Cazatalentos para arreglar el mundo

‘Aquae Talent Hub’ trae a la Fundación ASHOKA, la mayor red de emprendedores sociales

24 mar 2017 / 07:42 h - Actualizado: 23 mar 2017 / 18:41 h.
"Empresas","Emprendedores","Hidralia"
  • Ana Sáenz de Miera, directora en España y Portugal de la Fundación ASHOKA. / El Correo
    Ana Sáenz de Miera, directora en España y Portugal de la Fundación ASHOKA. / El Correo
  • Una de las anteriores ediciones del evento ‘Aquae Talent Hub’. / El Correo
    Una de las anteriores ediciones del evento ‘Aquae Talent Hub’. / El Correo

La primera edición en Andalucía es el 5 de abril en Málaga, pero el Aquae Talent Hub llegará a lo largo del año a Sevilla, gracias al convenio firmado entre la empresa Hidralia, la Fundación Aquae y la Fundación Unicaja. En un sólo día, se compartirán experiencias y se pondrán en práctica técnicas de creatividad dirigidas a encontrar soluciones innovadoras. El reto: encontrar changemaker que mejoren el mundo.

El proyecto (www.aquaetalenthub.com) comenzó en febrero en la Universidad de Elche y tras su paso por la Universidad de Murcia, el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga ha sido el espacio elegido para su primera parada en la comunidad andaluza.

Las estrellas del programa: un taller liderado por Irene Lapuente, cofundadora de La Mandarina de Newton, una empresa que une ciencia y tecnología para fomentar la creatividad, y una master class de Ana Sáenz de Miera, directora de la delegación española de la Fundación ASHOKA, la mayor red de emprendedores e innovadores sociales del mundo.

En una entrevista con este periódico, Sáenz de Miera desgranó que durante su intervención dará ejemplos de personas «que consideramos que son impulsoras del cambio, changemaker, que ante un problema social se han puesto manos a la obra a resolverlo con creatividad y empatía y que están poniendo en marcha soluciones que están mejorando la vida de mucha gente».

¿Por ejemplo? «Hablaré de la Fundación ASHOKA, con 3.300 emprendedores sociales. Y hablaré de algunos de ellos, como Luz Rello, una chica disléxica que sufrió muchísimo en el colegio, incluso bullying. Además, le costaba mucho seguir el ritmo de las clases y de las materias. Cuando fue mayor decidió rebelarse y plantarse ante el hecho de que se tarda mucho en detectarse la dislexia y que provoque casi un 40 por ciento del actual fracaso escolar en España. Se puso a investigar y ha creado la primera aplicación gratuita que detecta dislexia en cinco minutos», respondió.

El principal objetivo de la Fundación ASHOKA es fomentar una sociedad «en la que todo el mundo tenga esa capacidad para mejorar su entorno». «Queremos –añade Sáenz de Miera– concienciar de la importancia de estas habilidades, aprender a mejorar tu entorno, el mundo y aprender a trabajar en equipo, a tener empatía, que es algo igual de importante que la lengua o las matemáticas. Es fundamental porque el mundo será más justo si todos tenemos estas habilidades y esa actitud para el cambio. Por eso una de las cosas que hacemos es dar a conocer a emprendedores que ya lo han conseguido. Los ayudamos con becas», apostilló.

Esta Fundación ha seleccionado ya a 3.400 emprendedores sociales en 90 países. En España son 30. ¿Y en Andalucía? «También tenemos, un ejemplo es Ana Bella, una mujer superviviente de violencia de género que está promoviendo un cambio de mentalidad».

En cuanto al agua, no tienen proyectos en España todavía, pero sí en otras partes del mundo, como en Méjico, donde hay un proyecto para recoger el agua de lluvia y potabilizarla, o en la India, donde mujeres se organizan para sacar y repartir el agua de pozos comunitarios. Lo cierto es que ASHOKA busca emprendedores sociales con proyectos relacionados con el agua en España. Al año, de hecho, se suman cuatro o cinco españoles a esta iniciativa global.

Esta psicóloga y emprendedora dedicada ahora a «la caza de talentos que solucionen los problemas del mundo», asegura que la robotización lleva a que las empresas busquen otras habilidades en sus trabajadores, y esas capacidades son las que resuelven retos. «Y de esto hablamos, de enseñar a las personas a solucionar problemas, a trabajar en equipo y promover una sociedad mejor».

Por eso también se han fijado en los colegios. «Además de seleccionar a emprendedores, elegimos escuelas en todo el mundo que son ejemplares en enseñar este tipo de habilidades como parte esencial de su currículum. De todas las que tenemos en el mundo, que son 300, siete están en España y una de ellas, en Málaga: la escuela pública de la Biznaga». «Está entre las mejores del mundo. No siempre hay que fijarse en Finlandia», remarca. Los requisitos para estar en este club son, entre otros, tener un modelo sistematizado de enseñanza que perdure en el tiempo y que cualquier otro centro educativo pueda replicar.

A la pregunta de si Andalucía es una tierra de emprendimiento social, Sáenz de Miera responde que sí, pero «no es Cataluña, que es una tierra donde hay desde hace mucho». No obstante, opina que en el sur están surgiendo muchas iniciativas y cada vez hay más escuelas que se preocupan por enseñar a sus alumnos que hay que ser motores del cambio.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos