sábado, 19 octubre 2019
00:44
, última actualización

Adiós a la carta. Bienvenido el paquete

Amazon aterriza en Sevilla en plena revolución del sector de la paquetería y mensajería por el auge de la venta por internet

02 ene 2018 / 19:38 h - Actualizado: 03 ene 2018 / 11:45 h.
  • Vista de una nave de distribución de Amazon en Madrid, el gigante del comercio electrónico. / Emilio Naranjo (Efe)
    Vista de una nave de distribución de Amazon en Madrid, el gigante del comercio electrónico. / Emilio Naranjo (Efe)
  • Vista general de la nave de distribución de Amazon en la localidad de Torrejón de Ardoz (Madrid). / Emilio Naranjo (Efe)
    Vista general de la nave de distribución de Amazon en la localidad de Torrejón de Ardoz (Madrid). / Emilio Naranjo (Efe)

Comprar, comprar y comprar. En Navidad el ticket crece (un 12 por ciento el del supermercado respecto al del resto del año) y, sobre todo, aumenta el pago por internet. Este año se batirá otro récord de pedidos online. Sin salir de casa. Sin colas. Empresas como Amazon han servido de espuela para impulsar el tráfico entre Oriente y los hogares andaluces. Y ya no vale que el regalo llegue en una semana. Lo queremos en horas en casa. El sector está en plena revolución. Los paquetes vuelan.

Y por eso el sector crece y crea empleo. Las estadísticas así lo indican. Otra cosa es cómo es ese empleo, lo que analizaremos en las siguientes páginas.

Según el sondeo de hábitos de consumo navideño de Showroomprive, casi el 30 por ciento de los españoles realizará más del 75 por ciento de sus compras navideñas a través de internet y un 32 por ciento tramitará así la mitad de las mismas. Es decir, que más del 50 por ciento de los españoles realizará online al menos la mitad de sus compras.

En Andalucía, los niveles de digitalización son ligeramente inferiores a la media nacional, sin embargo, los 1.769 euros anuales que los andaluces se gastaron de media en el último año en compras online es un dato que indica el potencial del sector en la comunidad, así lo revela el último estudio del Observatorio Cetelem.

Los christmas han pasado de moda. Al menos, en formato físico. Los envíos tradicionales (cartas, tarjetas postales, propaganda o notificaciones) cayeron un 6,5 por ciento en 2016 respecto al año anterior, un dato que contrasta con el imparable repunte en paquetería. La venta de juguetes online aumentó un 60 por ciento el año pasado y se espera que este año vaya in crescendo.

Los gigantes del e-commerce, además, ofrecen precios competitivos. Amazon se ha adelantado a la Navidad con sus puntos de recogida en las estaciones de servicio o supermercados, mientras que otras cadenas como Toys’R’Us, Carrefour o El Corte Inglés también ofrecen servicio de entrega a domicilio.

Y Amazon no es la única compañía que ofrece entregas en una o dos horas a través de Prime Now. El Corte Inglés es otra de las empresas que se han sumado a este servicio (en 2 horas). Son sólo dos ejemplos de cómo está cambiando la forma de comprar y vender.

El informe anual Análisis del sector postal y del sector de la mensajería y paquetería, elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), asegura que los envíos de mensajería y paquetería en España aumentaron un 18 por ciento en 2016, hasta los 398,6 millones, mientras que el servicio tradicional de envío de cartas continúa resintiéndose tras caer el 6,5 por ciento antes mencionado.

Frente a la caída del sector postal tradicional, la mensajería y la paquetería crecen: operan un mayor número de compañías y sus ingresos ascienden a 2.765,9 millones de euros, un 5,7 por ciento más con respecto al año anterior, por 396,8 millones de envíos.

El 57 por ciento de esos envíos fue gestionado por redes de transporte urgente de ámbito nacional (MRW, Seur, Touline Express, Envialia...), el 24 por ciento por el operador público (Correos Express y Correos) y el 16,5 por ciento por integradores (UPS, UHL, TNT y Fedex), según el informe de la CNMC.

Y si hablamos de paquetería, hay que hablar del gigante Amazon, el primero en llegar a Sevilla. A La Negrilla.

El centro en Sevilla (con 10.000 metros cuadrados), el primero que la firma abre en Andalucía, permitirá a la multinacional reforzar sus servicios de distribución y acortar sus plazos de entrega. Se crearán 80 empleos a lo largo de 2018, según la empresa.

Sumando todos los puestos de trabajo fijos en sus diferentes negocios, Amazon sostiene que amplió su plantilla en España de los 1.000 empleados a más de 1.600 a finales de 2017.

La multinacional ya entrega comida en Madrid, Barcelona y sus alrededores antes de dos horas. ¿Cómo? Gracias a sus almacenes casi en el corazón de estas ciudades. Su Prime Now pronto se extenderá y por eso tanto Amazon como otras empresas de venta online buscan instalaciones en ciudades como Sevilla. El fenómeno de la venta por internet está revolucionando ya el mercado inmobiliario industrial y logístico.

Según sus planes, el centro en Sevilla permitirá a empresas de transporte, tanto locales como regionales, entregar los pedidos realizados por clientes de Amazon en aún menos tiempo. Por otro lado, las empresas de transporte que trabajan con Amazon podrán optimizar sus tiempos de entrega gracias a un software «realmente avanzado» que les sugerirá rutas de reparto y tendrá en cuenta diversas variables, como, por ejemplo, los límites de velocidad y los patrones de tráfico diarios, informaron. Y ¿dónde está? En la intersección de la SE-30 (N-IV) y la Autovía A-92 (Sevilla-Antequera-Granada-Almería), con acceso directo a la red viaria arterial de la conurbación de Sevilla y a la próxima estación ferroviaria de mercancías de La Negrilla. Pero no es fácil que un grande se instale en Sevilla.

Las carencias de Sevilla

Rosa Madrid, directora de CBRE Andalucía, aseguró a este periódico que no dudan de que seguirán llegando a Sevilla compañías internacionales con la necesidad de instalarse más cerca de sus clientes para entregar a tiempo. Pero, ¿qué zonas son las más demandadas por las grandes empresas de distribución y por qué razón?

Según Rosa Madrid, las más interesantes para la distribución por capilaridad en la ciudad son las más próximas a Sevilla: los polígonos urbanos.

«En los últimos años la actividad promotora en el sector logístico ha sido casi inexistente y por eso a veces nos podemos encontrar con una oferta necesitada de inversión o de reforma para adaptarse a las nuevas exigencias, aunque no siempre es posible la reconversión y, a veces, es más interesante la nueva construcción adaptada a la nueva demanda», asegura.

Según la directora de CBRE Andalucía, hay pocas naves en Sevilla adaptadas a las necesidades actuales de los operadores y, por otro, existe aún una desocupación considerable difícil de atender por desubicación o estado de las naves y de los polígonos. Según los últimos datos del sector, un 20 por ciento de las naves industriales están vacías en la capital hispalense.

Y es que, en este sector, como en tantos otros dentro del mundo inmobiliario, el mayor valor lo aporta la ubicación.

Eso sí, en cuanto a los precios, suben y suben. El mercado está creciendo y se prevé que lo seguirá haciendo dado que está condicionado por las compras online, que siguen al alza.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016