viernes, 18 octubre 2019

La Fiscalía extiende su investigación al origen de la cuenta de gastos del Sevilla

El Juzgado de Instrucción 11 ha abierto diligencias contra José Castro por presunta administración deseal tras la denuncia de la Fiscalía

25 ene 2018 / 13:16 h - Actualizado: 26 ene 2018 / 08:21 h.
  • José Castro, a la derecha, junto con Del Nido, a la izquierda. / El Correo
    José Castro, a la derecha, junto con Del Nido, a la izquierda. / El Correo

Los movimientos de una de las cuentas bancarias del Sevilla FC a cargo de los principales dirigentes recientes de la entidad de Nervión siguen levantando sospechas en la Fiscalía de Sevilla. El asunto empezó con una investigación a cargo de esta por supuestas irregularidades cometidas por el actual presidente José Castro, para el que ha pedido una investigación penal tras ver indicios de delito. De hecho, el juzgado de Instrucción número 11 de la ciudad ha incoado diligencias previas contra Castro por un posible uso fraudulento realizado por éste de la cuenta con fondos de la entidad para sus atenciones personales, hechos que podrían ser constitutivos de un delito de administración desleal. A raíz de esta investigación, la Fiscalía ha extendido sus sospechas al anterior presidente sevillista, José María del Nido Benavente, y, según ha podido saber El Correo de Andalucía, este miércoles pidió formalmente en el propio estadio Sánchez-Pizjuán, a través de la policía judicial, todos los movimientos de la cuenta desde su creación hace más de 15 años, cuando el máximo dirigente del club era Roberto Alés.

Según fuentes consultadas por este periódico, la citada cuenta fue la manera en la que los dirigentes del Sevilla en la época de Alés permitieron que diversos accionistas del club ayudaran económicamente a la entidad, que por aquel entonces sufría una extrema crisis financiera. Cuando esta acabó, dicha cuenta siguió existiendo, teniendo acceso los sucesivos dirigentes para gastos derivados del ejercicio de sus respectivos puestos en el organigrama del Sevilla. La Fiscalía cree que varios de estos gastos nada tienen que ver con la actividad propia del Sevilla y ha abierto dos investigaciones diferentes: una para José Castro y otra para Del Nido Benavente a raíz de las explicaciones que el primero formulara por escrito ante el Ministerio Fiscal por voluntad propia, indicando además cómo por quién habían salido del club documentos relacionados con estas actuaciones.

UN HIJO DEL NIDO, INVESTIGADO POR «PRESUNTA REVELACIÓN DE SECRETOS»

A raíz de la documentación aportada por Castro también está siendo investigado uno de los hijos del expresidente Del Nido, Miguel Ángel del Nido, empleado del club, por «presunta revelación de secretos», ya que supuestamente habría filtrado los documentos usados para la denuncia contra el actual presidente. La apertura de estas dos nuevas diligencias separadas están aún en fase de investigación, sin denuncia por el momento.

Por ahora, la juez de instrucción número 11 de Sevilla, Cristina Loma Martínez, ha abierto una investigación tras la denuncia presentada por la Fiscalía contra José Castro, al tiempo que ha ordenado dar traslado de las actuaciones al denunciado, con entrega de una copia de la citada denuncia. De hecho, el juzgado ha citado a varios testigos para principios del mes de febrero. Según la Fiscalía José Castro «mantenía una especie de cuenta de débito, con su correspondiente reflejo en el libro mayor de la sociedad, a través de la cual disponía de fondos del club para sus atenciones personales». La Fiscalía tuvo conocimiento de ello a través de un accionista de la entidad. «Se observan entre los años 2013 y 2017 distintas extracciones de dinero sin justificación alguna, incluso una transferencia a una sociedad de la que personalmente el denunciado es gerente administrador, por importe de 50.000 euros (fechada el 10 de junio de 2015), así como distintos gastos por viajes, al parecer de tipo personal», según agrega la Fiscalía en su denuncia.

Entre ellos, la Fiscalía llama la atención sobre un cargo de 34.228,12 euros, fechado el 17 de marzo de 2014, por un viaje a Santo Domingo; otro por importe de 4.401 euros al mismo destino fechado el 1 de octubre de 2014; así como otras extracciones de dinero sin indicación de su destino por un importe aproximado de 30.000 euros, «cargos que exceden de lo que podría ser una práctica lógica y consentida por gastos de representación atendida a su condición de presidente de la sociedad deportiva». La Fiscalía señala que el 15 de septiembre de 2017 el denunciado «abonó mediante dos cheques las cantidades que debía al club». De otro lado, en la denuncia se señala que «no existe constancia» de que haya un acuerdo de la junta de accionistas o del consejo de administración de la sociedad deportiva sobre la «existencia y régimen» de funcionamiento de estas cuentas de socios, si bien el propio consejo de administración del Sevilla, con fecha de 11 de septiembre de 2017, «aprobó un protocolo escrito sobre el funcionamiento a partir de esa fecha de tales cuentas».

DELITO DE ADMINISTRACIÓN DESLEAL

El Ministerio Público considera que esos movimientos por parte de José Castro «van mucho más allá de lo permitido» en el acuerdo tácito de la existencia de tales cuentas, «pensadas quizás para gastos de directivos en desplazamientos del club, compras de material deportivo, regalos, etc. en la tienda oficial, ya que existen auténticas disposiciones de dinero ajenas a cualquier actividad relacionada con el club o con gastos de desplazamiento o representación». La Fiscalía entiende que los hechos descritos podrían ser constitutivos de «un delito de administración desleal del artículo 252 del Código Penal, por cuanto en la conducta del denunciado concurren todos y cada uno de los elementos típicos de dicho delito, ya que por su condición de presidente del consejo de administración del club tenía facultades de gestión de los bienes de éste, existiendo indicios racionales para pensar que dispuso en su propio beneficio de dinero que integraba un patrimonio ajeno, para atender sus propias necesidades particulares, incurriendo en una especie de gestión desleal típica en nuestro Código Penal, aun cuando en la actualidad haya reintegrado el dinero, lo cual podría tener sus efectos en la eventual apreciación en su caso de una circunstancia atenuante de su responsabilidad criminal».

En relación a los hechos también denunciados por parte del accionista Agustín Martínez relativos a la posible falsedad en la transmisión de acciones que eran propiedad de A.L.S. --ya fallecido-- y de A.G.S. a favor Castro, la Fiscalía solicita al Juzgado de instrucción número 11 de Sevilla, que investiga los hechos denunciados contra Castro, que igualmente investigue y compruebe esta transacción de acciones.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016