jueves, 22 octubre 2020
11:33
, última actualización

El poder nos vigila y lucha entre sí por dominar la Red, ¿adónde vamos?

El hecho de que mediante Internet y sus derivados las potencias traten de defenderse unas de otras y, de paso, nos vigilen, no debe asustarnos

04 oct 2020 / 04:30 h - Actualizado: 04 oct 2020 / 04:30 h.
"Crónicas empresariales"
  • El poder nos vigila y lucha entre sí por dominar la Red, ¿adónde vamos?

Ya no existe un mundo bipolar Estados Unidos-Unión Soviética, ahora tenemos un mundo multipolar que, sin embargo, se asienta sobre una sola idea: la economía de mercado, aunque no sea una concepción única. Se trata de una idea esencial de base que se presenta ante nosotros con variaciones, pero con un fondo común: el deseo de que unos poderes se impongan a otros, es la eterna sustancialidad de la historia de los seres humanos. Recordemos una de las bases esenciales de la sociobiología: como sostiene Edward Wilson, los humanos funcionan uniéndose en grupos que pugnan entre ellos y, en el interior de esos grupos, individuos alfa compiten también por el poder.

Los poderes pugnan contra los poderes, dentro de los poderes hay seres humanos combatiendo igualmente entre sí, y todos ellos, cada cual desde sus estrategias propias, siguen actuando sobre el ciudadano, al que le ofrecen satisfacciones a cambio de mantenerlo bajo su atenta mirada. No porque haya llegado la sociedad digital que permite empoderarse a cada uno ha desaparecido el control del Poder, muy al contrario, el Poder tiene hoy una tarea mucho más compleja que en otros momentos de la Historia y la está resolviendo por medio de una estrategia concreta: te ofrezco a ti, ciudadano, todo tipo de herramientas para tu comunicación y distracción pero a cambio te estoy mirando por la rendija de esas herramientas porque esa puerta y esa cerradura son mías y yo debo permanecer en mi puesto de poder todo el tiempo que me sea posible. Por tanto, mi dominio lo ejerzo gracias a tu pereza, a tu desinterés por ser ciudadano democrático de verdad, me aprovecho de que tiendes más a la emoción que a la razón y más al individualismo total que a la solidaridad entre la especie. Tú has nacido individual, pero yo te he reforzado esa naturaleza, en mi provecho.

Principales poderes mundiales y algunas de sus actuaciones sobre la ciudadanía

¿Cuáles son los principales focos de poder que en 2020 se pueden detectar en el mundo? Como dije al inicio de este texto, ya no habitamos en un mundo claramente bipolar como el de la Guerra Fría, que giraba en torno a la confrontación entre Estados Unidos (EEUU) y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Nuevas potencias han aparecido en escena tras el hundimiento de la URSS en 1991. En la actualidad –y de acuerdo con el siglo XXI que es el siglo de la Inteligencia Artificial (IA) y de las guerras digitales- giran en torno a la necesidad de controlar la tecnología como forma de confrontación. En este sentido, voy a ofrecer algunos datos sobre ellas.

USA: el inventor

Según Alfredo Jalife-Rahme en su texto La geopolítica de internet, vector de la hegemonía de EEUU, el simple hecho de que EEUU haya sido el inventor de internet mediante el proyecto militar DARPA del Pentágono le ha impregnado una singular hegemonía descomunal, pero que empieza a ser mermada por sus rivales cibernéticos: China y Rusia.

Ahora que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno -afirma Jalife-Rahme- entregó a sus verdugos en forma nada gloriosa al fundador de WikiLeaks, Julian Assange —de doble nacionalidad australiano-ecuatoriana—, se ha desencadenado un gran debate en el decadente Occidente ('whatever that means') sobre la libertad de expresión y su censura en la era cibernética dominada por las joyas tecnológicas de Silicon Valley del GAFAT (Google, Apple, Facebook, Amazon y Twitter) que irrumpen hasta en la intimidad del código genético de los valetudinarios ciudadanos”.

En 2017 Laurent Bloch estimaba:

· La posición estratégica central de EEUU en Internet hoy no tiene rival.

· Al tratar sobre la 'Topología del Ciberespionaje', Bloch enuncia que "para capturar los datos y las comunicaciones de todo el mundo, la ominosa NSA (Agencia de Seguridad Nacional) de EEUU no vaciló en obligar a los grandes operadores estadounidenses, que ahora se muerden los dedos, a proporcionarle los medios de acceso permanentes (sic) al tráfico de sus datos".

· La NSA colocó medios técnicos considerables para "conectarse sobre las fibras ópticas transoceánicas y para vigilarlas con la complicidad del GCHQ británico", lo cual queda facilitado por la "centralidad" del inmenso tráfico mundial de internet que transita por EEUU.

· Las revelaciones de Edward Snowden, entonces refugiado en Rusia, sobre el espionaje del ciberespacio por la NSA, sacudieron al planeta entero y dejaron atónitos a los mismos especialistas en ciberdefensa, que fueron superados en sus sospechas sobre la amplitud del dispositivo informático Prisma-Muscular.

· Las intersecciones de Muscular a las fibras ópticas transoceánicas irrumpieron en las redes privadas de Google y Yahoo!.

· De por sí la NSA "tiene acceso abierto en permanencia sin ninguna formalidad a los servidores de Google, Yahoo!, Microsorft, Apple, Dropbox, YouTube, Facebook y AOL" que son convertidos así en brazos armados "privados" del espionaje cibernético de EEUU al más alto nivel militar.

· EEUU ha empleado su panoplia tecnológica de ensueño en el ciberespacio para buscar y obtener informaciones económicas de sus rivales con el fin de beneficiar a sus trasnacionales, como es el caso de las célebres intercepciones de Echelon —que espiaron a México y a Canadá durante el añejo TLCAN; la competencia entre Boeing y Airbus para la venta de aviones a Arabia Saudí en 1994, etc.— y que cuenta con el apoyo "institucionalizado" del 'Office of Executive Support' del Departamento de Comercio de EEUU.

· A juicio del autor, en la era ciberindustrial, de manera similar a las potencias nucleares, existen las potencias ciberindustriales y las demás, que no lo son.

· Pese a que la hegemonía de los sitios anglófonos, "que publicaban más del 95% de las páginas web a finales de la década de 1990", ha mermado, todavía EEUU conservaba en 2015 su hegemonía mediante su control del 53,6% de la web mundial.

· El autor refiere en forma persuasiva que, para que la hegemonía militar/industrial perdure, requiere de un corolario ineludible: la 'hegemonía cultural', en el que EEUU se encuentra en el primer lugar con su industria audiovisual, que constituye uno de sus principales sectores de exportación, al unísono de la aeronáutica, la agroalimentación y la electrónica-informática.

· Laurent Bloch juzga que la distribución mundial de series de televisión y de películas de Hollywood erigen el modelo social-estadounidense en norma mundial, lo que le confiere a EEUU un poder blando ('soft power') considerable" con lo que ejerce una "enorme influencia sobre la evolución del mundo".

· ¿Quién podrá detener el 'orwellianismo' totalitario del Moloch cibernético estadounidense que busca controlar, cuando no deglutir, a los ciudadanos del mundo? Aclaremos que Moloch es un personaje de videojuego a la vez que el dios símbolo del fuego purificante, de la cultura canaanita. En definitiva, una criatura ficticia que cuando es real -como el animal del mismo nombre que habita en Australia-, suele inspirar repulsión.

Rusia: un Internet propio

Bajo el sugestivo título “Se acabó el dominio de Estados Unidos: Rusia proclama la 'independencia' de su internet” Denis Lukyanov escribe:

“Garantizar el funcionamiento seguro de internet en Rusia en caso de que surja una amenaza desde el extranjero: esta es la visión de los autores del proyecto, los senadores Andréi Klishás, Liudmila Bókova y el diputado Andréi Lugovoi. (...). Washington en cualquier momento puede obstaculizar el acceso a internet de otros países. En este sentido, Rusia necesita crear su propia infraestructura de servidores raíces. "La ley que fue propuesta por los senadores no solo supone la creación de la infraestructura del internet en la Federación de Rusia, sino también la producción del hardware. Vamos a invertir en el desarrollo de nuestro propio hardware con tal de construir la infraestructura necesaria para un internet soberano", declaró en un comentario a Sputnik el diputado de la Duma, Andréi Svintsov”.

China: el Escudo Dorado

El sistema de restricciones chino es mejor conocido como el Gran Cortafuegos chino, del inglés 'Great Chinese Firewall', que es una referencia a la Gran Muralla china, una estructura que durante siglos sirvió como un escudo impenetrable que protegía al gigante asiático de las invasiones. La nueva Gran Muralla, del siglo XXI, el Escudo Dorado, sirve a otro propósito: 'proteger' a la población china de las influencias negativas de internet y evitar que ciertos tipos de contenidos de la red global desconcierten a los usuarios del país asiático. Como resultado, hoy en día en China existe un sistema desarrollado de censura que se amplía cada año.

En septiembre de 2000, el Consejo de Estado chino aprobó dos reglamentos. El primer documento prohibió todos los materiales que pudieran hacer daño a los intereses nacionales, propagaran el odio étnico, difundieran información sobre sectas y publicaran rumores.

El segundo documento proclamó que los proveedores serían responsables de la difusión de dichos materiales y los obligó a guardar el historial de los sitios visitados por los usuarios. Si el proveedor encontraba cualquier información prohibida, tenía que restringir el acceso a ella e informar la policía local sobre el hecho.

El Escudo Dorado funciona sobre la base de varias tecnologías como el bloqueo y la filtración de la dirección IP, el bloqueo por el sistema de nombres de dominio (DNS) y el escaneo de los sitios web en busca de palabras clave prohibidas. Además, el Escudo Dorado puede ralentizar la velocidad de consultas DNS así como terminar la conexión si el tráfico resulta ser anormalmente intenso.

Una de las peculiaridades del funcionamiento del Escudo Dorado es el control sobre las conexiones troncales en la frontera entre China y otros países. El control está asegurado por el funcionamiento de varios cables de fibra óptica que pasan por tres nodos principales: Pekín-Qingdao-Tianjin, Shanghái y Cantón. Cada uno de ellos tiene instalados sistemas 'sniffers' —analizadores de paquetes— y servidores proxy que rastrean y luego duplican cada paquete de datos que entra y sale del país.

La información duplicada es analizada por los servidores del Escudo Dorado en busca de palabras clave en inglés. También comprueba si el sitio web está en la lista de los prohibidos. En caso de considerarlo necesario, el sistema finaliza la conexión.

Irán: buscando también su propia defensa online

La seguridad virtual es un requisito indispensable para cualquier país en el siglo XXI, especialmente para los más grandes. Al igual que Rusia y China, la República Islámica de Irán no quiere que éste se convierta en su talón de Aquiles y ya trabaja en garantizar el funcionamiento sostenible de su segmento de la red.

Las autoridades persas idearon en 2005 la creación de su propia intranet, llamada Red Nacional de Información de Irán (NIN o ININ, por sus siglas en inglés). La idea era ejercer un control lo más estrecho posible sobre internet. Teherán espera que su introducción ayude a reducir la dependencia del país de la red global y facilitar el acceso de los ciudadanos a servicios públicos online.

La interrelación poder-ciudadanos

El hecho de que mediante Internet y sus derivados las potencias traten de defenderse unas de otras y, de paso, nos vigilen, no debe asustarnos demasiado, sencillamente hay que cambiar el chip de lo que llamamos vida privada en lugar de seguir rasgándose las vestiduras y dejándose llevar por una especie de paranoia digital. Porque el Poder y el poder –el estructural y el coyuntural, ambos interactuando- tienen la obligación de vigilarnos, aunque sea de forma sutil, democrática, sonriente.

Le haré una pregunta al lector que se “obsesiona” por el hecho de que viva en un mundo de cámaras -ocultas o no- y otro tipo de elementos vigilantes: ¿qué haría él si fuera un elemento del Poder, con 60.000 o 70.000 millones de dólares o euros o libras -o más- de patrimonio? ¿Eliminaría el control social en nombre de una supuesta justicia, derechos humanos y bondad? Podría hacerlo, pero seguramente su “reinado” duraría poco porque los demás poderosos de su mismo lugar de nacimiento y de otras partes del planeta no lo harían y, por tanto, acabarían por vencerle. Ésta es la realidad y de ella hay que partir.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016