Menú

Industria y distribución solicitan medidas urgentes para frenar los incrementos de costes en la cadena alimentaria

La rebaja del IVA de los alimentos y de los costes energéticos, claves para invertir la espiral inflacionista

29 sep 2022 / 14:19 h - Actualizado: 29 sep 2022 / 14:20 h.
"Economía"
  • Industria y distribución solicitan medidas urgentes para frenar los incrementos de costes en la cadena alimentaria

TAGS:

La Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía (LANDALUZ) y la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería (CAEA) han celebrado en la mañana de hoy en Sevilla el X Foro de la Empresa Agroalimentaria y de la Distribución Comercial, bajo el título “Andalucía, una marca de valor añadido”, en el que los distintos eslabones de la cadena de valor alimentaria analizaron el complejo contexto actual y la espiral inflacionista que afecta a los canales de gran consumo.

El acto de apertura contó con la participación de la presidenta de CAEA, Virginia González Lucena; el presidente de LANDALUZ, Álvaro Guillén; la secretaria general de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Junta de Andalucía, Consolación Vera; y la directora general de Comercio de la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Cecilia Ortiz.

La presidenta de CAEA, Virginia González Lucena, indicó que la inflación “es un impuesto encubierto, que pagan los ciudadanos y consumidores, pero que también sufren las empresas que tienen que hacer frente a sus pagos a proveedores; nuestro sector está al límite y, por mucho que algunos se empeñen en hacer alusión a modo de mantra a los ‘márgenes empresariales’, nuestros márgenes están inscritos en el Registro Mercantil en la cuenta de resultados de nuestras empresas, y se sitúan entre el uno y el tres y pico por ciento, es decir, son escasísimos”. Asimismo, González Lucena apuntó las posibles soluciones a la crítica situación actual, “una bajada del IVA de los alimentos, dado que el IVA es un impuesto inflacionista y el estado está recaudando más a medida que se incrementan los precios; así como un precio de la energía sostenible para toda la cadena y, especialmente, para la distribución alimentaria, en el marco de un Plan de Contingencia Energética que incluya a nuestro sector, tanto a nivel nacional como autonómico”, concluyó la presidenta de CAEA.

Por su parte, el presidente de LANDALUZ, Álvaro Guillén, recalcó que “hoy más que nunca, en medio de una situación tan compleja, tenemos que poner en valor la importancia de la producción andaluza, no sólo por lo excelente de sus productos, sino también por todo lo que aporta económica y socialmente a Andalucía; necesitamos que todas las partes se dirijan hacia un mismo objetivo común que sea el freno de la subida de los costes de producción que están generando este incremento en el precio de la cesta de la compra y, por ello, demandamos a los distintos gobiernos con competencias que tomen las medidas necesarias para atajar esta situación y, más que demonizar al sector, se le otorgue el carácter de estratégico que tiene y que ha venido demostrando aún más si cabe en los últimos tiempos”.

Además, el presidente de LANDALUZ añadió que “el sector agroalimentario andaluz seguirá trabajando unido por ofrecer los mejores productos a todos los consumidores, demostrando que ha sabido adaptarse con resiliencia a estas circunstancias tan volátiles y complejas”.

Asimismo, la secretaria general de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Junta de Andalucía, Consolación Vera, ha resaltado “el liderazgo andaluz en la cadena agroalimentaria, la calidad de los productos andaluces y la necesidad de colaborar juntos todos los eslabones en un momento tan complicado como el que atravesamos”, apuntando como posibles soluciones “la rebaja del IVA de los alimentos y un precio de la energía y de la electricidad sostenible para todos”.

Por último, cerró el acto de apertura, la directora general de Comercio de la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Cecilia Ortiz, ha destacado el peso que tienen en la economía andaluza los sectores de la empresa agroalimentaria y de la distribución comercial, a los que ha trasladado “el respaldo del Gobierno andaluz para seguir trabajando juntos en las medidas más oportunas que le permitan afrontar el futuro con garantías, reivindicado su idiosincrasia y su papel social”.

La primera ponencia corrió a cargo de Enrique Porta y de José Antonio Gómez, socio responsable de Consumo y Distribución de KPMG en España y director de Auditoría de KPMG en Andalucía, respectivamente, quienes presentaron el VIII Estudio del Sector Agroalimentario de Andalucía. Este informe recoge los principales indicadores económicos y financieros del sector y su evolución reciente, que evidencia una situación sólida y una mejoría respecto a las cifras prepandemia en casi todos los parámetros. Asimismo, el estudio refleja los retos y perspectivas más relevantes de las empresas agroalimentarias andaluzas representadas en LANDALUZ. En palabras de Enrique Porta, “pese a la compleja coyuntura y la incertidumbre existente, las empresas agroalimentarias andaluzas piensan seguir creciendo y generando riqueza a través de palancas como la mejora de eficiencia, la internacionalización, la digitalización, la sostenibilidad, la salud o la seguridad alimentaria, apoyadas también por los fondos europeos y en especial por el PERTE Agroalimentario“.

La segunda ponencia “La marca Andalucía Sabe”, fue impartida por Luis Gómez de las Cortinas, director de Comunicación y Marketing de LANDALUZ, quien destacó que “los alimentos andaluces cuentan con un gran reconocimiento y valor en todo el mundo, pero es necesaria la colaboración entre todos los actores, productores, distribuidores, restauradores, para resaltar estos productos. De esta forma conseguiremos hacer una Andalucía más fuerte basada en uno de sus principales activos”.

Antonio Khalaf, director comercial de IRI Worldwide, expuso una presentación sobre las tendencias en el gran consumo en Andalucía, profundizando en los factores que están impactando en el gran consumo actual, en las diferencias entre el mercado de Andalucía y el resto de España en valor y demanda, apuntando “los 4 pilares del nuevo consumo de hoy en día “sostenibilidad, salud, conveniencia e indulgencia, como se muestra en la evolución de las categorías afectadas”.

Tras la pausa – café, se desarrolló la mesa redonda debate “Andalucía como valor añadido”, moderada por el director general de la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería (CAEA), Álvaro González Zafra, y con participación de representantes tanto de la industria como de la distribución alimentaria. Álvaro González apuntó que CAEA “posee una gran vocación por nuestra tierra, por los productos próximos, frescos y cercanos, y muestra de ello es la Campaña ‘Del súper a tu mesa con orgullo andaluz’ que llevamos a cabo el pasado año”.

Sara Llopis, directora técnica de Arrozúa, quiso poner en valor productos como el arroz, con un peso tan necesario para la economía andaluza, pero con un origen desconocido para el gran público. Así, destacó que Andalucía “concentra a casi el 40% de la superficie cultivada de arroz a nivel nacional con una producción de 350.000 toneladas, lo que supone el 42% de la producción nacional”.

La empresaria Raquel Ruiz Galán, directora general de Supermercados Ruiz Galán, indicó que su formato comercial “es el de supermercados de proximidad, de unos 400 metros cuadrados de sala de ventas, en la actualidad 28 supermercados y un cash, donde nuestros clientes encuentran todo lo que necesitan para llenar su compra, cerca de su casa y al mejor precio; cercanía, trato familiar, productos andaluces de primera maca y la especialización en frescos constituye nuestra principal propuesta de valor”.

Por su parte, Arsenio Jorreto, director general de CUDAL, empresa almeriense con tres centros mayoristas y 63 franquiciados ‘Supremo Supermercados’, de 250 metros aproximadamente repartidos por toda la provincia de Almería, aseguró que su empresa lleva a cabo una “clara apuesta por el comercio de proximidad incluso en localidades aisladas, anteponiendo la rentabilidad social a la puramente económica al contribuir a frenar la despoblación”. Asimismo, indicó que de los “300 proveedores activos con los que cuentan, un 35% son andaluces y el 50% de éstos de Almería, lo que representa el 25% de sus compras y aprovisionamientos, dato muy relevante reflejo de la apuesta de nuestra empresa por Andalucía”, concluyó Arsenio Jorreto.

Por último, Víctor Sánchez, director Ventas Sur de Lactalis Puleva, indicó que su Grupo “ha comprado 175 millones de litros en Andalucia durante 2021 a más de 200 ganaderías de la región, muchas de ellas certificadas con el sello Bienestar Animal Welfair, lo que demuestra el compromiso de Lactalis Puleva con Andalucía y con la salud de los consumidores, habiendo conseguido una disminución global del 45% de la cantidad de azúcar en sus productos”.

En la clausura, el presidente de Honor de CAEA, Manuel Barea, aseguró que el sector de la distribución comercial al que representa se caracteriza “por una enorme capacidad de adaptación ante las adversidades, y lo hemos demostrado sobradamente en los dos últimos años”. Asimismo, indicó que existen dos claves en la actualidad que pueden contribuir a salir de la crisis y se abordaron durante el Foro, “la necesaria colaboración entre todos los eslabones en la cadena alimentaria, para hacer una cadena cada vez más equilibrada y rentable para todos; y, en segundo lugar, la apuesta por Andalucía, una marca de valor añadido y de máximas garantías en el momento actual.

Tras el cierre tuvo lugar un cóctel de despedida para todos los asistentes.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos