martes, 20 abril 2021
04:00
, última actualización
Entrevista

«Ahora necesitamos medicinas económicas que mantengan vivas las empresas»

Entrevista a Miguel Rus. Papel fundamental de la CES desde que comenzó la crisis hace casi un año para con las empresas/empresarios

10 feb 2021 / 04:00 h - Actualizado: 10 feb 2021 / 09:47 h.
"Ayuntamiento de Sevilla","Patrimonio","Sanidad","Medicina","Paro","Crisis","Empresas","Comercio","Turismo","Motor","Gastronomía","Construcción","Empleo","Ocio","Empleo","Vacunas","Viajes","Sindicatos","Entrevista","Inversión","CES","Financiación","Política","CEA","Diputación de Sevilla","PIB","ERTE","Hoteles","Restauración","Alquiler","Seguridad"
  • «Ahora necesitamos medicinas económicas que mantengan vivas las empresas»

Si no fuera por el papel de las organizaciones empresariales las empresas habrían estado absolutamente perdidas en esta crisis, nuestra labor ha sido fundamental. Hemos estado desde el minuto uno informando, explicando las ayudas, asesorando a nivel jurídico, económico y empresarial, coordinando acciones, desgranando decretos y, lo que es más importante, haciendo que los empresarios no se sintieran solos.

Además, desde el inicio, la CES ha pedido que quienes tienes la obligación de establecer las reglas y de impulsar medidas de estímulo económico, lo hicieran con la necesaria celeridad y con la suficiente carga financiera para paliar en la medida de lo posible esta dura crisis económica. En este sentido hay que reconocer el trabajo de la CES, la CEA, y CEOE, así como de nuestras organizaciones sectoriales y territoriales. Hemos estado en permanente contacto todas las organizaciones empresariales y hemos expuesto a cada una de las Administraciones nuestras reivindicaciones y necesidades como empresarios. La suma de todos, nos hace más fuertes y las administraciones son las primeras que saben el significado de esa unión. Gracias a todo el esfuerzo y el duro trabajo de este último año, hemos conseguido afianzar el papel que desempeñamos las organizaciones empresariales.

- Dos crisis en los últimos 12 años. ¿Qué diferencia hay entre cada una?

- Son crisis distintas. A día de hoy, estamos ante una crisis sanitaria donde están afectados sectores directa o indirectamente vinculados al turismo. Se trata de una crisis no financiera, es decir, hay dinero y hay recursos. De hecho, la Comunidad Europea y los Gobiernos han ofrecido medidas de financiación como los créditos ICO, que son una medida magnífica. Nosotros, en los próximos meses, iremos asesorando a nuestras empresas sobre la conveniencia y los detalles de la ampliación de los créditos ICO: aumento de refinanciación, nuevos plazos de carencia y de amortización... Tenemos que estar muy atentos para que no se modifiquen las preferentes condiciones financieras de estos productos. Creíamos que esta crisis iba a durar un año pero seguramente dure dos o tres años, por eso se hace necesario tener al menos cuatro o cinco para poder asumir todos esos costes y todas las pérdidas.

Por otro lado, la crisis financiera de 2008 afectó sobre todo a sectores como la construcción, el inmobiliario, a la financiación de familias y empresas... Fue una crisis mucho más larga. En cambio, ahora entendemos que en el momento en que estemos vacunados más de un 70% de la población se conseguirá la reactivación progresiva de la actividad económica y del empleo. ¿Cuándo será esto? Desgraciadamente todos esperábamos tener la vacuna a final de año y que no hubiera esta tercera ola, que puede suponer otros seis meses más para la recuperación. La vacuna es la medicina para acabar con la crisis sanitaria pero también para acabar la crisis económica. La vacunación tiene que ser la prioridad, tiene que llegar y ser administrada cuanto antes.

- La empresa sevillana necesita...

- Ahora mismo, hay que priorizar a los sectores más afectados y ver qué necesitan para la reactivación, es decir, para recuperar la actividad económica y el empleo pre-Covid. En este sentido, me preocupa que estos sectores claves en nuestra economía estén muy dañados, como las empresas turísticas, los hoteles, el comercio, la hostelería... Por ejemplo, la actividad de las agencias de viajes ha caído entre un 90% y un 95%. Son grandes pérdidas. Es una pena, porque nuestro sector servicios había dado un gran salto en profesionalización, calidad, digitalización y en especialización. El turismo de Sevilla estaba a la vanguardia mundial. Tenemos un patrimonio único y unas potencialidades que no nos la puede quitar nadie.

«Ahora necesitamos medicinas económicas que mantengan vivas las empresas»

Ahora necesitamos medicinas económicas que mantengan vivas estas empresas. El año 2020 acabó con una caída de un 11% del PIB y este año no nos podemos permitir acabar de nuevo en negativo. Eso solo depende de la rapidez de las vacunas y la seguridad sanitaria. Necesitamos vender y demostrar que somos un destino sanitariamente seguro para que vuelva el turismo. Este sector ha supuesto en los últimos años un 15% del PIB y menos de un 1% de la inversión pública. Es el momento de invertir en turismo. De este sector dependen muchos empleos directos, indirectos y derivados. Nuestro patrimonio, nuestra gastronomía, nuestro ocio, nuestra restauración y nuestra cultura son las claves.

- ¿Cuál es la clave para lograr la reactivación económica?

- Lo más importante es no dejar a ninguna empresa caer, especialmente, aquellas empresas viables que hayan tenido un crecimiento en ventas y empleo en los últimos tres o cuatro años. Hay que hacer lo imposible para que sobrevivan. Esto significa ayudarles en sus costes principales, es decir, en la financiación para que puedan hacer frente a todas las pérdidas y todos sus gastos en el mayor número de años posible, más vale tener ocho años para pagar y si luego se puede hacer en menos tiempo mejor. Estas empresas siguen teniendo unos gastos fijos de alquiler, de suministros o de personal que hay que intentar mantener y darles ayudas. A más empresas más empleo y más beneficios para todos. Si no somos capaces de salvar a las empresas perderemos el motor económico de esta provincia y, claramente, cientos de miles de puestos de trabajo.

- ¿Qué peticiones le harías a las administraciones públicas en favor de los empresarios sevillanos y andaluces?

- A los sectores más afectados habrá que darles ayudas, y dichas ayudas tienen que ser coordinadas entre las distintas administraciones públicas y las asociaciones empresariales, que son quienes realmente conocen de cerca la realidad de cada sector. Por ejemplo, estamos trabajando con la Diputación de Sevilla y estamos teniendo unos resultados magníficos. Desde esta institución se ha puesto en marcha el Plan Contigo que destinará 211 millones de euros de sus ahorros, es decir, de sus remanentes positivos de tesorería, a políticas de empleo, para apoyar a empresas locales y para inversiones. Igual que en las familias tenemos unos ahorros para cuando vienen los momentos difíciles, las administraciones tienen que poner sus ahorros sobre la mesa en situaciones extrema necesidad.

Hay que tener unos planes específicos de recuperación para cada sector. Salvar el mayor número de empresas es igual a salvar el mayor número de empleos. Y esto tienen que ser responsabilidad de todos: administraciones, empresarios y sindicatos. Actualmente tenemos una tasa de paro de un 24,88 por ciento, es decir, que uno de cada cuatro trabajadores está en paro. En estos datos, además, no se contabilizan aquellos trabajadores que están en ERTE. Son cifras dramáticas que afectan a muchas familias. Por eso, entre todos, tenemos que establecer medidas destinadas a la creación y protección del empleo, que son la mejor política social y la mejor receta para conservar el tejido productivo de nuestra tierra.

- ¿Qué papel le falta a la CES por jugar ante esta crisis sanitaria actual?

- El papel de la sanidad privada debería haber sido mucho mayor tanto en la prevención, como en la atención de los enfermos de Covid, como en la vacunación. La colaboración público privada es clave. En este sentido, la Administración pública no está preparada 100% para esta situación, por eso, es fundamental la colaboración con los sectores especializados como sanidad privada, farmacéuticos, laboratorios...

La CES es clave en estos momentos porque representamos a las empresas. Y sin empresas no hay recuperación, ni de la economía ni del empleo. Es imprescindible el trabajo diario que hacen las organizaciones empresariales ayudando a las empresas y colaborando con las diferentes administraciones. Llevamos trabajando en los planes de recuperación desde que se anunció en marzo el primer confinamiento. Nos hemos sentado en la mesa con las diferentes administraciones diseñando los planes de reactivación, con la Diputación de Sevilla en el “Plan Contigo”, con el Ayuntamiento de Sevilla en su “Plan de choque para la reactivación social y económica de la ciudad por la crisis sanitaria del COVID-19” o el “Plan 8 Turismo”. Estamos a disposición de los quieren remar a favor de la recuperación. Sólo juntos saldremos adelante.


Edictos en El Correo de Andalucía