Real Betis

Joaquín: «Qué difícil es desprenderme de mi vida entera»

El capitán verdiblanco estuvo acompañado durante el evento de despedida de sus compañeros de la primera plantilla; el técnico Manuel Pellegrini; el presidente del club, Ángel Haro y gran parte del Consejo de Administración, además de leyendas del club como Rafael Gordillo

20 abr 2023 / 17:31 h - Actualizado: 20 abr 2023 / 17:51 h.
"Fútbol","Real Betis","Joaquín Sánchez"
  • Vídeo con la despedida íntegra de Joaquín.
  • El capitán del Real Betis, Joaquín Sánchez, emocionado en el acto de despedida. EFE/ Julio Muñoz
    El capitán del Real Betis, Joaquín Sánchez, emocionado en el acto de despedida. EFE/ Julio Muñoz

El jugador del Real Betis, Joaquín Sánchez, confesó este jueves que es "difícil" dresprenderse del club verdiblanco, su "vida entera", después de anunciar su retirada profesional tras 23 temporadas en la élite, asegurando que se marcha "con la tranquilidad" de que cumplió con su "deber", tras una decisión "meditada", "clara" y "en firme" en la que no tuvo influencia el apartado físico.

"Qué difícil es decir 'hasta aquí llegué'. Qué difícil es desprenderme de lo que ha formado parte de mi vida desde que tengo uso de razón, prácticamente mi vida entera. Tomar antes la decisión habría sido pronto, y tomarla después habría sido tarde. Siempre buscaré la forma de aportar lo que pueda al equipo de mi vida. Cómo ha podido pasar tan rápido...", arrancó el extremo durante el evento de despedida tras anunciar este miércoles su adiós al fútbol profesional.

El capitán verdiblanco, de 41 años, estuvo acompañado de sus compañeros de la primera plantilla; el técnico Manuel Pellegrini; el presidente de la entidad, Ángel Haro; el vicepresidente, López Catalán; el CEO, Ramón Alarcón, y gran parte del Consejo de Administración, además de leyendas del club como Rafael Gordillo y su familia.

En un acto muy emotivo, en el que Joaquín no pudo aguantar las lágrimas, aseguró que "esto no es un adiós", ya que "ahora empieza otra etapa". "Me subo a otro tren con la misma ilusión y las mismas ganas de aquel niño del Puerto que soñaba con vestir la camiseta del primer equipo del Real Betis", agregó.

"Estoy aquí para aportar y sentirme útil. Me encantaría estar cerca del tema deportivo, pero me toca aprender", puntualizó sobre el futuro, antes de bromear con la posibilidad de ser presidente del club. "A quien no le gustaría ser presidente del Betis, pero no es mi sitio, es de Ángel. Mi objetivo es sumar y sentirme feliz", apuntó.

Joaquín insistió en que no ha sido "una decisión que haya tomado a la ligera", sino que "ha sido bastante meditada", ya que la retirada le "rondaba mucho más por la cabeza" este año. "Era algo que no podía aguantar. No hay mejor momento que este, tampoco quería condicionar mi retirada al tema de conseguir entrar en Champions o el récord de partidos. Tengo 41 años, en algún momento me tenía que retirar", explicó sobre una decisión "clara" y "en firme" ante un futuro "igual de ilusionante".

«Me marcho con la tranquilidad de que cumplí con mi deber»

"A mí no me ha retirado el físico, aunque es verdad que la edad te pasa factura. A mí me ha retirado más mi cabeza, pero no porque estuviera aburrido, sino porque sentía que era el momento idóneo, el cuerpo me pedía hacerlo ahora. Yo sigo disfrutando y entrenando bien. Tendré ahora mi proceso de adaptación, lo primero son 5-6 meses de vacaciones, pero el tema mental no será nada fácil, el fútbol siempre me va a estar rondando", argumentó sobre las razones de su adiós.

El capitán verdiblanco admitió que le da "miedo" echar de menos el fútbol "más de la cuenta". "El olor a vestuario, a hierba mojada, a botas, ducharte con los compañeros, reír las bromas. Eso sí me da miedo, es inevitable, pero intentaré asimilarlo lo más rápido posible", añadió.

El futbolista echó "la vista atrás" para darse cuenta "de que no fue fácil" en el inicio. "Tuve suerte cuando Fernando Vázquez me llamó para incorporarme a la primera plantilla. Recuerdo ese momento como si fuera ayer, llamé a mi padre para decirle que ya era jugador del mejor equipo del mundo, el Real Betis Balompié", recordó el jugador como "el mejor momento" en el verdiblanco.

El extremo subrayó que no entiende "el fútbol ni la vida sin alegría", aunque reconoció que su carácter le ha podido "pasar factura en algún momento". "En tantos años me he podido equivocar en algún momento, si fue así, pido disculpas a quien hubiera podido ofender. Pero no me arrepiento de nada, siempre he intentado disfrutar con respeto y profesionalidad", resaltó.

Sobre su actual técnico, con el que también coincidió en el Málaga, Joaquín se mostró "feliz por acabar con él" su trayectoria como futbolista profesional. "Me ha ayudado para seguir adelante, cuando no sabía si seguir o no. Me ha apoyado siempre. Ojalá este año podamos terminar de la mejor manera posible. Ha intentado convencerme de que no me retire hasta el último momento, la admiración es mutua", deseó.

"Me marcho con la tranquilidad de que cumplí con mi deber, he dado todo lo que tenía. Joaquín se va, pero el Betis se queda. Es eterno. Gracias a mi afición bética, lo único que da sentido a este club, fiel donde las haya, alegre y sufridora, la del 'manque pierda'", concluyó Joaquín antes de confirmar que habrá un partido homenaje para despedirse en el que juntará a jugadores de su primera y segunda etapa como verdiblanco en un día "muy bonito".


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos