Guardado estuvo por tercera vez en el banquillo

La primera suplencia del jugador llegó ante el Villarreal en la tercera jornada de Liga. Guardado salió en el tramo final de la segunda parte, pero al poco tiempo marcaron los amarillos el definitivo 3-1

22 nov 2017 / 00:31 h - Actualizado: 22 nov 2017 / 00:36 h.
"Andrés Guardado"
  • Guardado celebra uno de los goles del equipo ante el Celta. / Manuel Gómez
    Guardado celebra uno de los goles del equipo ante el Celta. / Manuel Gómez

Quique Setién tiene dos máximas en el fútbol: la posesión del balón y las rotaciones. La primera de ellas ha beneficiado al equipo en ocasiones, pero actualmente los verdiblancos no dan con la tecla acertada en el desarrollo del juego.

Por otra parte, las continuas rotaciones que ha llevado a cabo el técnico cántabro son en ocasiones demasiado forzadas, ya que el Betis no tiene dos partidos por semanas. Tanto es así que el entrenador no ha repetido el mismo once en las doce jornadas de la Liga que ya se han jugado. Una de las suplencias que menos han comprendido los aficionados béticos en el último partido ante el Eibar fue la de Guardado.

El capitán de la selección mexicana es el timón en el centro del campo, pero que Setién ha dejado en tres ocasiones en el banquillo. Algo incomprensible, puesto que el centrocampista disputó el último encuentro con su selección el lunes 13 de noviembre. Tiempo más que suficiente para que el jugador descansara.

La primera suplencia del jugador llegó ante el Villarreal en la tercera jornada de Liga. Guardado salió en el tramo final de la segunda parte, pero al poco tiempo marcaron los amarillos el definitivo 3-1. El centrocampista azteca fue también suplente ante el Madrid, pero salió en la primera parte tras la lesión de Camarasa.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos