lunes, 26 octubre 2020
11:20
, última actualización

Gonvarri se adelanta a Tecade y pide 180.000 metros en el astillero

El Puerto publica la petición de la firma vasca y negocia con la sevillana la ampliación que solicitó en octubre. El problema está en el reparto de las gradas

16 nov 2015 / 22:31 h - Actualizado: 16 nov 2015 / 23:20 h.
"Puerto de Sevilla"
  • Instalaciones de la empresa utrerana Tecade en el Puerto de Sevilla. / Pepo Herrera
    Instalaciones de la empresa utrerana Tecade en el Puerto de Sevilla. / Pepo Herrera

La sociedad Gestamp Wind Steel, de la que Gonvarri es filial, ha solicitado a la Autoridad Portuaria de Sevilla una concesión administrativa para ocupar 180.000 metros cuadrados en los polígonos de Torrecuéllar y Astilleros, para la fabricación y la expedición de estructuras metálicas y torres eólicas off shore, así como para la ejecución de nuevas instalaciones. Así reza en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado sábado. Con esta petición, la firma vasca Gonvarri se adelanta a la sevillana Tecade, quien pidió el 26 de octubre una ampliación de sus instalaciones en el Puerto para impulsar su actividad en este mismo campo.

Eso sí, el Puerto no publicó su solicitud (de menos metros que Gonvarri) y negocia la ubicación y la superficie. Tecade necesita dos gradas (ya tiene la número 3), por lo que pidió la 2 y la 1 en régimen de autorización para acometer, a partir del presente año, proyectos como la construcción de la estructura metálica del mayor puente de Montreal, así como también la 4 y 5 para otros proyectos. Así lo explicaron fuentes de la empresa sevillana que añadieron que la inversión dependerá de los metros que se concedan y que, en todo caso, «será para proyectos, maquinaria y talleres, no se invertirá en zona de acopios».

Tecade y Gonvarri, en un principio, iban a firmar una alianza empresarial, pero finalmente mantendrán por separado sus proyectos que, de esta forma, competirán codo con codo en el astillero del Puerto de Sevilla, quien garantiza «terreno para todos» y un trato «idéntico» al margen de intereses empresariales. Ayer mismo, el Puerto informó que la petición de Gonvarri será resuelta en el Consejo de Administración previsto para el primer trimestre de 2016.

La iniciativa industrial conjunta enfocada al suministro de grandes estructuras para proyectos como parques eólicos marinos incluso fue presentada por los responsables de la coalición Tecade-Gonvarri al consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta, José Sánchez Maldonado, y al alcalde de Sevilla, Juan Espadas. Sin embargo, ahora pugnan por obtener el mejor sitio en el astillero.

Por ahora, en el antiguo astillero opera Tecade, con una concesión hasta 2029 para explotar 9.500 metros cuadrados. Además, Astilleros del Guadalquivir (del dueño de Cotnsa, que gestiona el astillero de Huelva) ocupa 10.200 metros cuadrados dedicados, sobre todo, a la reparación de barcos, mientras que Ditecsa (radicada en Sevilla y dedicada a la ingeniería, instalación y mantenimiento de proyectos industriales) tiene desde el pasado 4 de noviembre 26.000 metros cuadrados para actividades de «diseño industrial, ingeniería, fabricación, ensamblaje y montaje de instalaciones industriales». Con la llegada de Gonvarri, esta compañía vasca se sitúa, con 180.000 metros cuadrados solicitados, como la más importante en extensión del astillero.

No en vano, la intención del nuevo presidente del Puerto, Manuel Gracia, es que en 2016 el astillero esté ocupado en un 80 por ciento, lo que supondría una nueva etapa para una zona portuaria que detuvo completamente su actividad el 31 de diciembre 2011 tras una larga agonía. Cerró tras casi 60 años de actividad y después de haber gozado de volúmenes de producción que, por ejemplo en los años 80, implicaban la contratación de hasta 5.000 personas.

Eso sí, ahora el enfoque del negocio ya no pasa por construir barcos, sino en convertirse en un centro tecnológico para aprovechar el boom inversor en energía eólica marina que habrá en los próximos cinco años en países como Reino Unido y Alemania. Por ahora, Tecade cuenta con dos factorías en Sevilla, una en Los Molares y otra en una de las gradas del Puerto de Sevilla, donde fabrica grandes piezas metálicas para el sector de las infraestructuras.

EL PROYECTO DE LA ESCLUSA LLEGA AL BOE DOCE AÑOS DESPUÉS

Doce años. Sólo doce años ha tardado el Puerto de Sevilla en publicar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la aprobación del proyecto de Nueva Esclusa y accesos. El BOE del pasado sábado informaba y hacía público que el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Sevilla en su sesión celebrada el 16 de diciembre de 2003 acordó aprobar este proyecto, con la inclusión en su Fase I de la nueva esclusa y su Declaración de Impacto Ambiental de fecha 26 de Septiembre de 2003, Boletín Oficial del Estado de 2 de octubre de 2003. Una obra, en el caso de la nueva esclusa, terminada hace años. ¿Y por qué ahora? Sencillamente porque la Unión Europea así se lo ha requerido al Puerto. «Por recomendación» y «siguiendo la directriz europea» se ha publicado ahora, respondían ayer desde la Autoridad Portuaria.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016