viernes, 13 diciembre 2019
05:00
, última actualización

La venta de viviendas se recupera en Sevilla aunque a un ritmo más lento

Cambiaron de dueño 11.536 en la provincia, un 5% más, pero casi tres veces menos que antes de la crisis. En España, la compraventa de inmuebles se anota su primera subida desde 2007

10 feb 2016 / 21:17 h - Actualizado: 10 feb 2016 / 21:40 h.
  • La venta de vivienda se recupera lentamente en Sevilla. / José Manuel Cabello
    La venta de vivienda se recupera lentamente en Sevilla. / José Manuel Cabello

El pasado año se registraron en Sevilla un total de 22.460 transmisiones de viviendas (compraventa, herencias, donaciones o permutas), un 8,8 por ciento más que en 2014. Concretamente, se vendieron 11.536, un 5 por ciento más que el año anterior. Estos datos confirman la tendencia positiva del sector inmobiliario, pero también que la recuperación es lenta, más incluso que en Andalucía y España. En 2015 cambiaron de manos un 53,4 por ciento menos de viviendas que antes de la crisis, puesto que en 2007 el número de transmisiones registradas en la provincia fue de 48.221. Se vendieron un 64 por ciento menos que hace nueve años, cuando hubo 32.610 operaciones, casi el triple que en 2015.

Estos son los datos de la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que indican que en la provincia sevillana cambiaron de dueño un total de 41.819 fincas (entre rústicas y urbanas), un 5,2 por ciento más que en 2014. En 2007 la cifra fue de 92.752 fincas vendidas, más del doble que el pasado año, siendo el descenso de un 122 por ciento. Con todo, los agentes del sector son optimistas porque la tendencia anual es positiva.

Las estadísticas reflejan que en diciembre pasado en Sevilla se vendieron 1.785 viviendas, once más que en noviembre del pasado año y quince más si se compara con diciembre de 2014.

Pero no todos los datos son positivos. En total, el número de operaciones de compraventa en diciembre de 2015 fue de 2.998 (incluyendo fincas rústicas y urbanas), frente a las 3.336 de diciembre de 2014, un 10 por ciento menos.

En cuanto a la tipología de las viviendas, la mayoría de las transacciones son de pisos usados y libres. De las 11.536 viviendas que se vendieron en 2015, 1.733 eran nuevas (sólo un 15 por ciento), frente a las 9.803 que eran de segunda mano. Un total de 9.655 eran libres y sólo 1.881 de protección oficial, según la estadística del INE. Antes de la crisis, el número de pisos protegidos vendidos alcanzó los 5.059, mientras que los nuevos fueron 12.588. Unas cifras inalcanzables en la provincia tras la crisis económica que ha afectado de lleno al sector del ladrillo.

En cuanto a Andalucía, la compraventa aumentó un 10,6 por ciento durante 2015 tras intercambiarse un total de 70.739 inmuebles, según datos del INE, que precisa que a nivel nacional la compraventa de viviendas ha subido un 11,1 por ciento en 2015 con respecto al ejercicio anterior, hasta un total de 354.132 operaciones.

Andalucía fue la comunidad que encabezó el número de compraventa de viviendas en todo 2015. Sin embargo, las comunidades con más transmisiones por cada 100.000 habitantes fueron Comunidad Valenciana (1.322), Baleares (1.177), Canarias (1.099) y Andalucía, en cuarto lugar, con 1.074.

Así, las operaciones en España registraron su mayor cifra desde 2011. El mercado de segunda mano fue el impulsor de este crecimiento anual, el segundo que se produce después de que la compraventa de viviendas subiera un dos por ciento en 2014.

En el periodo de crisis, los peores años para las transacciones de vivienda fueron 2008 y 2009, en los que estas operaciones se desplomaron un 28,8 y un 25,1 por ciento, respectivamente. En 2011 y 2012, aún se registraban descensos de dos dígitos (del 18,1 y 11,5 por ciento), mientras que en 2013 la caída se moderó hasta el 1,9 por ciento por el fin de los beneficios fiscales para la adquisición de vivienda.

La compraventa de inmuebles pisó el acelerador en 2015 en un contexto de precios bajos, aunque los expertos creen que la corrección tocó suelo el año pasado y que irán subiendo de forma moderada.

El repunte de la compraventa de viviendas en 2015 se debió al crecimiento de las operaciones sobre pisos de segunda mano, que se dispararon un 37,2 por ciento, hasta 276.300 transacciones, su cifra más elevada desde 2007. Por el contrario, las operaciones sobre viviendas nuevas retrocedieron un 33,7 por ciento en 2015, hasta sumar 77.865, su volumen más bajo de la serie.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016