Un premio justo y una política nueva

El Betis renueva a Junior hasta 2023 y lo blinda con una cláusula de 50 millones para asegurarse un arma decisiva o un gran beneficio en el supuesto de que se repitan casos como los de Dani Ceballos y Fabián

19 ago 2018 / 22:59 h - Actualizado: 20 ago 2018 / 17:22 h.
"Real Betis","Junior"
  • Junior, con Ángel Haro, José Miguel López Catalán y Lorenzo Serra Ferrer tras firmar su contrato / Real Betis
    Junior, con Ángel Haro, José Miguel López Catalán y Lorenzo Serra Ferrer tras firmar su contrato / Real Betis

La semana del principio de la Liga, marcada por la contundente derrota frente al Levante, terminó sin embargo con una buena noticia en el Betis: la renovación de Junior Firpo. El lateral dominicano y el club verdiblanco sellaron la ampliación hasta 2023 del contrato que los unía. Hasta ahora acababa en 2021. El documento también lo convierte en futbolista del primer equipo con un salario a la altura de su nuevo rol. Hasta ahora tenía ficha del filial. Y, sobre todo, las negociaciones han derivado en un sustancioso incremento de su cláusula de rescisión, que pasa a ser de 50 millones de euros. Hasta ahora era de la mitad, 25. De aquí en adelante será la tercera más alta de la plantilla, tras los 120 de William Carvalho y los 60 de Bartra.

«Estoy orgulloso y feliz. Todo esto es un sueño para mí. Hace unos meses jugaba con mis compañeros del filial y en poco tiempo he disfrutado del debut con el primer equipo, la clasificación para Europa y ahora la renovación», confesó Junior después de firmar su nuevo contrato. «2018 será un año inolvidable para mí», auguró.

Junior tiene tantos motivos para estar «orgulloso y feliz» como el Betis para dar por buena esta negociación. Por parte del futbolista, se asegura un estatus con el que hace un año a estas alturas, con el filial en Segunda B, apenas podía soñar. Por parte del club, además de darle el sitio que se merecía, también se garantiza la continuidad de uno de los valores más jóvenes (el miércoles cumplirá 22 años) y prometedores de su cantera. Su currículum sólo recoge quince partidos en Primera División, pero la entidad ha hecho lo que tenía que hacer. Y, en el peor de los casos, si se repite el caso Fabián, sus arcas recibirán la nada despreciable cantidad de 50 millones de euros.

BLINDAJE O BENEFICIO

Aunque el Betis diga oficialmente que da más importancia al fútbol que a las cláusulas de rescisión, o eso es lo que respondió Lorenzo Serra Ferrer a una pregunta al respecto tras la renovación de Loren, resulta obvio que la realidad ofrece otra versión. Y la realidad es que Dani Ceballos se marchó al Real Madrid por 16 millones de euros y el Nápoles se quedó a Fabián por 30, cada uno con sus matices. Los casos del delantero y el lateral representan un significativo giro en la política verdiblanca: Loren firmó una cláusula que ronda los 45 millones y Junior se va un poco más allá. El Betis quiere a sus perlas de la cantera, pero no descuida el enorme beneficio que puede obtener si en un futuro próximo son tentados por clubes económicamente más poderosos. Y lo mismo ocurrirá con el siguiente en firmar su renovación, Francis, que se moverá por parámetros similares.

En cualquier caso, esta renovación corona una trayectoria fulgurante para Junior, sobre todo desde que debutó contra el Deportivo, el 2 de febrero. Aquella noche, por cierto, ya dio a su amigo Loren la asistencia del único gol del partido. Y en la siguiente jornada, frente al Real Madrid, volvió a intervenir en otro tanto, el que se marcó Nacho en propia meta. El caso es que a Setién le entró por los ojos su versatilidad como lateral-carrilero con una inmensa capacidad para subir al ataque y recuperar la posición. La prueba es que ya no lo quitó del once en todo lo que quedaba de Liga. Después de trece jornadas consecutivas siendo titular y jugando íntegros todos los encuentros, sólo salió del esquema en la antepenúltima jornada, en la recta final de un duelo contra el Athletic, por culpa de un esguince del ligamento lateral interno de la rodilla izquierda que lo forzó a perderse los dos últimos partidos, el derbi y la visita al Leganés.

LESIONES Y RENOVACIONES

Junior también es un caso paradójico. Esa lesión fue la tercera en un año, igual que esta renovación es la tercera en un año y medio. Unas y otras se han ido sucediendo desde la temporada 2016-17. A mediados de aquel curso ya sufrió un primer contratiempo que le hizo estar varios meses de baja. Su suplente en el filial, Redru, llegó a jugar dieciséis partidos gracias a su ausencia. A pesar de eso, el Betis confiaba tanto en su proyección que a principios de 2017 ya había renovado su contrato, que acababa en junio. Ese verano fue reclutado por Setién para participar en los entrenamientos y varios amistosos del primer equipo... y también se lesionó. De hecho, lo hizo nada más firmar su segunda renovación, la vigente hasta esta última. El 1 de agosto de 2017 firmó el texto que lo mantenía como verdiblanco hasta 2021 y subía su cláusula a 25 millones y al día siguiente, en la primera sesión en una concentración en Alemania, sufrió una rotura en el cuádriceps derecho que le hizo perderse el resto de la pretemporada. Cuando se recuperó, volvió al Betis Deportivo, en febrero debutó con el primer equipo y el resto es conocido por todos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla