Menú

Una decisión acertada (4-0)

El Betis goleó al Écija ante más de 12.000 espectadores

15 nov 2017 / 21:23 h - Actualizado: 16 nov 2017 / 07:27 h.
"Real Betis","Joaquín Sánchez","Quique Setién","Boudebouz"
  • El Betis, que jugó de negro, celebra uno de los goles al Écija. / M. Gómez
    El Betis, que jugó de negro, celebra uno de los goles al Écija. / M. Gómez

El Real Betis supo sacarle provecho al amistoso frente al Écija en esta recta final del parón por selecciones. El equipo verdiblanco, al calor de más de 12.000 personas, reactivó sus músculos con el Écija, revelación en el grupo IV de la Segunda B, al que goleó sin dificultad por 4-0. Los de Quique Setién han sido el equipo más afectado por el parón liguero, ya que jugó la anterior jornada en viernes y actuará en la próxima el lunes en Eibar (17 días).

Esa fue la razón de un partido, el de este miércoles, en el que Setién quiso comprobar el ritmo competitivo de los suyos. El Betis sacó un once cargado de novedades, entre jugadores que suelen ser fijos para Setién y otros menos habituales. Incluso como futbolistas como Junior actuando de central, de lo que apuntó notas el técnico. Entre los titulares, la nota más positiva de todas: Durmisi. El danés no jugaba desde el partido ante el Valencia, a mediados de octubre, pero ya está recuperado al cien por cien, como se pudo comprobar. El lateral izquierdo mostró desde un inicio las ganas que tenía de volver a pisar el verde y estuvo muy participativo, dando incluso la asistencia del segundo gol a Sergio León.

Quien no apareció de corto fue Feddal, a quien Setién mima con esmero para que no tenga ningún problema. De momento sigue siendo duda para Eibar, mezcla del optimismo de verlo cada vez mejor con la prudencia por evitar recaídas. Al margen de Durmisi, los miles de espectadores centraron su atención en Boudebouz. El argelino es de los jugadores preferidos por el beticismo, aunque no ha podido gozar de continuidad. El jugador demostró de nuevo la clase que atesora y dejó varios detalles de calidad muy aplaudidos. Casi marcó, pero Fermín lo evitó con una gran parada.

El Écija apenas le discutió la posesión a un Betis más fiel que nunca al estilo Setién. A los 17 minutos de partido, tras una buena jugada, Narváez anotaba el primer gol con un buen disparo desde fuera del área. El segundo llegaría antes del descanso, con un pase raso de Durmisi que remataba Sergio León con el interior. En la segunda parte cayeron muchos cambios y dos goles más, obra de Joaquín, tras una gran jugada colectiva, e Hinojosa, a pase del gaditano. La entrada Javi García dio aún más control por el centro al Betis, que gozó de tranquilidad total en la defensa, su punto débil. La misión fue cumplida con éxito: rodaje para Durmisi, Boudebouz y los menos habituales, y una buena dosis de Betis para la afición.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos