Menú

De la Champions a la Europa League

El Villarreal, enemigo a las puertas de Nervión

13 abr 2018 / 20:49 h - Actualizado: 13 abr 2018 / 21:09 h.
"Sevilla FC","Previa Sevilla","Banega","N'Zonzi","Muriel","Jesús Navas","Vincenzo Montella","Sandro Ramírez"
  • Los jugadores del Sevilla, durante un ejercicio de calentamiento en un entrenamiento. / J. B.
    Los jugadores del Sevilla, durante un ejercicio de calentamiento en un entrenamiento. / J. B.

El Sevilla regresa este sábado al Ramón Sánchez-Pizjuán tras su digno periplo en la Champions y con el objetivo ineludible de vencer. Lo demanda una hinchada que ha visto cómo su equipo sólo ha ganado en uno de sus seis últimos partidos oficiales en Nervión y que, además, ha soportado un bochornoso 17 de 42 desde el pasado mes de enero en la Liga. Esa horrible racha ha dado con el equipo nervionense en la séptima posición, alejado del Valencia y superado por el Villarreal e incluso el Betis, otro rival por las plazas europeas.

En los siete partidos que restan para el final de la Liga, el Sevilla se juega un billete a la Europa League y gran parte de sus opciones de sellarlo (no es lo mismo quedar quinto que séptimo) pasa por imponerse al Submarino amarillo. Tras la cita de Múnich no planea demasiados cambios Montella, quien ha dado descanso a Correa. Seguirá apostando por Navas en el lateral diestro y le dará la titularidad a dos delanteros suplentes en Múnich: Sandro y Muriel (el canario actuando por la banda izquierda, como en Balaídos hace una semana). La gran novedad en la citación de Montella pasa por ser Roque Mesa, aunque será suplente, pues el tridente formado por Nzonzi, Banega y Franco Vázquez es del todo indiscutible. Ganso sigue apartado, Geis apenas cuenta y Corchia lleva en la enfermería desde enero sin que se sepa nada.

Con un punto más que el Sevilla (47), el Villarreal afronta la cita con la desesperación de acabar con una mala racha. Los de Javi Calleja llevan dos derrotas seguidas y sólo tres triunfos en los últimos 12 encuentros oficiales. Además, llega a Nervión (feudo que no se le da nada bien) con las bajas de Bonera, Semedo, Fornals y Álvaro, por lo que tiene pocos efectivos en la defensa. Su gran amenaza será Carlos Bacca, que regresa al Sánchez-Pizjuán tras dos temporadas. El colombiano, muy motivado tras no poder fichar el pasado verano por el Sevilla, intentará pescar en río revuelto, el de un Sevilla con evidentes problemas para convertir en gol sus llegadas al área rival.

El resultado final será también clave para determinar el goal average particular: 2-3 en Villarreal para un Sevilla que tiene que cambiar el chip: de la Champions en Múnich a la búsqueda de la Europa League 208-19. Desde ya.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos