Real Betis

Joaquín, de rey mago

Es el jugador que más partidos ha disputado con el escudo de las trece barras en Primera (309) desde que debutó en 2000 ante el Compostela en San Lázaro

25 sep 2019 / 15:29 h - Actualizado: 25 sep 2019 / 15:33 h.
"Real Betis","La Liga"
  • Joaquín realizó un partido sobresaliente frente al Levante en la última jornada de liga. / EFE
    Joaquín realizó un partido sobresaliente frente al Levante en la última jornada de liga. / EFE

Joaquín Sánchez, capitán del Betis, saltó anoche al Benito Villamarín con una caja de yemas de San Leandro y una bolsa de caramelos que repartió como y cuando quiso en forma de dos pases de gol a Loren Morón y uno a Borja Iglesias, a quien le salió del alma que el de El Puerto de Santa María "es muy bueno".

El extremo también tuvo para dar y regalar a los 44.560 béticos que se dieron cita en el Villamarín en la victoria ante el Levante (3-1), que le ovacionaron cuando fue sustituido por delicadezas como esa 'cacha' de tacón a Toño que, en su maceración y ejecución, bien la habría podido firmar cualquiera de los virtuosos brasileños que, al azar, a botepronto y sin esforzarse mucho, le pueden salir a cualquier aficionado al fútbol.

Porque fútbol en estado puro es que un jugador de 38 años se transmute en rey mago y, con oxígeno de sobras para pensar en minutos inverosímiles para otros, elija el caramelo que quiera y a quién se lo da: de rosquita y al centro el primero, fuerte y al segundo palo -que es tan largo como el primero- el segundo, y atrás en un pase de la muerte el tercero, precedido de otro virtuosismo de Sergio Canales.

Y fútbol es también que todo tenga un sentido, que un 'mosto' o 'cacha', como en el fútbol del sur se llama al caño, sea para irse y para dársela a uno que vista como tú, que es lo que hizo Canales con Joaquín antes de que éste la pusiera atrás para que Borja Iglesias marcara el tercero de los verdiblancos.

Joaquín es el jugador que más partidos ha disputado con el escudo de las trece barras en Primera (309) desde que debutó en 2000 ante el Compostela en San Lázaro y, por encima de la hojarasca de sus apariciones en televisiones y redes sociales, es un grande a pleno rendimiento como uno de los últimos extremos puros que ha dado el fútbol.

Y por ahí, por su banda natural, la derecha fue por donde, sin los alivios de jugar más centrado o como se dice ahora, a pierna cambiada, se hartó de decidir por dónde se iba y a quién se la daba en pases de gol, no en balde así se llamaba antes de que las asistencias, propias del baloncesto, inundaran también el lenguaje del fútbol.

Como "un escándalo" definió anoche a Joaquín el 'Panda' Iglesias, quien por edad (26) podría ser hijo del portuense, no en vano recordó que éste le despertaba con golpes en la puerta cuando el punta estaba en la cantera del Valencia, uno de los equipos de Joaquín junto el Málaga y la Fiorentina antes de su retorno a Heliópolis en 2015.

Entonces, más de uno pudo pensar que el extremo venía a sestear en sus últimos años como bético, pero éste le dio la vuelta a la tortilla un año sí y otro también hasta llegar a ser uno de puntales del conjunto verdiblanco con Quique Setién y, ahora, con Joan Francesc Ferrer 'Rubi': una referencia.

Por derecho propio, Joaquín Sánchez forma parte de la triada capitolina del beticismo junto a Julio Cardeñosa y Rafael Gordillo, los que más partidos han jugado con la verdiblanca (412 ambos), aunque el portuense ya está a un tiro de piedra de los dos por haber sumado hasta anoche 402.

Junto a ellos y otros como Luis del Sol, Joaquín Sierra Vallejo 'Quino' o José Ramón Esnaola, Joaquín es ya uno de los grandes del beticismo, aunque además de estar en niveles superiores a muchas de sus temporadas, ha dado un paso más y es un accionista principal del club de Heliópolis.

Cumple contrato a finales de esta temporada en la que ya ha jugado seis partidos y ya se habla de su renovación -"tengo dos llamadas del 'presi', no sé qué querrá", dijo anoche tras el partido que se marcó-, aunque él se lo toma con humor y dice que se lo tendrá que pensar, vaya a ser que llegue a los cincuenta con los que se retiró Sir Stanley Matthews en el Stoke.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla