viernes, 23 octubre 2020
13:08
, última actualización

Cuenta atrás para el A400M español

Airbus acuerda con el Gobierno entregarle la mitad de sus encargos a partir de 2024 y afirma que habrá pedido pronto

14 oct 2015 / 22:43 h - Actualizado: 15 oct 2015 / 00:02 h.
"Aeronáutica"
  • El conjunto que conforma las alas del primer A400M para España, este miércoles saliendo del interior del avión beluga que procedía de la planta francesa de Saint Nazaire. / José Luis Montero
    El conjunto que conforma las alas del primer A400M para España, este miércoles saliendo del interior del avión beluga que procedía de la planta francesa de Saint Nazaire. / José Luis Montero
  • El avión beluga al entrar en el hangar. / I. Campanario
    El avión beluga al entrar en el hangar. / I. Campanario
  • El avión de carga beluga a punto de aterrizar en el aeropuerto de San Pablo. / José Luis Montero
    El avión de carga beluga a punto de aterrizar en el aeropuerto de San Pablo. / José Luis Montero
  • El conjunto que conforma las alas del primer A400M para España, ayer tras salir del interior del avión beluga que procedía de la planta francesa de Saint Nazaire. / José Luis Montero
    El conjunto que conforma las alas del primer A400M para España, ayer tras salir del interior del avión beluga que procedía de la planta francesa de Saint Nazaire. / José Luis Montero
  • El conjunto que conforma las alas del primer A400M para España saliendo del interior del avión beluga que procedía de la planta francesa de Saint Nazaire. / José Luis Montero
    El conjunto que conforma las alas del primer A400M para España saliendo del interior del avión beluga que procedía de la planta francesa de Saint Nazaire. / José Luis Montero

Pocos minutos antes de las siete de la tarde enfilaba el aeropuerto sevillano de San Pablo la inconfundible figura del beluga, el avión que Airbus destina al traslado de grandes piezas entre plantas del constructor europeo, que este miércoles aterrizó en Sevilla cargado con varias estructuras. Una de ellas con un significado particular, puesto que portaba las alas del que será el primer A400M que recibirá el Ejército del Aire español en el segundo cuatrimestre de 2016, según las estimaciones de la compañía, lo que implica un leve retraso respecto a la previsión inicial de entregarlo en enero.

Esta estructura fabricada en la planta de Filton (el Reino Unido) cien por cien en fibra de carbono, con una longitud de 45 metros y capacidad para albergar 60.000 kilos de combustible, es la primera pieza que llega a San Pablo de las que darán forma al avión que tendrá a España como cliente. A primeros de noviembre llegará el estabilizador horizontal (HTP) procedente de la fábrica hermana de Tablada y les seguirán las estructuras restantes, desde el cajón central (que llega de Nantes), el fuselaje (con origen en Bremen), la cabina del piloto (de la francesa Saint Nazaire)... hasta completar el puzle.

Francia, Alemania, el Reino Unido, Turquía y Malasia ya cuentan con algunas unidades, pero España debe esperar a 2016, año durante el cual el Ejército del Aire incorporará a su flota dos unidades del total de 27 pedidos realizados. Las negociaciones mantenidas entre Airbus y el Gobierno español por la necesidad de reprogramar el calendario de entregas se han saldado con el compromiso de la compañía de retrasar, a partir del año 2024, la entrega de trece aviones. Es el acuerdo alcanzado después de que el Ejecutivo español hubiese reconocido su intención de vender a terceros la mitad de los encargos. Así lo apuntó el director de la planta de San Pablo y responsable del centro de entregas del A400M, Rafael Nogueras, que además precisó que el objetivo de entregas para este año se mantiene en trece aparatos, con posibilidad de alcanzar los diecisiete aviones, algo que dependerá del resultado de los ensayos en vuelo de cuatro aviones en los que se ha incorporado una nueva configuración con capacidades adicionales. Hasta la fecha se han entregado seis aviones a sumar otros tres para el Reino Unido a los que actualmente Airbus les está incorporando en Madrid un sistema de autodefensa contra misiles encargado por el cliente británico.

Sin querer entrar en detalle, Nogueras sí avanzó que Airbus confía en anunciar «pronto» un pedido en firme de este avión de transporte militar, que se convertiría en el primer encargo de la campaña de exportaciones de un programa que acumula 174 pedidos de las siete naciones lanzadoras.

Desde la llegada de la primera pieza hasta que toma forma el avión y se le someten a los ensayos en tierra y en vuelo pasan entre cinco y seis meses, apuntó Ricardo Rojas, responsable de Fabricación de Airbus Defence and Space, quien apuntó que las estructuras pasan en torno a nueve días laborables en cada una de las estaciones de ensa+mblaje –donde las alas se unen al cajón central o donde se montan los estabilizadores al fuselaje, entre otras fases– y la intención es rebajar ese periodo hasta los ocho días. Actualmente la FAL (Final Assembly Line) del A400M cuenta con 16 aviones en sus distintas fases. De los 3.000 trabajadores que cuenta el complejo de San Pablo, en torno a 1.200 integran la plantilla de Airbus DS y la mitad de ellos están centrados en el programa del A400M.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016