jueves, 24 septiembre 2020
18:07
, última actualización
Coronavirus

El Banco de España advierte de que la reconstrucción será «dolorosa»

«La prioridad serán los campos de la biología y la medicina, pero el conocimiento también necesita materia económica para abordar las consecuencias de la pandemia», declaró el gobernador de la institución

11 jul 2020 / 04:00 h - Actualizado: 11 jul 2020 / 04:00 h.
"Biología","Investigación","Medicina","Banco de España","Crisis","Formación","Política","Coyuntura","Reformas","Coronavirus"
  • Una mujer se aplica gel hidroalcohólico contra el coronavirus. / EFE
    Una mujer se aplica gel hidroalcohólico contra el coronavirus. / EFE

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha advertido este viernes de que el mundo tendrá que soportar un período de reconstrucción "doloroso" después de que este año las principales economías vayan a registrar los mayores descensos "en tiempos de paz".

La pandemia del coronavirus ha causado la pérdida de muchas vidas y ha afectado al sustento de millones de personas en todo el mundo, ha lamentado el gobernador en su discurso de clausura del curso académico del Centro de Estudios Monetarios y Financieros (CEMFI).

"Nuestras economías y nuestras sociedades han sufrido mucho", ha recordado, y ahora habrá que soportar un período de reconstrucción doloroso para el que considera que el conocimiento y el buen juicio serán esenciales.

La prioridad serán los campos de la biología y la medicina, pero el conocimiento también necesita materia económica para abordar las consecuencias de la pandemia, por lo que centros de formación como el CEMFI, considera, pueden ser fuente de ideas muy necesarias para la formulación de políticas.

Hernádez de Cos ha recordado que en su última comparecencia parlamentaria, en la comisión sobre la reconstrucción de España, ya dio su punto de vista sobre las prioridades estratégicas de política económica en la coyuntura actual.

Prioridades

Una de estas prioridades es la necesidad de mejorar la productividad, que en España crece por debajo de otros países desarrollados y es uno de los principales determinantes del bajo potencial de crecimiento de la economía.

En su opinión, resulta "bastante obvio" que aumentar la productividad requerirá una mejora del capital humano y tecnológico, lo que hará necesarias importantes reformas y admitir que la educación y la investigación son actividades altamente globalizadas.

Por eso aboga por fomentar centros de investigación internacionalmente competitivos, porque considera "inconcebible" que España pueda desempeñar un papel importante en la economía del conocimiento y, por lo tanto, mejorar su productividad y su dinámica de crecimiento sin este tipo de centros.

La llegada de la pandemia de COVID-19 interrumpió muchas actividades económicas y sociales, incluyendo la educación, pero aunque la sociedad no estaba preparada para pasar al teletrabajo de la noche a la mañana, la realidad ha sido que en muchos casos la transición fue "muy fluida".

Aún así ha querido señalar que no se debe olvidar que la suspensión de la actividad educativa puede tener un impacto adverso en el rendimiento académico de los estudiantes, particularmente en los hogares con ingresos más bajos y menos posibilidades de reemplazar el acceso físico a la educación.

En consecuencia, sostiene que un objetivo político en el futuro inmediato pasa por proporcionar al sistema educativo mecanismos que permitan a los estudiantes obtener las habilidades necesarias en caso de que la educación no sea presencial.

Además, la experiencia adquirida durante esta crisis será "valiosa" porque se ha experimentado con nuevas tecnologías para interactuar a un ritmo mucho más rápido del que se habría hecho de otra manera.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016