Menú

Víctor Sánchez ya tiene lo que pidió

Con la llegada de Rubén Pardo y Tosca, Torrecilla satisface las peticiones del técnico, que busca cumplir el objetivo del club en la segunda vuelta de LaLiga.

25 ene 2017 / 11:56 h - Actualizado: 25 ene 2017 / 12:10 h.
"Fútbol","Primera División","Fichajes del Real Betis","Rubén Pardo","Alin Tosca"
  • Rubén Pardo, junto a Torrecilla en la presentación de ayer. / Manuel Gómez
    Rubén Pardo, junto a Torrecilla en la presentación de ayer. / Manuel Gómez

El Betis ya tiene a sus dos nuevos refuerzos en Sevilla. De hecho, Rubén Pardo y Alin Tosca deben ejercitarse hoy mismo a las órdenes de Víctor Sánchez del Amo en la ciudad deportiva Luis del Sol con los que desde ayer son sus nuevos compañeros.

Con la llegada del mediocentro procedente de la Real Sociedad y el central rumano del Steaua de Bucarest, la dirección deportiva que comanda Miguel Torrecilla cumple con las peticiones que el técnico madrileño realizó pocos días después de su desembarco en Heliópolis. Víctor quería un centrocampisto ofensivo con visión de juego y capaz de dar ese último pase. Y es que la parcela creativa sigue siendo una de las grandes lagunas que presenta este Betis. La otra quizá esté marcada por la sangría defensiva que ha venido padeciendo el equipo. Extremo que Torrecilla ha querido subsanar con la llegada de Tosca, un central zurdo de 24 años sin experiencia en la Liga española. Algo que no preocupa en demasía al director deportivo, pues la urgencia en la contratación de un defensor iba disminuyendo conforme avanzaba la Copa de África y, sobre todo, tras la eliminación de Argelia, que ha propiciado la vuelta de Mandi antes de lo previsto.

El rendimiento de ambos fichajes seguirá siendo una incógnita, pues acaban de aterrizar en el Villamarín. Sin embargo, la nula experiencia del rumano y el poco tiempo de contrato para Rubén Pardo –llega cedido y sin opción de compra hasta el mes de junio– han vuelto a poner en entredicho la labor de la dirección deportiva. Por su parte, el propio Rubén Pardo se encargó de acalarar el grado de compromiso con el que llega a Heliópolis: «Llego ilusionado a este proyecto. He visto una ambición que me gusta y vengo para ayudar. El Betis, desde que hablé con mi agente, es la opción que más me gustaba. Cuando vine aquí siempre me ha impresionado el ambiente. Desde el primer momento mi familia, mi agente y yo lo tuvimos claro. Voy a entrenarme y hablaré con Víctor. Desde el primer momento voy a estar con el grupo y vengo a muerte».

Pardo, que se apunta al partido frente al Barcelona en la matinal del domingo en el Villamarín, charló en la tarde de ayer con el entrenador y esta misma mañana se entrenará como uno más junto al resto del grupo. El conocimiento sobre el rival y, por supuesto, la competición implican un tiempo de adaptación inferior al que necesitará Tosca, por lo que lo más probable será verlo en la lista de convocados que Víctor ofrecerá esta semana antes de recibir al equipo de Luis Enrique.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos