lunes, 01 marzo 2021
21:59
, última actualización

Grupo Cuman, ejemplo de renovación y vida

Francisco Guzmán, director de esta corporación inmobiliaria, aclara que el modelo de este sector no sólo se ha adaptado al medio sino que cuenta con liquidez suficiente para invertir tras la futura victoria ante el COVID-19

Manu Ojeda manuojedas /
21 ene 2021 / 17:30 h - Actualizado: 21 ene 2021 / 17:32 h.
"Empresas"
  • Grupo Cuman, ejemplo de renovación y vida

TAGS:

Todo lo que sube, baja. Y viceversa. No obstante, lo importante es siempre virar hacia la dirección correcta. Cuando esto sucede, lo bueno se vuelve mejor. Lo malo, se disipa. En este sentido, adaptarse al medio resulta ser una premisa indiscutible para sobrevivir. Más todavía si el aprendizaje es heredado y puesto en valor de una generación a otra. Ello, unido al sacrificio, la profesionalidad y la empatía, dirige hacia un consecuente y admirable éxito. Admirable cuando el equipo lo conforman 76 trabajadores. Admirable cuando éste se cuenta con los dedos de una mano. El trabajo bien hecho termina hablando por sí solo.

En este contexto se articulan los casi 30 años de existencia del Grupo Cuman. Su actual director gerente, Francisco Guzmán, cuenta a esta casa cómo una empresa inmobiliaria ha sido capaz de hacer frente a dos crisis, bien diferenciadas, en un mismo siglo y velar tanto por su supervivencia como por la de sus clientes.

Si hace unos años, Curro Guzmán (padre de Francisco y fundador de esta corporación) trabajó conjuntamente con Don Antonio Morera Vallejo, su hijo hace eco ahora en el periódico editado por el propio presidente del Grupo Empresarial Morera & Vallejo. En esta entrevista concedida a El Correo de Andalucía, Guzmán profundiza en la trayectoria de su empresa, informa de cómo se encuentra el sector inmobiliario actualmente, al mismo tiempo que expone los entresijos de su negocio, basados en el máximo rigor hacia su clientela.

Francisco Guzmán es licenciado en derecho y cuenta con una dilatada experiencia en la parcela retail del sector inmobiliario, dentro de la que ha sido director de expansión en Andalucía para LIDL; director para la zona sur de España para AKI Bricolaje (Grupo Leroy Merlin, Grupo ADEO); director de desarrollo, estudios de mercado, comercialización de Parques y Centros comerciales en Grupo Cuman e IKEA de Sevilla, Nostrum en Málaga, amén de otras labores en Zaragoza Puerto Venecia o Marruecos.

El recorrido del Grupo Cuman en España empieza en... Cuenta los inicios.

Grupo Cuman nace hace casi 30 años con un concepto de consultoría de intermediación inmobiliaria muy pilotada sobre la vivienda con capital andaluz. Es mi padre, Curro Guzmán, quien da lugar al nombre de la corporación “fusionando” nombre y apellido.

Progresivamente, a lo largo de los años, el modelo de negocio de la empresa va pivotando hacia la intermediación y la compra-venta de suelos. En 2007, llegamos a tener un equipo conformado por 76 empleados, trabajando en hasta cuatro líneas de negocio. Creamos Cuman Costa en Málaga, Vuman (para las viviendas usadas), Locales Cuman (focalizado en la comercialización de locales comerciales), Suman (orientada al tema de suelos).

Dentro del sector inmobiliario, nuestra estructura se diversifica fundamentalmente en cuatro departamentos: comercialización de locales y viviendas, tanto de entidades financieras como de promotores y particulares; división Retail, mediante la gestión integral de suelos y comercialización de parques comerciales; expansión nacional de empresas nacionales e internacionales de diversos sectores, tales como alimentación, electrodomésticos, deportes, restauración entidades financieras, etc; y Cuman Corporate Internacional, especializada en el asesoramiento y gestión integral para empresas nacionales en territorio extranjero, concretamente, en Tánger , Marruecos, donde al día de hoy disponemos de oficina y gestionamos una bolsa de suelo para más de 1.500 viviendas.

Dos crisis en los últimos 12 años. ¿Diferencias entre una y otra?

La primera fue mucho peor, indudablemente. La crisis económica de 2008 fue un desastre total para nuestra empresa. Arrasó por completa con el sector inmobiliario, el cual se encontraba de pleno en el ojo del huracán. Fue uno de los sectores que se contaminó principalmente. Promotoras, constructoras, consultoras y agentes de la propiedad inmobiliaria se devastaron por completo. De los 76 trabajadores que éramos entonces, nos quedamos cuatro personas de la familia que fundó la empresa.

No olvidemos que aquella fue una crisis financiera, pura y dura. Actualmente, estamos atravesando una crisis sanitaria que repercute en la economía pero no en la existencia de capital. Dinero hay, ahora, para invertir. El problema reside en la inactividad laboral que acecha y golpea a tantos sectores.

Grupo Cuman, ejemplo de renovación y vida

Sois pioneros en la implantación de Limehome en Sevilla. Cómo empezó vuestra implantación de este modelo en la ciudad.

Limehome es el segundo fondo más importante en apartamentos turísticos en Alemania y Austria. Su función principal es la explotación de dichos apartamentos en régimen de alquiler.

En España, muchos profesionales y particulares se habían especializado antes de la crisis en explotar apartamentos turísticos a través de plataformas como Airbnb. Con la llegada del COVID-19, prácticamente el 80% de este colectivo ha caído. Sólo ha podido sostenerse aquellos que tienen detrás un fondo importante de liquidez.

No es curioso ni descabellado que un fondo alemán como Limehome esté apostando por esta línea de negocio aquí en España. Ellos saben perfectamente que existe liquidez y que esta situación es esporádica y puntual, a fin de cuentas. Siguen invirtiendo porque saben que, tarde o temprano, se reactivará con éxito.

La inversión dentro de vuestro sector se encuentra en...

Sin duda en el sector hotelero y en locales prime o activos alquilados a cadenas de alimentación u otros operadores de valor seguro, como el deporte, cadenas de restauración internacional etc.... Es el que está actualmente muy demandado por los inversores. Todos mis clientes me piden hoteles porque son conscientes de que, a pesar de que ahora mismo la situación no sea boyante, dentro de dos años van a estar a tope. En cuanto la situación se reactive, en España habrá, indudablemente, una explosión de turismo. Los españoles estamos deseando salir a la calle. Por mucho que tengamos menos capacidad económica. Lo que tengamos, nos lo vamos a gastar en movernos. Lo estamos deseando, de hecho. Va en nuestro ADN.

Ahora mismo, afortunadamente, cuento con una cartera de inversores que quieren apostar por la explotación de hoteles y nichos de este tipo. Es un buen momento para invertir. Las empresas inversoras saben perfectamente que dentro de un año los precios se van a disparar en este sector.

Igualmente, no decrece el interés por la adquisición de aquellos activos /inmuebles/locales en zonas prime alquilados a operadores con recorrido y rentabilidad. Hoy día la alimentación se ha convertido en el caballo ganador y el valor refugio por la que casi todos los inversores quieren apostar.

Actualidad de vuestro sector...

Nosotros trabajamos, a día de hoy, fundamentalmente, en el sector retail pricipalmente. La mayoría de las empresas, a nivel de expansión, con las que trabajamos en esta línea están paralizadas. Destaca especialmente el sector de la alimentación, con el que no hemos interrumpido nuestro trabajo.

El sector retail, por su parte, está sufriendo una transformación que ya venía desde antes del virus. Los precios de los locales tienden a ajustarse y el sector “on line” ya venía afectando a la tienda física. La implantación necesaria actual del teletrabajo ha permitido que muchas empresas reconduzcan y modifiquen su forma de trabajo, dándole más importancia a la conectividad desde cualquier punto del mundo. Esto hace que no sea necesario el alquiler o compra de bienes inmuebles para oficinas o puntos de venta. La demanda, en este sentido, ha caído, por lo que el presupuesto destinado a este tipo de inversión también. Al no existir extrema necesidad en muchos sectores, el alquiler de los inmuebles para oficinas descenderá considerablemente. Sin darnos cuenta, el COVID-19 ha abierto a muchas empresas la puerta hacia esta transformación del modelo de negocio telemático.

Por su parte, si nos referimos al sector hotelero, con el que también trabajamos incisivamente, se puede decir que se encuentra en un momento muy proactivo, precisamente por todo lo que hemos comentado antes. Hay dinero y son conocedores de que se moverá en el momento en el que se reactive el turismo.

¿Qué éxitos empresariales consideras que has logrado hasta la fecha?

Para mí, nuestro éxito empresarial reside en los valores que impulsamos desde nuestra marca: constancia, empatía y honestidad. Son tres pilares que, a día de hoy, suponen el verdadero éxito de nuestra empresa y nos une a nuestros clientes.

Hemos abierto delegación en Málaga para apostar por la costa del Sol que sigue siendo la más demandada por nuestros operadores/clientes. En esta línea, nuestro propósito es seguir creciendo en éxito en cuanto a relaciones laborales. Queremos continuar creando oportunidades de negocio y mejorando los servicios y prestaciones a nuestros clientes, dejando claro que el beneficio de ellos es el nuestro. La prosperidad de todos nuestros clientes es la nuestra. Siempre trataremos de ofrecerles mejoras en sus comercios, así como asesoramientos orientados a inversiones que le reporten una rentabilidad óptima.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía