Menú
Impuestos

Gobierno y bancos se reúnen hoy por el impuesto al sector para recaudar 3.000 millones

La cita «al más alto nivel» será clave para que Calviño explique las razones que han llevado al Ejecutivo a anunciar la aplicación de este impuesto extraordinario y temporal a la banca

22 jul 2022 / 04:00 h - Actualizado: 22 jul 2022 / 04:00 h.
"Banca","Banco de España","Impuestos","Caixabank","Banco Santander","BBVA"
  • La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. EFE/ Fernando Villar
    La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. EFE/ Fernando Villar

Las patronales bancarias y los máximos representantes de las principales entidades financieras del país se reúnen este viernes con la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, tras la decisión del Ejecutivo de imponer un nuevo impuesto al sector.

Aunque la convocatoria oficial no se ha cursado aún, fuentes financieras han trasladado a Efe que la idea es que el encuentro tenga lugar el viernes 22 de julio y en él participen, además de las tres patronales bancarias -AEB, CECA y Unacc-, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y al menos los máximos ejecutivos del Banco Santander, BBVA, CaixaBank y el Banco Sabadell.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha confirmado que la cita será el viernes y que asistirán representantes de las patronales bancarias, el Banco de España y las principales entidades financieras.

La cita «al más alto nivel» será clave para que Calviño explique las razones que han llevado al Ejecutivo a anunciar la aplicación de un impuesto extraordinario a la banca con el que el Gobierno pretende recaudar 1.500 millones al año durante dos ejercicios.

Asimismo la reunión servirá para que el sector advierta a la vicepresidenta del Gobierno de las consecuencias que podría tener para la economía en su conjunto una medida de este tipo, ya que los bancos temen una ralentización del crédito y un empeoramiento de la situación económica.

En rueda de prensa tras la conferencia sectorial para la mejora regulatoria y el clima de negocios, Calviño ha explicado que el Ministerio de Hacienda «tiene una amplia experiencia en cómo articular este tipo de contribuciones de una manera que no sea repercutida sobre los ciudadanos».

«Más allá del diseño de la contribución, yo creo que todas las grandes empresas de nuestro país tienen un claro interés en este momento en arrimar el hombro y tratar de contribuir a que se pueda contener la inflación y garantizar un reparto justo del coste de la guerra», ha afirmado la vicepresidenta.

«Yo creo que cualquier empresa con responsabilidad social, y me consta que las entidades financieras de nuestro país tienen un fuerte compromiso público desde el punto de vista de la responsabilidad social, están interesadas en arrimar el hombro y contribuir a ese doble objetivo y por tanto no tiene sentido que haya un planteamiento en el que esta nueva medida se vea repercutida sobre los clientes y los ciudadanos en términos que puedan perjudicar los intereses generales», ha añadido.

Se prohibirá que repercuta en los ciudadanos

Sobre este tributo que el Gobierno prevé impulsar a través de una proposición de ley, el Ejecutivo ya ha adelantado que la norma que lo regulará incluirá la prohibición de que estos nuevos gravámenes se repercutan en los precios finales que soportan los ciudadanos.

Para ello, se va a dotar a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de todas las funciones para que vigile y aplique sanciones en caso de que alguna empresa se separe de la legalidad.

Pese a la escasa información sobre el detalle del mismo, el diario 'El País' publicó que el Ministerio de Hacienda estaría estudiando la opción de imponer un impuesto del 5% sobre las comisiones e intereses que carga la banca a los clientes, aunque se sigue trabajando y diseñando el tributo, por lo que no hay nada concretado.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos