viernes, 20 septiembre 2019

Ben Yedder y Marc Gual sellan el primer triunfo (0-2)

El Sevilla se impone al Murcia con tantos de sus delanteros en el segundo amistoso del verano a la espera de la prueba del sábado contra el Benfica

17 jul 2018 / 22:02 h - Actualizado: 17 jul 2018 / 22:32 h.
  • Ben Yedder, en un lance del partido. / SFC
    Ben Yedder, en un lance del partido. / SFC

El Sevilla despidió con victoria su segundo amistoso de la pretemporada, frente al Real Murcia, equipo del Grupo IV de Segunda B y que se encomendó a su motivación y arrojo para plantar cara a un rival al que puso en apuros alguna que otra vez. Pese a ello, los goles de Ben Yedder y Marc Gual –uno en cada tramo del encuentro– decantaron la balanza a favor de los nervionenses.

Este nuevo test permitió a Pablo Machín constatar muchas cosas, pero, sobre todo, una muy clara: hacen falta efectivos, ya sean los mundialistas que andan de vacaciones, ya sean esos refuerzos que todavía no han llegado y se esperan con expectación.

A día de hoy, más allá de los diferentes ensayos que pueda realizar el técnico, Amadou se perfila como la piedra angular de su esquema 3-4-3. No es un central nato y hasta el propio jugador lo reconoce, pero en estos momentos hay los mimbres que hay y frente al Murcia jugó más minutos que nadie. Luego, tras el descanso, Fede y Escudero, los dos centrales elegidos inicialmente para acompañar al franco-camerunés, dejaron su sitio a Nico Pareja y Carriço. Construir una línea de atrás sólida requiere su tiempo, aunque a nadie escapa que, en el caso del Sevilla, requiere tiempo... y también nuevos efectivos. Mientras llegan los dos centrales que busca el club, toca remar con lo que puesto, remangarse y bregar mucho con el fin de ponerse a punto.

Fue justo lo que hizo el Sevilla desde su puesta en escena, con Roque Mesa y Franco Vázquez controlando el centro del campo y Pejiño demostrando su proyección. Suya fue la primera acción de peligro, un disparo al poste tras colarse por la banda izquierda y recibir un buen pase del argentino (4’). El canterano dejó detalles de su calidad, aunque quien abrió el marcador fue Ben Yedder. Un error del portero permitó al francés hacerse con la pelota y lograr el 0-1 (7’). Segundo gol en su cuenta particular tras el que firmó en el primer amistoso.

La ventaja, la movilidad de jugadores de ataque como Nolito y Pejiño alternando posiciones y el control del balón permitieron al equipo de Machín, con Correa y Arana en los costados, llegar al descanso sin grandes apuros ante un Murcia que dio la cara siempre y pudo empatar al inicio del segundo acto. Vaclik, que sustituyó a Sergio Rico, lo evitó con una gran parada lanzándose al suelo y desviando la pelota cuando ya se cantaba el gol (47’).

Machín introdujo hasta diez caras nuevas en el tiempo de descanso. Además del portero checo, saltaron al césped Pozo, Corchia, Mena, Borja Lasso, Sarabia, Lara y Marc Gual, éste último autor del 0-2 tras recortar con calidad al portero previo pase de Lara (62’).

El Sevilla dispuso de ocasiones para marcar más goles, no así del acierto necesario. Pese a ello, la calidad de jugadores como Pozo o Lara salió a relucir. A falta de los refuerzos y de los mundialistas, los canteranos ayudan a tirar del carro mientras reclaman un sitio al nuevo entrenador. Muy probablemente lo tendrán a lo largo de la temporada. Su crecimiento es un hecho y poco a poco se están ganando esos minutos que merecen y que la afición aguarda con expectación.

El sábado llegará el test más exigente hasta la fecha, contra el Benfica. Será entonces cuando se vea mejor que nunca lo que Machín es capaz de hacer con estos mimbres en plena cuenta atrás para el estreno europeo del nuevo proyecto.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016