equipo verdiblanco también estará ausente de Mundial de Rusia, en el que estará presente la selección de Marruecos como rival de España en su grupo. «Es un momento duro, pero es peor jugar en un equipo que no te paga y no tener para comer», aseguró.

El apoyo de la afición en estos días complicados ha sido una dosis de ánimo vital para afrontar la la lesión. El defensa relató cómo un grupo de aficionados béticos se personó en el hospital antes de ser intervenido. «Mi mujer se emocionó y se puso a llorar», confesó.

El marroquí se siente encantado en el Betis y alaba a la unión del grupo como uno de las claves de la temporada: «El día a día con mis compañeros es muy bueno, nos queremos mucho, hay muy buena relación. El grupo es muy sano».

Sobre el último fichaje, Marc Bartra, que ocupa su misma posición, sólo tuvo palabras elogiosas: «Tiene mucha experiencia. Sólo con ver su historial ya se ve el nivel que tiene, seguro que le va a venir muy bien al Betis», apuntó.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016