martes, 10 diciembre 2019

Diego Carlos, una fortaleza brasileña que se hace mas grande en LaLiga

Diego Carlos, además de marcar su primer tanto como sevillista, destapó los aplausos y la admiración de los seguidores por su fiabilidad defensiva en todas las facetas

02 dic 2019 / 13:48 h - Actualizado: 02 dic 2019 / 14:11 h.
  • Diego Carlos, una fortaleza brasileña que se hace mas grande en LaLiga

TAGS:

El central brasileño Diego Carlos Santos Silva se ha destapado en el Sevilla, al que llegó este verano después de un periplo por equipos de su país y, ya en Europa, en Portugal y Francia, como una fortaleza en la defensa y con capacidad para aprovecharse de su corpulencia física en las jugadas de estrategia en el ataque.

Diego Carlos ha sido una de las apuestas de este curso del director deportivo sevillista, Ramón Rodríguez 'Monchi', quien tiene un caladero en el fútbol francés que habitualmente le da buenos resultados, como es el caso de este jugador que el próximo marzo cumplirá 27 años y que no había destacado en su carrera por Europa, hasta el punto de que hasta ahora no ha sido internacional con la selección brasileña, algo que parece que se baraja para próximas convocatorias.

El fornido defensa fue contratado procedente del Nantes, donde destacó por su contundencia en el choque con los delanteros rivales y también por el control del juego aéreo, aunque en enero de 2018 se hizo famoso por una anécdota en un partido frente al París Saint-Germain, en el que tropezó involuntariamente con el árbitro y éste, en una reacción instintiva, le dio una patada en un lance que acabó con la expulsión del brasileño.

Ese hecho fue uno de los primeros de los que tuvo conocimiento la afición sevillista de este refuerzo para la presente temporada, aunque ahora es uno de los jugadores mas valorados y queridos, como se pudo comprobar este domingo en el Ramón Sánchez Pizjuán en la trabajada victoria ante el Leganés (1-0).

Diego Carlos, además de marcar su primer tanto como sevillista, destapó los aplausos y la admiración de los seguidores por su fiabilidad defensiva en todas las facetas, algo que necesitó mucho su equipo para quedarse con los tres puntos en disputa frente al rival madrileño.

Julen Lopetegui, quien conocía a Diego Carlos de cuando entrenaba al Oporto portugués y el central estaba en el equipo filial, no tiene dudas sobre su rendimiento y así el brasileño ha sido titular en los quince partidos que se llevan en LaLiga (1.335 minutos) y, además, ha jugado en dos de los cinco disputados en la Liga Europa (110 minutos), pese a que el técnico guipuzcoano ha dado descanso en el torneo continental a los titulares en la competición doméstica.

Su aspecto físico, repartido entre los casi 1,90 metros de estatura y los 79 kilos de peso, no pasa desapercibido entre sus compañeros de plantilla, quienes hacen bromas con ello.

Él mismo, incluso, ha precisado que en el gimnasio de la ciudad deportiva del Sevilla tiene un plan específico en el que no utiliza los aparatos para potenciar la musculatura al tenerla ya suficientemente desarrollada.

Diego Carlos también ha reconocido que está muy a gusto en Sevilla y en el club hispalense, con el que suscribió un contrato por cinco próximas temporadas en una operación por la que el Nantes recibió aproximadamente quince millones de euros

Nacido en Barra Bonita (Sao Paulo), comenzó en clubes de su país como América, Deportivo Brasil, Sao Paulo B o Paulista, hasta que en el verano de 2014 dio el salto a Europa para vincularse al Estoril portugués y estar también el filial del Oporto antes de pasar al Nantes, en el que ha militado las tres últimas campañas.

En ese periodo disputó con el equipo galo algo más de un centenar de encuentros entre todas las competiciones francesas, en los que consiguió cuatro goles, pero desde que fue presentado el pasado junio como sevillista mostró su satisfacción por jugar en España.

"Espero pasar un gran tiempo aquí y conseguir los objetivos del club", dijo entonces el futbolista, quien también recordó que conoció a Lopetegui en el Oporto y que ahora vuelve a estar a sus órdenes "más maduro".

"Ya entrené con Lopetegui, pero creo que ahora, tras haber jugado en la liga portuguesa y en la francesa, estoy más preparado que cuando estuve a sus órdenes en el Oporto", afirmó el central suramericano, lo que se está confirmando con creces.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016