viernes, 29 mayo 2020

Rafael Muela: «La sociedad resurgirá reforzada en valores humanitarios que teníamos la sensación de estar olvidando»

El gerente de la Fundación Real Betis Balompié considera que, tras la pandemia, seremos “más conscientes de los privilegios que representan las cosas cotidianas de la vida”

Manu Ojeda manuojedas /
27 abr 2020 / 10:02 h - Actualizado: 27 abr 2020 / 10:39 h.
"Real Betis","Portada El Decano Deportivo","Coronavirus"
  • Rafael Muela, gerente de la Fundación Real Betis Balompié.
    Rafael Muela, gerente de la Fundación Real Betis Balompié.

Días complejos, cuanto menos, los que estamos atravesando desde que el COVID-19 entró en nuestras vidas. Miedo, incertidumbre, aumento considerable del desempleo, descenso de la economía española y, desgraciadamente, pérdidas humanas.

Sin embargo, ¿hay esperanzas en nuestro porvenir? Para Rafael Muela Pastor (1979), gerente de la Fundación Real Betis Balompié, la afirmación es total. Así lo muestra en una entrevista concedida a El Correo de Andalucía, en la que, minuciosamente, cuenta las labores fundamentales de la fundación del club verdiblanco, así como las iniciativas impulsadas durante el Estado de Alarma actual; analiza varios puntos del contexto social y económico que estamos atravesando, al mismo tiempo que alienta a la sociedad a creer en un futuro en el que lo valores humanos vencerán a cualquier conflicto insustancial y materialista.

Cuente a nuestros lectores las labores fundamentales llevadas a cabo por la Fundación Real Betis Balompié.

Nuestra misión fundamental es canalizar la responsabilidad social corporativa del Real Betis, poniendo el foco de nuestra acción en mejorar las oportunidades de educación, integración social y laboral, así como el bienestar de la infancia y la juventud de las poblaciones más vulnerables de los territorios con mayor vinculación al club, tanto a nivel local como internacional. Para todo este trabajo tenemos como referencia principal los valores humanos que van en el ADN del beticismo, y contamos con el deporte y su potencial como palanca de cambio.

La actividad y los proyectos de la Fundación abarcan programas de apoyo y vinculación con la comunidad, educación, igualdad de género, lucha contra la marginación y la pobreza, cooperación internacional al desarrollo, medio ambiente (firmamos el compromiso Climate Neutral Now de ONU Cambio Climático, para reducir las emisiones de efecto invernadero) y discapacidad. De nuestra trayectoria reciente podemos destacar que esta temporada la Fundación Real Betis está participando con enorme ilusión en LaLiga Genuine Santander, que consiste en una competición de fútbol integrada por equipos del colectivo DI (personas con discapacidad intelectual), y que ha organizado la Fundación LaLiga.

Durante este confinamiento, ¿qué acciones se han impulsado y cómo se ha implicado la entidad en favor de la sociedad?

Estamos implicados como entidad y fundación, en coordinación con las instituciones de la ciudad y apoyando de manera directa a los colectivos que trabajan día a día en primera línea para luchar contra esta pandemia. La sociedad tiene que sentir a un Betis cercano y humano.

Para conseguirlo, hemos convertido el Estadio Benito Villamarín en un centro logístico para la recepción, elaboración y reparto de material sanitario. Más de 350 voluntarios participan en esta iniciativa (entre los pertenecientes al movimiento ‘Máscaras Solidarias’, las personas voluntarias que desde sus casas elaboran material y los empleados del club que de manera voluntaria forman parte de la cadena de montaje y reparto).

Además, al principio de esta crisis, la fundación y sus patronos hicieron una donación económica a Cáritas Parroquial Jesús Obrero para que los niños y niñas del Polígono Sur tuvieran cubiertos el desayuno, la merienda y la cena que cubrían sus centros educativos hasta la llegada del estado de alarma. Una ayuda que se realizó mientras que las administraciones públicas ponían en marcha medidas excepcionales para dar cobertura a estas familias, un periodo que duró una semana. Se hizo entrega de 2.000 litros de leche para el comedor social del CEIP Menéndez Pidal, que atiende a las familias más necesitadas de Torreblanca.

Otra de las iniciativas que estamos llevando a cabo es la llamada 'El Betis más cerca', con la que pretendemos conocer en qué situación se encuentran nuestros abonados más veteranos y en mayor riesgo de vulnerabilidad por esta crisis sanitaria del COVID-19, además de mandarles un mensaje de ánimo y fuerza en esta situación tan excepcional. Los jugadores, consejeros y empleados del Real Betis forman parte de esta campaña solidaria. Todos ellos se están poniendo en contacto vía telefónica desde el 30 de marzo con los 2.100 abonados de más de 70 años de la entidad.

No puedo olvidar mencionar la aportación económica al plan ‘Cruz Roja Responde’ frente al COVID-19, así como la difusión a campañas solidarias de otras entidades como el Banco de Alimentos de Sevilla o el Centro Regional de Trasfusión Sanguínea para que se siga donando sangre. Además, hemos apoyado campañas realizadas por jugadores del Betis, como es el caso de la iniciativa ‘Coronavida’, impulsada por Sergio Canales.

¿Cuál es el valor añadido que aporta la Fundación Real Betis?

Permitir devolver a la sociedad lo que la sociedad le ha dado al club a lo largo de su historia. Nuestra aspiración permanente es ser el orgullo del beticismo con quienes más lo necesitan, contribuyendo a la mejora de sus oportunidades para un desarrollo personal integral.

Rafael Muela: «La sociedad resurgirá reforzada en valores humanitarios que teníamos la sensación de estar olvidando»

A nivel personal, ¿qué visión tiene sobre esta pandemia?

Al igual que para todos en nuestro país y nuestro entorno, el peor impacto de esta situación son las pérdidas humanas que estamos sufriendo en el camino. Se me hace especialmente doloroso que nuestros mayores, quienes lo han dado todo en la vida para que hoy seamos la sociedad que somos y que tengamos el estado de bienestar que tenemos, sean quienes estén dejando este mundo de esta forma, y además en muchos casos sin poder despedirse de los suyos. No obstante, estoy convencido de que nuestros sanitarios están cuidando de ellos hasta el último instante, y eso es fundamental.

En cuanto al impacto económico las consecuencias en la población más vulnerable es la mayor preocupación, ya que precisamente esa vulnerabilidad se acentúa exponencialmente y alcanza a un mayor número de personas y familias. Es ahí donde el tejido asociativo de la ciudad, con la Fundación como uno más, está trabajando “a destajo” y de manera coordinada con el objetivo de minimizar estos impactos tan negativos. Y lo seguirá haciendo en el proceso de reconstrucción.

¿Qué porvenir nos dejará el COVID-19?

Dentro de la incertidumbre de cómo vamos a ir evolucionando, siempre busco quedarme con la visión positiva de las cosas, pese a que indudablemente el camino va a ser difícil. Por eso mi convicción es que, una vez venzamos a esta pandemia, resurgiremos como comunidad mucho más unidos y reforzados en valores de humanidad, que por momentos teníamos la sensación de estar olvidando. El ser conscientes de los privilegios que representan las cosas cotidianas de la vida como estar con la familia y con los amigos, disfrutar los pequeños detalles de nuestra forma de vivir, de relacionarnos, de querernos y cuidarnos, y uno diría que más aún en nuestra ciudad.

La entrega incondicional y el compromiso más profundo de nuestro sanitarios, fuerzas de seguridad, trabajadores sociales, cuidadores, agricultores, ganaderos, trabajadores de supermercados y distribución... Todo ello nos hará sentir capaces de superar los retos que vengan para reconstruir la ciudad, el país y el mundo del que queremos formar parte sin dejar a nadie atrás, disfrutando y valorando cada detalle que nos define, por encima de todo como seres humanos.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016