Menú

Un parón para la recuperación

21 mar 2022 / 16:22 h - Actualizado: 21 mar 2022 / 17:55 h.
"Liga de Campeones","Física","Copa del Rey","Real Madrid","Atlético de Madrid","Barcelona","Real Madrid","Real Sociedad","La Liga","Juego","ONCE"
  • Un parón para la recuperación

El Sevilla recibe este parón de dos semanas sin competir como una gran oportunidad de recuperación, tanto física como mental y también de jugadores que están en una amplia lista de bajas por lesión, y así afrontar la recta final de nueve partidos que restan para concluir el curso, en el que debe defender su segunda posición en LaLiga o mantenerse entre los cuatro primeros que tienen derecho a disputar la 'Champions'.

Los de Julen Lopetegui, después de caer en la Copa del Rey en enero y este marzo en la Liga Europa, están centrados ahora en rematar el llamado torneo de la regularidad, en el que llevan una gran trayectoria y del que el club espera el reconocido objetivo de estar entre los cuatro primeros para seguir creciendo como equipo de la Liga de Campeones.

El Sevilla, tras disputarse veintinueve partidos, es el que menos ha perdido de la categoría, solo dos; el menos goleado (diecinueve goles en contra) y el único que se mantiene invicto en su estadio, en el que ha disputado hasta ahora catorce partidos y ha ganado diez y empatado cuatro.

Esos números le dan para sumar 57 puntos, aunque su holgada ventaja con los perseguidores se ha visto disminuida en este marzo al encadenar tres empates seguidos, un tres de nueve puntos que ha hecho que el Barcelona y el Atlético de Madrid le vean ya desde cerca.

En estos partidos, más el disputado el pasado jueves en Londres ante el West Ham, se ha visto a un equipo desgastado físicamente y con menos fluidez en su juego de ataque y defensa, pero con una excusa que se puede argumentar.

La plantilla está muy mermada desde que empezó 2022 por importantes lesiones, procesos de covid-19 e incluso por la convocatoria de hasta tres jugadores para la Copa de África de selecciones, torneo que se disputó paralelamente a los de clubes.

Así, los marroquíes Yassine Bono, Munir El Haddadi y Youssef En-Nesyri estuvieron un mes con su combinado nacional en plena competición sevillista y ello agravó el problema de la merma de efectivos por problemas físicas.

Como ejemplo, el mediapunta argentino Erik Lamela reapareció este domingo ante la Real Sociedad después de que hace algo mas de cuatro meses cayera lesionado en un hombro durante un entrenamiento y que tuviera que ser operado para superar esa dolencia.

Una lesión de larga duración que se unió a la de extremo Suso Fernández, quien aún está en proceso de recuperación, o a la de lateral derecho Jesús Navas, quien estuvo también tres meses ausente y que volvió al equipo hace pocas semanas.

Pocos han sido los componentes de la plantilla que no han estado de baja por dolencias físicas y actualmente se encuentran en esa lista, además de Suso, jugadores como el delantero Rafa Mir, el mediocentro brasileño Fernando Reges, el lateral izquierdo argentino Marcos Acuña, el atacante también argentino Alejandro 'Papu' Gómez, el central brasileño Diego Carlos o el central neerlandés Karim Rekik.

Incluso Bono, en el calentamiento previo al partido ante la Real, se quejó de una dolencias que le obligaron a salir del once titular en el que estaba anunciado y ser sustituido a última hora por el serbio Marko Dmitrovic.

Ahora, estos catorce días sin competición pueden venir bien para que alguno de ellos se pueda incorporar con normalidad a la plantilla, que ya tiene en mente su próximo compromiso, uno de exigencia máxima como el que disputará el 3 de abril en el Camp Nou ante el Barca, un rival lanzado que viene de golear (0-4) en el Bernabéu al líder Real Madrid y que tiene la intención de arrebatarle en esa fecha al Sevilla la segunda plaza de la tabla.

Lopetegui, no obstante, no podrá contar en este parón, además de los que no se recuperen de sus lesiones, con hasta otros once futbolistas que han sido convocados con sus selecciones, como son los marroquíes Bono, Munir y En-Nesyri, los argentinos Lucas Ocampos y Gonzalo Montiel, el francés Jules Koundé, el mexicano Jesús 'Tecatito' Corona, los serbios Marko Dmitrovic y Nemanja Gudelj, el danés Thomas Delaney y el sueco Ludwig Augustinsson.

El técnico guipuzcoano confía ahora que todos lleguen sanos de sus compromisos internacionales y que se unan a un grupo que se prepara para cerrar la temporada de la mejor manera, que no es otra que estar de nuevo en la venidera en la Liga de Campeones.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla