miércoles, 11 diciembre 2019

El eclipse del ‘Duende’ sobre Vitolo

Espectacular pitada para el canario que contrastó con el homenaje que el Sevilla y sus hinchas tributaron a Jesús Navas, quien cumplió 400 partidos marcando el gol de la victoria. El equipo de Berizzo sigue atascado en juego pero firma un impresionante 13 de 15 en la Liga.

21 sep 2017 / 00:08 h - Actualizado: 21 sep 2017 / 14:25 h.
  • Jesús Navas y Ximo Navarro. / Manuel Gómez
    Jesús Navas y Ximo Navarro. / Manuel Gómez

Afortunadamente, el regreso de Vitolo al Ramón Sánchez-Pizjuán generó solamente una atronadora pitada cada vez que el futbolista canario, otrora estrella respetada por el sevillismo, tocaba la pelota. Reflejemos los cánticos que un reducido grupo de hinchas le tributó al internacional español durante el calentamiento, aunque destaquemos la importancia del comportamiento de todo el público durante un choque calentado por motivos obvios, tras lo sucedido hace solo dos meses, y por alguna que otra declaración excusada desde las islas. Se temía en la directiva de Nervión una ristra de insultos como los que generó el careo de Sergio Ramos con los Biris Norte el pasado mes de enero y que derivó en sanción de cierre (en suspenso actualmente).

Nada. Para el recuerdo, un partido nefasto de Vitolo y su lento caminar hacia el banquillo en el 59’, sustituido, cabizbajo y soportando la pitada descomunal del sevillismo, que estuvo a la altura, una vez más, de las circunstancias, recriminando el comportamiento del jugador con el club en verano con silbidos de grandeza. Sólo hubo fútbol, aunque poco, sin tirar ni mucho menos cohetes. El Sevilla, pese a las rotaciones de Eduardo Berizzo, dio la sensación de carecer de chispa.

La que sí tuvo un Navas que intentó siempre romper la monotonía con su habitual compromiso y velocidad. Pareció que no llevaba 400 partidos con el Sevilla, sino que acababa de recibir la motivación de Caparrós en uno de sus primeros partidos. Nunca podrá ser ya un ‘one club man’, pero es lo más parecido que puede ser un jugador en un equipo vendedor como el Sevilla en este fútbol desgraciadamente moderno en algunas cosas.

El Sevilla se atascó inesperadamente ante Las Palmas, aunque ni por esas prescindió de la victoria, firmando un 13 de 15 que es realmente espectacular. Y, de paso, reconfortante antes de visitar el siempre dificilísimo estadio del Atlético de Madrid, aunque ahora se llame Wanda y sea espectacular. El partido y todo lo que rodeó al mismo guardaba un final perfecto, como aquel mes de enero de Sergio Ramos. Navas, en el olimpo del que cayó Vitolo, eclipsó al canario, derrotado en todos los sentidos.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016