Agricultura

Las lluvias en Andalucía favorecen al trigo y girasol, con mayores beneficios

Mejoran las perspectivas del cereal e insuflan esperanza sobre posibles cambios a la dotación para regadíos

06 may 2022 / 15:43 h - Actualizado: 06 may 2022 / 15:50 h.
"Agricultura","Regadío","Asaja","Coag","Agua"
  • Campo de girasoles. / El Correo
    Campo de girasoles. / El Correo

Las lluvias registradas durante abril han mejorado las previsiones de los cultivos de cereal, especialmente trigo y girasol --este año con perspectivas de dar mayores beneficios-- en el campo andaluz, donde se espera ya las decisiones que puedan derivar de la próxima reunión de la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), para la que Asaja-A tiene esperanza de que haya eventuales aumentos de la dotación para regadíos, en tanto que COAG-A sostiene que pedirá una cantidad que permita "al menos salvar" los árboles de cultivos leñosos.

Así lo han expuesto este viernes en declaraciones a Europa Press el presidente de Asaja-A, Ricardo Serra, y el secretario de organización de COAG-A, Eduardo López, después de que esta semana el Informe Pluviométrico mensual de la CHG revelase que, en lo que se refiere al mes de abril, la precipitación media registrada en los embalses de la demarcación hidrográfica ha sido de 81 l/m2, un 25% superior al valor de la media histórica del mismo mes, que se sitúa en 65 l/m2.

Embalses

No obstante, en el acumulado del presente año hidrológico, las precipitaciones en los embalses de la cuenca están un 22% por debajo de la media establecida en los últimos 25 años. Un dato que hace pensar a Asaja y COAG que, aunque algunos cultivos sí se verán beneficiados por estas lluvias, en general la previsión sigue siendo peor con respecto al año pasado, aunque eso no supone que dentro de la gravedad no se puedan pensar en eventuales mejorías con respecto a la primera previsión de la CHG, realizada en febrero y que apuntaba a una dotación de 1.000 metros cúbicos por hectárea si persistía la ausencia de precipitaciones.

"Creo que se ha remediado bastante, llevábamos un enero y febrero duros para el campo, prácticamente sin lluvias. Se ha mejorado bastante, sobre todo de cara al verano en los cultivos de primavera, especialmente en secano, que digamos van circulando bastante bien. Otra cosa es el riego, porque a pesar de las lluvias, ha habido un incremento, pero no lo suficiente de la capacidad de agua embalsada y por lo tanto sigue siendo una situación bastante crítica para el riego", ha comentado Serra.

Con todo, desde Asaja-A muestran esperanza de cara a la próxima Comisión de Desembalse, prevista para este mes. "Todos estamos esperando a ver qué nos dicen. Imagino que habrá algo más de dotación, más que la vez anterior, pero desde luego distará muchísimo de ser un año ya no normal, por supuesto, sino incluso como el año pasado", ha apuntado, antes de insistir en que cree que "incrementarán algo".

Serra también ha apuntado que, de acuerdo con el dicho popular, "nunca llueve a gusto de todos" y el aumento de precipitaciones de los últimos días no ha venido tan bien a la recolección de la patata en Almería o en los cultivos de sandía, siendo los grandes beneficiados los cultivos extensivos como el trigo o el girasol, para el que "este año hay una esperanza de precio importante" a causa de la guerra en Ucrania, país exportador de este grano.

Por su parte, López ha remarcado que las lluvias caídas en los dos últimos meses "han aliviado sensiblemente" la situación del campo, "especialmente en lo que se refiere a pastos y cultivos leñosos, olivares, almendros y frutales, y también se ha visto muy mejorado los cultivos de cereal, que tendrán finalmente una campaña media razonable".

"Pero no hemos salido de la sequía hídrica", ha advertido, sobre todo en lo que se refiere a disponibilidad de agua para garantizar el regadío aunque "los embalses han mejorado". Desde COAG se ha recordado que ya el año pasado hubo reducciones en este apartado del 50% para cultivos de mayor dotación y de cerca de un 40% para leñosos, para los que pedirán en la próxima Comisión de Desembalse una dotación que permita "al menos salvar los árboles y en la medida de lo posible alcanzar los niveles de desembalse que tuvieron el año pasado".


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla