viernes, 14 enero 2022
07:27
, última actualización

Coberturas que puedes incluir en tu seguro de hogar

Estar bien cubiertos ante cualquier incidencia que pudiera surgir, además de aportar tranquilidad, nos ayuda a actuar ante posibles imprevistos

29 nov 2021 / 13:01 h - Actualizado: 29 nov 2021 / 13:04 h.
$hmKeywords_Schema
  • Coberturas que puedes incluir en tu seguro de hogar

Nuestro hogar es una de las cosas más valiosas que tenemos, por eso contratar un seguro de hogar con todas las coberturas nos ayudará a proteger lo que más queremos. Estar bien cubiertos ante cualquier incidencia que pudiera surgir, además de aportar tranquilidad, nos ayuda a actuar ante posibles imprevistos.

De esta manera, el seguro responderá de manera rápida y eficiente, aportado soluciones y resolviendo las incidencias, para que nuestro hogar vuelva a la normalidad lo antes posible. El estar preparado ante cualquier eventualidad que pudiera surgir es la mejor manera de que no se convierta todo en un problema mayor.

Cómo elegir el mejor seguro para nuestro hogar

En primer lugar, es importante conocer los distintos tipos de seguros y las coberturas con las que cuentan cada uno de ellos. Algunas de las más demandadas en el seguro de hogar serían las que os explicamos a continuación:

Daños propios ocasionados por fuego, ya sea por explosión o implosión de aparatos eléctricos o de combustión.

Daños materiales ocasionados por fenómenos atmosféricos. Ya sean rayos, vientos fuertes, granizo, lluvias o inundaciones.

Daños ocasionados por agua debido a roturas o fugas.

Cobertura frente a intentos de robo, o robos dentro de la vivienda. En este caso, queda cubierto el robo de joyas u otros bienes de valor, así como los daños ocasionados en la vivienda para efectuar el robo. Como, por ejemplo, rotura de puertas o cristales, mobiliario o cualquier otro destrozo material sucedido a causa del robo. Todo ello hasta el límite pactado a la hora de contratar la póliza.

Cristales: En este caso estarían cubiertos los cristales de la vivienda, tanto de ventanas como de posibles mesas o aparadores de cristal. También los espejos, el cristal de la placa vitrocerámica, aparatos sanitarios y diversos objetos de mármol o granito.

Responsabilidad civil o daños a terceros. En caso de que provoquemos cualquier daño personal o material a un tercero, debido a posibles incidentes en nuestra casa, nuestro seguro se hará cargo de las indemnizaciones, de la reparación de los desperfectos, así como de los posibles costes judiciales que pudieran tener lugar.

Otras cuestiones a tener en cuenta cuando contratas tu seguro de hogar

Resulta muy importante que el seguro que escojamos sea un seguro ágil, que actúe con rapidez, con asesoramiento y atención al cliente 24 horas. Una compañía que nos asista, acompañe y asesore desde el minuto uno, en todo lo que podamos necesitar para que el siniestro perturbe lo menos posible nuestra rutina. Contar con un buen seguro de hogar nos permitirá estar preparados para afrontar el hecho de la mejor manera y con los resultados más satisfactorios.

En definitiva, escoger bien a la hora de contratar nuestro seguro, en función de nuestras necesidades específicas, marcará la diferencia a la hora de afrontar de la manera más eficiente y con el menor trastorno posible, antes cualquier eventualidad que pudiera surgir en nuestros hogares. Todo esto nos aportará un extra de tranquilidad en el momento de hacer frente a los hechos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla