Menú
miércoles, 28 septiembre 2022

El Consistorio plantea vallar media Zona Franca para ‘salvar’ el proyecto

Espadas pide a Montoro acotar sólo la zona urbanizada para cumplir el plazo que fijó Hacienda

30 nov 2015 / 23:11 h - Actualizado: 01 dic 2015 / 13:42 h.
"Zona Franca","Juan Espadas","Cristóbal Montoro"
  • El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el foro organizado por la Cámara de Comercio de Sevilla, ayer. / Jose Manuel Vidal. (Efe)
    El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el foro organizado por la Cámara de Comercio de Sevilla, ayer. / Jose Manuel Vidal. (Efe)

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, defendió ayer en Sevilla, como ya hiciera el pasado mes de enero, que la Zona Franca es «una realidad», pero para que las empresas se instalen y gocen de los beneficios fiscales y aduaneros asociados a este recinto tienen que solventarse todavía bastantes obstáculos. Uno de ellos, el vallado. Otro, la financiación ordinaria de este consorcio.

El cerramiento de estas 72 hectáreas tiene que estar acabado antes del 31 de agosto de 2016, según marcó el propio Ministerio de Hacienda en una orden –tras conceder una primera prórroga–, pero el Ayuntamiento no tiene ni tiempo ni dinero. Por este motivo el alcalde, Juan Espadas, planteó ayer al ministro la posibilidad de vallar sólo la mitad del terreno, la zona ya urbanizada y en la que operan seis empresas: Jannone, TRH, CIL Torrecuéllar (Inabensa de Abengoa), Sevitrade, Reciclajes Navales e Hispalense de Líquidos.

Eso sí, sólo se destinará dinero del presupuesto municipal de 2016, se licitarán las obras y se acometerán si el Ministerio de Hacienda garantiza por escrito que es suficiente para que el proyecto siga adelante. Y, según fuentes municipales, Montoro pareció estar de acuerdo.

El ministro, en principio, mostró ayer «su mejor disposición» para dar «soporte normativo» a la propuesta de Espadas, un ajuste normativo y jurídico en la regulación que sustenta administrativamente la futura Zona Franca para construir una «primera fase» del cerramiento perimetral.

Según las fuentes consultadas, cuando el equipo del socialista Espadas llegó a la Alcaldía detectó que la partida para el vallado de la Zona Franca estaba «bloqueada desde marzo», así que solicitó una reunión con Montoro que no se ha producido hasta ayer.

Lo cierto es que ese «bloqueo» conlleva que ya sea prácticamente imposible acabar las obras en plazo. Ni siquiera estaba previsto que el trabajo saliera a concurso en 2015. Y tampoco estaban presupuestados los más de tres millones de euros que cuesta todo el vallado. Ahora, en cambio, Espadas plantea aislar la mitad del recinto (la que ya está urbanizada) y posponer la puesta a punto del resto del terreno, que requiere canalizaciones, cimentación específica, superar desniveles... Una complejidad técnica de la que ya avisó el anterior gobierno local del PP.

Además, el equipo de Espadas también apunta que está por resolver cómo se financiarán los gastos ordinarios del Consorcio de la zona Franca. Precisamente hoy Javier Landa, nuevo delegado especial del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en la Zona Franca de Sevilla, presentará un informe al comité ejecutivo del consorcio en el que desvelará detalles sobre la puesta en marcha de este órgano, desde la solicitud de personal realizada al Ministerio hasta las transmisiones de fondos ya recibidas.

Hay que recordar que la Zona Franca tiene una partida de 1,5 millones de euros incluida en los Presupuestos Generales del Estado de 2016 tras una enmienda del propio PP. El Ayuntamiento, por su parte, aporta el vallado y el Puerto de Sevilla, los 719.876 metros cuadrados en la zona portuaria de Torrecuéllar. La orden ministerial de constitución de la Zona Franca de 2013 recogía que el vallado tenía que estar listo antes del 30 de agosto de 2015, plazo que se prorrogó un año más.

TODO NO VA BIEN, «VA MEJORANDO»
El presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, quiso ayer cerrar el foro sobre política fiscal y Zona Franca de Sevilla tomando una frase del expresidente Aznar: «Todo va bien, ¿no, ministro?». «No, no, todo va mejorando», apostilló Montoro tras explicar su versión sobre la recuperación de la economía española.

EL RECINTO SE COSTEARÁ CON IMPUESTOS DE LAS EMPRESAS

El ministro Cristóbal Montoro anunció ayer en un foro organizado por la Cámara de Comercio de Sevilla que las empresas que se instalen en la nueva Zona Franca costearán los gastos del consorcio de este recinto a través del Impuesto de Sociedades, como ya se hace en las zonas francas de Vigo y Cádiz, atendiendo así la petición del Ayuntamiento, los empresarios y el propio Puerto de Sevilla. No obstante, será el próximo Gobierno central el que tenga que ejecutar esta medida, puesto que las empresas no podrán instalarse y beneficiarse del recinto hasta que esté vallado.

«Lo que tenemos que hacer es que a medida que las empresas empiecen a funcionar allí se refuerce el presupuesto de la Zona Franca de Sevilla a través de parte del Impuesto de Sociedades», remarcó el ministro, quien alabó la gestión del exalcalde Juan Ignacio Zoido. El llamado «recurso financiero» es una fórmula por la que el Consorcio de la Zona Franca cobraría parte del Impuesto de Sociedades que pagan las empresas y, con ello, obtendrían ingresos para el mantenimiento del recinto.

Montoro explicó que con esta medida se empleará la cantidad correspondiente al impuesto sobre Sociedades devengado de las actividades de la Zona Franca a «reforzar la financiación» de dicho espacio, para que «Sevilla tenga un motor de crecimiento y creación de empleo importante», aseveró el ministro, quien consideró «especialmente satisfactorio» terminar esta «difícil» legislatura «realizando lo que antes de que fuéramos Gobierno, central o municipal, nos comprometimos, esto es, que la Zona Franca fuera realidad», apostilló.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos