lunes, 30 marzo 2020
06:00
, última actualización

Andalucía habrá recuperado en 2017 el 70% del empleo perdido en la crisis

BBVA prevé un alza del PIB del 2,8% este año y el próximo y la creación de 230.000 empleos

08 mar 2016 / 14:14 h - Actualizado: 08 mar 2016 / 22:38 h.
"Paro","Empleo","Crecimiento económico","Coyuntura"
  • Luis Llorens, director regional de la Territorial Sur, José Ballester, director de la Territorial Sur de BBVA; María Jesús Montero, consejera de Hacienda; y Rafael Doménech, economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research. / El Correo
    Luis Llorens, director regional de la Territorial Sur, José Ballester, director de la Territorial Sur de BBVA; María Jesús Montero, consejera de Hacienda; y Rafael Doménech, economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research. / El Correo

Después de registrar un crecimiento de su economía del 3 por ciento al cierre de 2015, según la estimación provisional de BBVA Research, el servicio de estudios del banco pronostica que Andalucía mantendrá un avance del PIB del 2,8 por ciento tanto este año como en 2017, lo que se traducirá en la creación de 230.000 puestos de trabajo en los dos próximos ejercicios.

Sin embargo, esta tendencia positiva, que sitúa a la economía regional una décima por encima del comportamiento nacional (2,7 por ciento), apenas será suficiente para recuperar el 70 por ciento del empleo que se destruyó en Andalucía durante la crisis. De hecho, «el ritmo de crecimiento de empleo es insuficiente para volver a los niveles de 2007». Con este escenario, además, la tasa de paro se mantendrá en una «inaceptable» cota en torno al 25 por ciento, que puede variar «punto arriba o punto abajo», según se comporte la población activa.

Fueron los principales mensajes que lanzaron el nuevo director de la Territorial Sur de BBVA, José Ballester, y Rafael Doménech, economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, en la presentación del informe Situación Andalucía, que desgranaron previamente a la consejera andaluza de Hacienda, María Jesús Montero.

Con datos aún por confirmar, el servicio de estudios de BBVA estima que, a pesar de la ralentización de ciertos indicadores como el consumo de los hogares, que se acentuó en la segunda mitad del año pasado, la economía andaluza creció en el cuarto trimestre del ejercicio un 0,8 por ciento y que, según los indicadores que ya se conocen de enero y febrero, podría concluir el primer trimestre de 2016 con una progresión de siete décimas.

En el conjunto de 2015, mejoró el gasto de las familias, en base al aumento de la confianza y del empleo, y destacó la evolución del turismo y la construcción residencial, que se vieron acompañadas por la política fiscal, elementos que, a juicio de Doménech, compensaron la contracción de la obra pública y de las exportaciones.

Pero claro, advierten, Andalucía, al igual que el resto de España, se sigue beneficiando aún de los «vientos de cola favorables» que nos acompañan en los últimos meses, entre ellos, la coyuntura de precios bajos del petróleo, que se ha abaratado más del 40 por ciento desde mediados del año pasado. Solo este factor podría aportar 1,3 puntos porcentuales al crecimiento del PIB este año.

No obstante, los riesgos, que no son pocos, siguen estando ahí. Uno de ellos es la inestabilidad política. «Por cada mes que pase de incertidumbre en la política económica se rebaja una décima la previsión de crecimiento», apostilló Doménech, que indicó que España está cerca de los niveles de dudas registrados en la época de la guerra de Iraq. Además, la ralentización europea y mundial –no hay recesión, sino expectativas a la baja, precisó– y las dudas sobre China son algunos factores externos que pueden cambiar el signo del panorama actual.

Una de las cuentas pendientes que la economía andaluza debería mejorar es, en opinión del banco, la «diversificación de las exportaciones», de manera que no sea tan dependiente de campañas como la del aceite de oliva y amplíe la cartera de productos que vender al exterior, precisó Doménech.

No les preocupa, sin embargo, la desviación del déficit de la Administración regional –«no vemos riesgo de incumplimiento»–, aunque sí el desvío del conjunto de administraciones públicas.

El director de la Territorial Sur de BBVA, en su estreno ante la prensa, recordó algunos datos de la entidad en Andalucía, donde cuenta con 400 oficinas y 2.500 trabajadores. El banco suma más de 1,5 millones de clientes, entre ellos 45.000 pymes y micropymes y más de 6.000 empresas de mayor tamaño e instituciones, ámbito el institucional, en el que tiene una cuota de mercado en torno al 50 por ciento.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016