miércoles, 08 diciembre 2021
10:25
, última actualización
Entrevista

«El aceite español volverá a batir el récord de exportación la próxima campaña»

Rafael Pico Lapuente, Director General de ASOLIVA, nos cuenta los cambios que está teniendo el aceite de oliva como consecuencia del COVID-19 y la previsión de exportación

Carmen Osuna CarmenOsunaG /
29 nov 2020 / 05:00 h - Actualizado: 29 nov 2020 / 05:00 h.
"Mercados","Empresas","Industria","Comunicación","Google","Automóvil","Aceite de oliva","Inversión","Entrevista","UNESCO","Aranceles"
  • Rafael Pico Lapuente. / El Correo
    Rafael Pico Lapuente. / El Correo

¿Somos los españoles conscientes de la materia prima que tenemos y de su calidad? El aceite de nuestra tierra es un gran ejemplo de ello. Un mundo desconocido por un gran número de personas, pero mimado y estudiado por otro gran número de ellas que intentan sacar, por supuesto, la mejor versión de este fruto olivarero.

Olea Europaea, es el nombre científico del olivo. Símbolo de paz, sabiduría y armona, cada 26 de noviembre celebra su día mundial.

Son algunas las asociaciones que se dedican a la representación de nuestros aceites y muchas las empresas que forman parte de esas asociaciones y que se dedican tanto a la industria y elaboración, como a la exportación del aceite que, sin duda alguna, es importante por su calidad y por su necesidad a nivel mundial. Algo imprescindible para todos, la cura a una economía que se está viendo sacudida por unas circunstancias incontrolables.

ASOLIVA, es una asociación que fue constituida en 1977, pero que existe realmente desde 1928. Podríamos decir así, que la existencia del olivo y en consecuente, del aceite, se remonta a hace más de 2.000 años. En el caso de las empresas exportadoras actuales, “hay que saber que representan el 95% de la exportación española en envases de 5 litros para el consumidor final. Y en los graneles, tenemos una representatividad del 50% porque muchas empresas italianas vienen a comprar directamente a nuestro país” apunta Rafael Pico.

En este grupo de asociados donde cada uno tiene sus propios intereses, la lucha comercial queda aislada cuando llegan a las puertas de ASOLIVA. Como afirma Pico Lapuente, “olvidan sus diferencias y se ponen a trabajar todos juntos remando en la misma dirección, aunque luego cada uno tenga su propio mercado. Cuando vienen a la asociación, vienen con ánimo constructivo, un ánimo que beneficie a todas las empresas”

Aranceles

Desde la toma de posesión de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, la comunicación entre los diferentes países se ha visto afectada enormemente debido a sus medidas proteccionistas. Para contextualizar un poco, estamos hablando de una guerra comercial que tiene su origen en el sector aeronáutico y que afecta, indebidamente y desde octubre de 2018, al sector alimenticio y de bebidas, con unos aranceles del 25% en productos como el aceite de oliva.

Ahora, la victoria del demócrata John Biden en las últimas elecciones estadounidenses, parecen ayudar en cierto modo al sector alimenticio y de bebidas. Por su parte, Rafael Pico confía en poder llegar a otros acuerdos “aun así, no va a ser un camino fácil porque hay muchos temas abiertos entre EE. UU y la Unión Europea” afirma. Habla de asuntos como la Tasa Google, que no ayuda en nada. “Además, también está el acuerdo agrícola al que desde hace años, EE. UU quiere llegar con la UE, pero al que ella se niega por presentar muchos motivos perjudiciales. Los residuos fitosanitarios son un claro ejemplo”, comenta.

Además de estos problemas, Rafael Pico Lapuente habla de los aranceles al automóvil, acero y aluminio, que aun están pendientes, y de las relaciones que tiene con China, donde Europa sale perjudicada. Por su parte, “otra cosa importante, a mi juicio son los tiempos en los que nos movemos. El calendario ahora está en que el 2 de diciembre se designe a J. Biden como presidente; La toma de posesión y la jura no será hasta el 20 de enero en Washinton; y por consiguiente, la mesa de negociación no se podrá hacer, mínimo hasta marzo porque se tiene que formar el gobierno”.

Esto lleva a pensar que aun queden al menos 8 meses para cambiar la situación de los aranceles “El primer semestre de 2021, hay pocas opciones de que esta mesa negociadora llegue a algún acuerdo que suponga el cambio de esos aranceles. También hay que ser consciente de la lógica de negociaciones, es decir, sea quien sea el presidente estadounidense, este va a negociar según los intereses de su país, y en la U.E se va a negociar según los de Europa. En el fruto de esas negociaciones, esperamos que se eliminen los aranceles adicionales, pero eso no va a ser de la noche a la mañana” testifica Pico Lapuente.

Evolución industrial

Pese a las enormes trabas comerciales, España, como él mismo afirma, “es un modelo que se ha internacionalizado desde hace años y está en todos los mercados. La empresa española tiene sede aquí, pero filiales en muchos países como Marruecos, Túnez, Siria, Chile o Grecia. Esto quiere decir que España cuenta con una gran red comercial que le posibilita situarse como líder”

Probablemente, el cambio y evolución tecnológica haya tenido algo que ver en este éxito agrícola, algo que tiene que sumarse a la gran inversión del país por mejorar su industria.

La elaboración del aceite comenzó siendo cuanto menos precaria pero ha ido evolucionando época tras época. Podemos decir que al principio se bebía zumo de aceitunas y ahora tomamos oro hecho líquido

«El aceite español volverá a batir el récord de exportación la próxima campaña»
Elaboración Aceite 1- Fuente: Almazara S.Cristóbal

En España, es notable y evidente que, si algo ha evolucionado, eso ha sido la industria y así lo cree Rafael. “Una de las diferencias de por qué Italia fue y ya no es nada y por qué España no fue y lo es ahora todo, es porque Italia, ha gastado todas las ayudas que recibió y España, las ha invertido: El agricultor en tener una mayor extensión de olivares con unas mejores técnicas productivas y las almazaras, las han invertido en tener una mayor capacidad y técnica para producir Aceite de Oliva, al igual que las refinerías y envasadoras”. Para él, este éxito no es fruto de la casualidad, sino que tiene que ver con el trabajo generacional “desde el sector primario, hasta el sector exportador” puntúa.

El aceite es rico en variedad y, por tanto, en precio. Además, también varía su cultivo y formas de recolección.

«El aceite español volverá a batir el récord de exportación la próxima campaña»
Elaboración Aceite 2- Fuente: Almazara S.Cristóbal

Tipos de cultivo

En cuanto a su cultivo, elegido para una rentabilidad y cantidad determinada, podemos hablar del sistema tradicional (76%), caracterizado por la necesaria mano de obra y cuya producción es más cara ya que cuenta con un jornal humano. Por otro lado, encontramos el sistema intensivo (24%) y el superintensivo (2%). Ambos se asemejan por mecanizar la recolección del fruto. Sus diferencias, tienen que ver con la disposición y forma en la que los olivos se encuentran ubicados, así como por las máquinas que se utilizan para dicha recolección: Vibradores o paraguas en intensivo y cosechadoras en superintensivo.

«El aceite español volverá a batir el récord de exportación la próxima campaña»
Elaboración Aceite 3- Fuente: Almazara S.Cristóbal

Respecto a los precios, es cierto que probablemente sean bajos. Sin embargo, eso es algo a lo que obligan los altos aranceles España, por este motivo, ha tenido que exportar la mayor cantidad de aceite del que ha producido en otros países como Portugal. El stock ha llegado a ser insuficiente para la demanda que había. . Aun así, el precio del kilo de aceite de oliva se determina por numerosas variables, entre ellas, su variedad: A.O. Lampante, A.O Virgen o AOVE.

Previsiones futuras

Sin embargo, y contando con estos problemas a los que se le suman las actuales circunstancias provocadas por el COVID19, España tiene una previsión de producción importante para las próximas fechas. Pese a ello, y como apunta el propio Rafael, aún hay “algunos nubarrones en el horizonte”. Y es que este año, la recolección se está adelantando para no verse afectada por las posibles consecuencias del virus en invierno “aun así España, va a tener este año una producción bastante importante” asegura.

De hecho, y como se especifica en “Avances de superficies y producciones agrícolas. Septiembre 2020” del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la cifra ronda 1.680.000 toneladas, con un stock de enlace de 500.000 toneladas. “Tenemos mucho aceite y tendremos un mercado abundante. España volverá a batir el récord de exportación la próxima campaña. Vamos a tener calidad y cantidad”

Quizá el trabajo conjunto de agricultores y empresas exportadoras haya posicionado a España como máxima representación. Hablamos de un 50% de la producción mundial de Aceite de Oliva, una gran diferencia respecto al segundo país, Italia, que ha disminuido su producción en 1,5% respecto a 2019. Datos que marcan la diferencia y por la que nuestra agricultura puede sentirse orgullosa.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla